¿Qué pasaría en la CDMX si el Popocatépetl hace erupción?

“El Popo” es uno de los cinco volcanes activos en el mundo con mayores posibilidades de erupción en los próximos años

Compartir
Compartir articulo
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el Cenapred. FOTO: Archivo
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el Cenapred. FOTO: Archivo

El volcán Popocatépetl se mantiene activo y en los últimos días lanzó grandes fumarolas que coronaron el cielo de los estados aledaños y la Ciudad de México, por lo que entre los habitantes capitalinos persiste la incertidumbre sobre los efectos de una posible erupción.

Tras un par de siglos en calma, “Don Goyo” despertó en 1994 y desde entonces las exhalaciones fueron en aumento y en años recientes se registraron temblores volcanotectónicos e incluso llegó a arrojar material incandescente en junio de 2023.

Según especialistas de la Universidad de Manchester, “El Popo” es uno de los cinco volcanes activos en el mundo con mayores posibilidades de erupción en los próximos años. Sin embargo, se debe resaltar que no es posible predecir con exactitud una erupción volcánica y es preciso seguir las recomendaciones de Protección Civil.

El volcán está situado entre el Valle de México, Morelos y Puebla, y de acuerdo con el mapa de riesgos elaborado por el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) en conjunto con especialistas de la UNAM, para la Ciudad de México el mayor riesgo es la caída de ceniza.

Pobladores captaron una impresionante fumarola que exhaló Crédito: X/@DanielLlerandi

Las cenizas volcánicas son partículas de roca y cristales menores a 2 mm, como el grosor de la punta de un lápiz, que se generan en las erupciones explosivas.

Estas partículas pueden ocasionar incendios en zonas boscosas y pastizales, sobre todo si esto ocurre durante un periodo de sequía, como es el caso actual de la Ciudad de México.

Sin embargo, es imposible determinar la violencia de una posible erupción y la fuerza con que “Don Goyo” podría expulsar material piroclástico.

El espesor de los depósitos de ceniza y el área afectada dependerá de la magnitud de la erupción, así como la dirección del viento, pero el mapa de riesgos prevé que en la CDMX las alcaldías con mayor afectación serían Milpa Alta, xochimilco y Tláhuac.

La cDMX está a 72 kilómetros del volcán Popocatépetl. FOTO: Cenapred
La cDMX está a 72 kilómetros del volcán Popocatépetl. FOTO: Cenapred

En caso de que la dirección del viento lleve a la Ciudad de México las columnas de ceniza, la población podría resentir problemas en las vías respiratorias.

El Popo se localiza aproximadamente a 72 kilómetros al sureste de Ciudad de México, a 43 km de Puebla, a 63 km de Cuernavaca, y a 53 km de Tlaxcala.

El Cenapred señala que las erupciones grandes con columnas eruptivas entre 10 y 20 kilómetros son muy raras, y en la mayoría de los casos, no rebasan los 10 kilómetros.

Hasta hoy, las exhalaciones del Popo están conformadas por vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza.

El volcán hizo explosión durante la madrugada de hoy

La actividad del volcán varía en intensidad a lo largo del tiempo, pero se mantiene activo, con episodios de mayor o menor magnitud registrados de manera frecuente.

Desde hace años el semáforo se mantiene en amarillo y se ha recomendado a la población no aproximarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y en caso de lluvias fuertes, además es preciso alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro.

En el reporte del Cenapred correspondiente al 21 de febrero de 2024, se detectaron 67 exhalaciones, adicionalmente se identificaron 918 minutos de tremor de alta frecuencia y baja a muy baja amplitud; ambas manifestaciones volcánicas estuvieron acompañadas de vapor de agua, otros gases y ceniza.

En este periodo, el Centro Nacional de Comunicación y Operaciones de Protección Civil (Cenacom) reportó ligera caída de ceniza en los municipios de Hueyapan, Tetela del volcán y Jiutepec en Morelos.

Hasta este miércoles se observa una emisión continua de ligera ceniza, vapor de agua y gases volcánicos, con dispersión inicial hacia el suroeste virando al norte-noreste.