En las entrañas de Mitla: así estudia INAH el subsuelo de la ciudad zapoteca

El Instituto Nacional de Antropología e Historia busca revelar los secretos de la gran urbe prehispánica

Compartir
Compartir articulo
El Instituto Nacional de Antropología e Historia busca revelar los secretos de Mitla (Foto: INAH)
El Instituto Nacional de Antropología e Historia busca revelar los secretos de Mitla (Foto: INAH)

En los Valles Centrales de Oaxaca se encuentra Mitla, una ciudad prehispánica que a la llegada de los españoles era un importante eje comercial a nivel regional.

Conocida también como “la ciudad de los muertos”, por su traducción del náhuatl al español o como “casa de tumbas” fue el centro del poder político y religioso de los zapotecos antes de la colonización.

En su época de apogeo posiblemente fue habitada por hasta 10 mil 500 personas.

Se trata de una gran urbe con impresionante arquitectura que destaca por sus edificios simétricos ornamentados por grecas y por las tumbas cruciformes bajo palacios.

Mitla fue junto a Teotihuacan uno de los primeros asentamientos prehispánicos explorados en el campo de la arqueología en México. Aún así son muchos los secretos que guarda.

El INAH y la UNAM descifraron la temporalidad de algunas zonas de Mitla (Foto: INAH)
El INAH y la UNAM descifraron la temporalidad de algunas zonas de Mitla (Foto: INAH)

En este contexto, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), exploran el subsuelo de la ciudad zapoteca.

Para la primera etapa de estudio los expertos utilizaron un radar de penetración terrestre (GPR, por sus siglas en inglés) y recurrieron a tomografías de resistividad eléctrica (TRE) y de interferometría de ruido sísmico ambiental (TIRSA).

Con base en una primera exploración en patios, habitaciones y banquetas de los grupos del Calvario, del Arroyo y del Sur, los especialistas del INAH y de la Máxima Casa de Estudios pudieron descifrar la antigüedad de algunas áreas de la ciudad prehispánica y qué construcciones hubo ahí cientos de años atrás.

Entre los descubrimientos destaca que el Grupo del Sur fue identificado como el más antiguo de Mitla (200-800 d.C.).

Fue desde este punto que la ciudad se expandió hacia Calvario y El Arroyo, seguido de los grupos de las Columnas y de la Iglesia.

Mitla fue el centro de poder político de los zapotecas 

Foto: Sectur
Mitla fue el centro de poder político de los zapotecas Foto: Sectur

El equipo mediante técnicas geofísicas también pudo comprobar que los grupos El Calvario y El Arroyo son de la misma temporalidad.

Un hallazgo que resalta también está relacionado con el Grupo del Adobe. De acuerdo con el INAH, en esta plaza hay cuatro montículos con núcleos de barro, uno de los cuales sostuvo el principal templo del conjunto prehispánico que luego fue sustituido por una capilla católica en el siglo XVII.

Además de aportar detalles sobre Mitla, este estudio permitió identificar puntos que requieren pronta atención para su conservación.

La riqueza cultural de San Pablo Villa de Mitla

En la actualidad en lo que fue la ciudad prehispánica zapoteca se encuentra San Pablo Villa de Mitla, pueblo mágico con atractivos como el árbol del Tule, las cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla, la ex hacienda La Asunción de Xaagá y Hierve el Agua.

El pueblo destaca también por su amplia oferta gastronómica, que incluye moles amarillo, negro, rojo y verde, hígado con huevo y sagueza, por mencionar algunos platillos.

Del lado de las bebidas resaltan el agua de chilacayote, atole de maíz y de panela, chocolate con agua, chocolate-atole, tejate, tepache y mezcal, esta última preparada en “cremitas”, que son una mezcla con crema de naranja, coco, café, limón o nanche.

Un imperdible más son sus artesanías, tales como telares de lanzadera y pedal, hamacas, jorongos, manteles, sarapes, tapetes, collares, gargantillas, pulseras, bolsas, chales, fajas y gabanes.