¿Cuál es el callejón de la CDMX considerado como el más hermoso de todos?

Esta pequeña calle es admirada por su belleza a nivel urbanístico

Compartir
Compartir articulo
Hay un callejón cerca del Zócalo que vale la pena visitar 


Foto: Getty Images
Hay un callejón cerca del Zócalo que vale la pena visitar Foto: Getty Images

La Ciudad de México es una de las metrópolis más importantes de Latinoamérica y el mundo. Su grandeza radica en la riqueza histórica, cultural y arquitectónica que posee. Estas cualidades la han convertido en un destino turístico muy importante.

A pesar de que México es conocido por sus hermosas playas paradisíacas, la capital del país también es un lugar que los extranjeros gustan de visitar. Y es que sus calles, avenidas y rincones tiene mucho que ofrecer y por ello capta el interés de las personas.

Sus increíbles avenidas como Paseo de la Reforma o las calles del Centro Histórico son motivo de conversación y estudio por los entusiastas de la arquitectura, especialmente porque, de hecho, la CDMX es rica en ese rubro. Y aunque a veces no se habla mucho del tema, también los callejones de la capital tienen su historia y su atractivo.

Aquí te contamos todo acerca de un callejón de la ciudad que tiene muchos elementos que lo vuelven muy especial, para que la próxima vez que estés cerca no dudes en visitarlo para empaparte de su historia y sus atractivos.

Emiliano Zapata, el callejón más bonito del Centro Histórico

La CDMX es hermosa a nivel arquitectónico 
Foto:
Google Maps
La CDMX es hermosa a nivel arquitectónico Foto: Google Maps

En el corazón del Centro Histórico, muy cerca del icónico Zócalo Capitalino, se encuentra un paso peatonal que cautiva por su belleza y lo que hay en él.

El tramo que nos interesa es el que está entre las calles Jesús María y Margil. El arquitecto Gustavo Rivera, cuenta a Infobae México, que toda esa zona es muy interesante urbanísticamente, especialmente el cruce con La Santísima. Además, hay gran presencia de arte mural por todo el lugar.

A lo largo de esa zona de Emiliano Zapata se puede ver una importante presencia de arquitectura del siglo pasado, en muchos de sus estilos, que es una de los grandes atractivos que hacen grande a la ciudad, especialmente el templo de la Santísima Trinidad.

La CDMX es hermosa a nivel arquitectónico 
Foto:
Wikimedia/Bohao Zhao
La CDMX es hermosa a nivel arquitectónico Foto: Wikimedia/Bohao Zhao

Esta edificación, atribuida a Ildefonso de Iniesta Bejarano y edificada entre 1755-1783, se ha consolidado como un hito arquitectónico y espiritual, hospedando originalmente un hospital destinado al cuidado de los sacerdotes seculares convalecientes del arzobispado.

La arquitectura del templo de la Santísima Trinidad incorpora elementos característicos del estilo barroco estípite, como se observa en la portada principal, la portada lateral, el campanario y un nicho con estampa, todos adornados con pilastras llamadas estípites que reflejan la época de su construcción .

Aunque mucho del esplendor interior se ha perdido con el tiempo, aún permanecen esculturas y pinturas valiosas dispersas por la vasta nave del recinto, testigos mudos del antiguo esplendor que caracterizaba a esta importante institución religiosa.

El valor arquitectónico del Centro Histórico

El Centro Histórico de CDMX guarda muchos secretos
Crédito: X @argentoenmexico
El Centro Histórico de CDMX guarda muchos secretos Crédito: X @argentoenmexico

El Centro Histórico de la Ciudad de México fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, reconociendo su valor universal excepcional como testimonio de las culturas prehispánicas, coloniales y modernas. La conservación de estos monumentos y edificios es fundamental para mantener la conexión viva con el pasado histórico y cultural de México.

La arquitectura colonial en el Centro Histórico de la Ciudad de México se caracteriza por la diversidad y riqueza de sus edificios, que datan principalmente de los siglos XVI al XIX. Este patrimonio arquitectónico brinda un testimonio visual de la historia y la mezcla cultural de la región, reflejando la fusión entre las tradiciones indígenas precolombinas y los estilos traídos por los españoles durante la colonización.

Uno de los ejemplos más destacados es la Catedral Metropolitana de México, ubicada en la Plaza de la Constitución o Zócalo. Iniciada en el siglo XVI y concluida en el XVII, la Catedral es un monumento emblemático que muestra la transición del estilo renacentista al barroco y neoclásico.