Quién era el jefe del Cártel de Sinaloa que envidiaba la fama de ‘El Chapo’ y ‘El Mayo’

A pesar de ser responsable de inmensos cargamentos de cocaína, este personaje no obtuvo el mismo reconocimiento que Guzmán y Zambada

Compartir
Compartir articulo
'El Mayo' Zambada y 'El Chapo' Guzmán. (Foto: Steve Allen)
'El Mayo' Zambada y 'El Chapo' Guzmán. (Foto: Steve Allen)

Durante la primera década de los 2000, el Cártel de Sinaloa se consolidó como una de las organizaciones criminales de mayor relevancia para las autoridades.

Su expansión por diversos estados y el apoyo que recibía de las autoridades para enfrentar a grupos antagónicos hizo de este cártel una amenaza para México y Estados Unidos.

Como principales líderes, esta estructura tenía en aquel entonces a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán —fugado del Penal de Puente Grande en enero de 2001— y a Ismael ‘El Mayo’ Zambada, cuyo reconocimiento a nivel internacional era motivo de envidia para otro importante jefe criminal, según una reciente entrevista publicada por el periodista Ioan Grillo.

Margarito Flores, quien junto con su hermano Pedro llegó a encabezar una de las células más relevantes del Cártel de Sinaloa para el tráfico de cocaína a Estados Unidos, charló con Ioan Grillo y recordó parte de su trayectoria criminal.

Los mellizos Margarito (izq.) y Pedro Flores (der.) fueron testigos clave en el juicio en contra de Joaquín "El Chapo" Guzmán. (Foto: Especial)
Los mellizos Margarito (izq.) y Pedro Flores (der.) fueron testigos clave en el juicio en contra de Joaquín "El Chapo" Guzmán. (Foto: Especial)

Durante la conversación, el extraficante nacido en Chicago reconoció que su relación con los mayores cabecillas del cártel tuvo múltiples tropiezos.

En 2005, por ejemplo, tuvo que viajar a la sierra para negociar directamente con ‘El Chapo’ la liberación de su hermano Pedro, ya que un grupo de sicarios lo había secuestrado.

“De todos los narcotraficantes con los que me he relacionado, él [’El Chapo’] era probablemente el más difícil”, señaló Margarito.

En ese entonces, ‘El Chapo’ era considerado por Estados Unidos como el dirigente supremo de la estructura delictiva. Sin embargo, las declaraciones de Margarito refieren que el personaje responsable de la mayor cantidad de cocaína enviada a dicho país era Arturo Beltrán Leyva, alias ‘El Barbas’.

Como parte de su colaboración con este sujeto, los gemelos Flores transfirieron alrededor de mil 800 millones de dólares en efectivo a México, provenientes de las ganancias por narcotráfico.

Arturo Beltrán Leyva era conocido también bajo el mote de 'El Botas Blancas' (Infobae)
Arturo Beltrán Leyva era conocido también bajo el mote de 'El Botas Blancas' (Infobae)

Al hablar de Beltrán Leyva, Margarito Flores lo describió como “un calculador” y “uno de los mejores hombres de negocios dentro del mundo del tráfico de drogas”.

Sin embargo, las aptitudes de ‘El Barbas’ para hacer cuentas y calcular sus millonarios ingresos se veían frecuentemente opacados por su carácter violento, pues tenía la reputación de ser un asesino e incluso de haber estado involucrado con actos de canibalismo, expone el periodista.

A pesar de su capacidad para mover toneladas de droga, ‘El Barbas’ no tenía la misma fama que ‘El Chapo’ y ‘El Mayo’ y eso le molestaba.

“Siempre se trata del legado. Para ellos [los capos], tú eres tu nombre. Cuando se trata de violencia no hay límites. [Arturo Beltrán Leyva] haría cosas para ponerles signos de exclamación”, aseguró Margarito Flores al sugerir que ‘El Barbas’ estaba dispuesto a todo para resaltar su nombre en el panorama delictivo.

Eventualmente, Arturo Beltrán Leyva se convertiría en el protagonista de uno de los hechos más violentos en la historia reciente del país. El 16 de diciembre de 2009, un grupo de sicarios se enfrentó durante casi cuatro horas a un comando de la Secretaría de Marina (Semar) que resultó en el asesinato del también conocido como ‘Botas Blancas’.

Las imágenes posteriores a la confrontación marcaron uno de los más sangrientos episodios de la mal llamada ‘guerra contra el narco’.