Por qué Colima es la ciudad más violenta del mundo y cómo se relaciona con el narco

La capital colimense se ha convertido en un punto estratégico para los grupos criminales que operan en la región

Compartir
Compartir articulo
Colima fue la ciudad más violenta del mundo en el 2023. (Anayeli Tapia /Infobae)
Colima fue la ciudad más violenta del mundo en el 2023. (Anayeli Tapia /Infobae)

Por segundo año consecutivo, la capital del estado de Colima fue calificada como la ciudad más violenta del mundo dentro del ranking del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal.

Con una tasa de 140 homicidios por cada 100 mil habitantes, esta ciudad de apenas 668.2 kilómetros cuadrados se posicionó por encima de Ciudad Obregón, Sonora, y Zamora, Michoacán.

Para entender los motivos detrás de la escalada de violencia en la capital colimense es necesario remontarse, por lo menos, al año 2016.

En esa época, al estado de Colima llegó César Rafael Vázquez Pérez, alias ‘Comandante Fierro’, un emisario de Ismael ‘El Mayo’ Zambada que tenía la encomienda de coordinar las operaciones del Cártel de Sinaloa en la entidad y establecer una ruta de acceso para disputar los territorios controlados por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

'El Comandante Fierro' era el jefe de plaza del Cártel de Sinaloa en Colima. (Especial)
'El Comandante Fierro' era el jefe de plaza del Cártel de Sinaloa en Colima. (Especial)

‘El Comandante Fierro’ había logrado establecerse en ciudades como Zapopan (Jalisco), Manzanillo y Tecomán (Colima), lo que inició una confrontación directa con la gente de Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’.

Para septiembre de 2017, cuando Vázquez Pérez fue detenido, Colima se había convertido en un escenario repleto de masacres. Los servicios forenses se vieron rebasados ante la imparable oleada de violencia.

Al cabo de un par de años, la situación únicamente empeoró. Acorde con información compartida por el periodista Héctor de Mauleón, el CJNG se había establecido como la organización dominante en Colima para 2019, pero dos de sus principales liderazgos en ese entonces iniciaron una disputa.

Por un lado estaba José Bernabé Brizuela, alias ‘La Vaca’ o ‘La Bestia’, y por el otro estaban los hermanos Jarquín Jarquín: Aldrin Miguel, alias ‘El Chaparrito’, y José, alias ‘El R-32′.

Como resultado de esto, ‘La Vaca’ creó su propio grupo criminal con la intención de desplazar al CJNG: Los Mezcales, también llamado el Cártel Independiente de Colima.

'La Vaca', fundador de Los Mezcales, fue capturado en 2022.
'La Vaca', fundador de Los Mezcales, fue capturado en 2022.

Uno de los episodios más violentos que ha dejado la confrontación entre ambos grupos ocurrió el 25 de enero de 2022, cuando un motín dentro del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Colima dejó un saldo de nueve muertos y siete heridos.

‘La Vaca’ fue capturado en agosto de 2022 y el segundo al mando de Los Mezcales, Carlos Miguel alias ‘El Abulón’, fue arrestado en junio de 2023. Según los reportes disponibles, una de las figuras de mayor relevancia para este grupo que estaría en libertad sería Blanca Elizabeth Brizuela Meraz, alias ‘La Paloma’, hermana de ‘La Vaca’.

En cuanto al CJNG, se presume que tiene entre sus mayores dirigentes en Colima a los hermanos Jarquín Jarquín, a José Juan Torruco Ramos, alias ‘El Padre’ o ‘El Apa’, y a Julio Alberto Castillo Rodríguez, alias ‘El Chorro’, casado con Jessica Johana Oseguera González, hija de ‘El Mencho’.

Por parte del Cártel de Sinaloa, mantiene su presencia bajo el liderazgo de Rafael Guadalupe Félix Núñez, alias ‘Changuito Ántrax’, incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en agosto de 2023 por su aparente responsabilidad en el tráfico de drogas al estado de California.

Las pugnas entre diversas estructuras delictivas están enmarcadas en un cambio de prioridades para el crimen organizado. El Índice de Paz México 2023 detalla que en los últimos años, los cárteles comenzaron a interesarse más por las drogas sintéticas que por los narcóticos de origen vegetal, lo cual ha sido evidente en los crecientes operativos de la Secretaría de la Marina (Semar) que han resultado en decomisos de toneladas de precursores químicos en el puerto de Manzanillo, punto clave para la entrada de sustancias originarias de Asia.