Autoridades de Puebla advierten sobre el consumo de carne contaminada proveniente de otro estado

El gobierno municipal de Tlacuilotepec identificó que el problema podría originarse debido al uso de pollinaza en la alimentación del ganado

Compartir
Compartir articulo
La carne contaminada podría ser el resultado del uso de un sustituto de proteína en el ganado. (Imagen Ilustrativa Infobae).
La carne contaminada podría ser el resultado del uso de un sustituto de proteína en el ganado. (Imagen Ilustrativa Infobae).

Las autoridades del municipio de Tlacuilotepec, Puebla, han emitido una alerta sobre la detección de “carne contaminada” en establecimientos comerciales dentro del estado, especificando que estos productos cárnicos, provenientes de otro estado, carecen de los necesarios certificados de salud y permisos de transporte. Este anuncio se produjo luego de preocupaciones surgidas por la mortalidad de ganado en la región, ligada al consumo de pollinaza.

El uso de alimentos contaminantes en la cadena alimenticia representa una amenaza tanto para la sanidad animal como para la seguridad alimentaria de los consumidores. Este incidente resalta la necesidad de una regulación más estricta y controles más rigurosos en el sector agropecuario para prevenir futuros riesgos de salud pública.

¿De dónde viene la carne que Puebla recomienda evitar?

La carne que podría estar contaminada acaparó la atención de el Gobierno Municipal de Tlacuilotepec, tras reportarse las muerte de ganado bovino en el estado de Hidalgo. La razón detrás de estos hecho se atribuye al uso de un alimento llamado pollinaza, destinado a los animales de granja, que ha tenido repercusiones negativas para la salud del ganado en ocasiones anteriores.

El uso de pollinaza es poco recomendado por diferentes instancias. El Gobierno Municipal de Tlacuilotepec emitió una recomendación ante la muerte del ganado en Hidalgo. (FB Gobierno Municipal de Tlacuilotepec).
El uso de pollinaza es poco recomendado por diferentes instancias. El Gobierno Municipal de Tlacuilotepec emitió una recomendación ante la muerte del ganado en Hidalgo. (FB Gobierno Municipal de Tlacuilotepec).

La preocupación por el uso de este sustituto de proteína como alimento para el ganado, se ha intensificado tras la declaración del Ayuntamiento de Tlacuilotepec, que señala la importancia de adherirse a las normativas sanitarias en la producción y venta de carne. La pollinaza, compuesta por excrementos de aves de corral mezclados con materiales como aserrín y paja, se ha popularizado como recurso alimenticio para bovinos, pese a las recomendaciones en contra por parte de organismos como la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP). Estos organismos argumentan que el producto puede contener sustancias perjudiciales, como restos de medicamentos y una alta concentración de cobre.

Según la SAGARPA, el contenido de pollinaza en la dieta del ganado debería limitarse a un máximo del 15%, mientras que en la región se reportan cifras que oscilan entre el 30 y el 50%. Esta sobrealimentación representa un riesgo significativo para la salud de los animales, lo que ha aumentando la presencia de agentes patógenos. Además, se ha emitido aclaraciones sobre videos circulando en línea que mostraban ganado muriendo, asegurando que estas imágenes no son actuales ni corresponden al contexto nacional.

El uso de alimentos contaminantes en la cadena alimenticia representa una amenaza tanto para la sanidad animal como para la seguridad alimentaria de los consumidores. Este incidente subraya la necesidad de una regulación más estricta y controles más rigurosos en el sector agropecuario para prevenir futuros riesgos de salud pública.

Síntomas de una intoxicación alimentaria según la CDC

La intoxicación alimentaria grave es una preocupación de salud pública. Según los Centros de Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el problema requiere atención inmediata, en especial cuando se presentan los siguientes síntomas:

  • Diarrea con sangre.
  • Fiebre por encima de los 38,9°C.
  • Episodios prolongados de diarrea que se extienden más allá de tres días.
Los síntomas más comunes de intoxicación incluyen fiebre, náuseas y vómitos. (Getty Images).
Los síntomas más comunes de intoxicación incluyen fiebre, náuseas y vómitos. (Getty Images).
  • Vómitos incesantes que impiden la retención de líquidos y señales de deshidratación
  • Sequedad en la boca y garganta.
  • Mareos al levantarse y producción mínima de orina.