La historia detrás del día en que la Estatua de la Libertad “apareció” en Iztapalapa

En 1985 los vecinos de la demarcación fueron testigos de la cabeza y el brazo que sobresalían de un montículo de tierra localizado en las calles de Iztapalapa

Compartir
Compartir articulo
En 1985 los vecinos de la demarcación fueron testigos de la cabez y el brazo que sobresalían de un montículo de tierra localizado en las calles de Iztapalapa. (Archivo / Renzo Gostoli)
En 1985 los vecinos de la demarcación fueron testigos de la cabez y el brazo que sobresalían de un montículo de tierra localizado en las calles de Iztapalapa. (Archivo / Renzo Gostoli)

En un lejano 1985, la Estatua de la Libertad “apareció” en México, exactamente en la alcaldía Iztapalapa, Ciudad de México. La razón por la que este importante monumento arribó a tierras mexicanas, fue para el rodaje de la película Hollywoodense, Remo Williams: The Adventure Begins, (en español Remo, desarmado y peligroso). La trama giraba en torno a la historia de un policía de Nueva York que se desempeñaba como espía.

Fue dirigida por Guy Hamilton y protagonizada por Fred Ward, Joel Grey y Wilford Brimley.

Cabe señalar que lo que admiraron los vecinos de ese entonces en la demarcación Iztapalapa, no fue la estatua real, se trataba de una réplica de la cabeza y el brazo que fueron construidos en México. Para la escena de Estatua de la Libertad, las tomas en la réplica fueron intercaladas con imágenes grabadas en la verdadera estatua. Posiblemente el director tomó esta decisión, de replicar la obra ya que filmar en la original, pudo implicar trámites burocráticos, permisos y para reducir costos.

Se sabe que probablemente la “Estatua de la Libertad” fue instalada muy cerca de la calzada Ignacio Zaragoza, entre Guelatao y la Cabeza de Juárez; muy cerca de lo que hoy es el Parque Cuitláhuac. Por otro lado, el único registro fotográfico de la obra fueron las imágenes realizadas por el fotógrafo argentino Renzo Gostoli.

Réplica de la Estatua de la Libertad en Iztapalapa, Ciudad de México, 1985.
(Archivo)
Réplica de la Estatua de la Libertad en Iztapalapa, Ciudad de México, 1985. (Archivo)

El origen de la Estatua de la Libertad real

La Estatua de la Libertad original se localiza en la Isla de la Libertad en el puerto de Nueva York, EUA y actualmente es uno de los monumentos más reconocidos a nivel mundial.

El nombre completo de la obra es “La Libertad iluminando el mundo”, la diseñó el escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi, y su estructura interna la creó el ingeniero Gustave Eiffel. Fue un regalo por parte de Francia a Estados Unidos en 1886 como un símbolo de amistad y libertad.

La figura representa a una mujer que sostiene una antorcha en su mano derecha, elevada sobre su cabeza, y en la mano izquierda, tiene una tablilla inscrita con la fecha de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, que es el 4 de julio de 1776. Un detalle notable es la corona de siete puntas que porta en la cabeza, la cual representa los siete continentes y los siete mares, simbolizando la libertad universal.

La Estatua de la Libertad fue un obsequio de Francia para Estados Unidos. (Shutterstock)
La Estatua de la Libertad fue un obsequio de Francia para Estados Unidos. (Shutterstock)

Mide 93 metros, desde la base hasta la punta de la antorcha, la Estatua de la Libertad fue designada como Monumento Nacional de los Estados Unidos en 1924 y fue inscrita en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1984. Destaca no solo como una obra maestra de la ingeniería del siglo XIX sino también como un símbolo potente de ideales como la libertad, la esperanza y la oportunidad.