Este es el plan de la Cofepris para frenar el tráfico de fentanilo

Implementarán códigos QR para rastrear los lotes de fentanilo legal en México; organización advierte que prohibición sólo generará más violencia

Compartir
Compartir articulo
Detalle de un tubo de ensayo de laboratorio con una muestra del opioide sintético fentanilo, estudiado por la Dirección de Antinárcoticos de Colombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas
Detalle de un tubo de ensayo de laboratorio con una muestra del opioide sintético fentanilo, estudiado por la Dirección de Antinárcoticos de Colombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) respaldó la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para la prohibición del uso de precursores químicos en la elaboración de drogas sintéticas como las metanfetaminas y el fentanilo; además, lanzó una estrategia de seis pasos para evitar que el crimen organizado se haga de dichas sustancias.

Conviene recordar que entre el paquete de reformas anunciado por el titular del Ejecutivo Federal se incluyó una adición al artículo quinto constitucional para prohibir la producción, distribución y enajenación de cigarrillos electrónicos y precursores químicos.

En este sentido, Alejandro Svarch, titular de la Cofepris, detalló que la reforma del Presidente también contempla una serie de pasos para extender el control de las autoridades de salud a las sustancias químicas que suelen utilizar los cárteles de la droga para la fabricación de fentanilo.

“Los precursores químicos son sustancias que se denominan duales porque su propósito puede ser lícito o ilícito (...) Lo clave y lo estratégico de esta reforma es que garantiza que el precursor no se desvíe de su fin a favor de la salud.”

Para garantizar que no se desvíen, Svarch apuntó una serie de seis pasos a seguir por las dependencias de salud y seguridad desde la llegada de dichas sustancias a México:

  • Creación del precursor químico
  • Digitalización de éste y generación de un Código QR
  • Producción del químico
  • Seguimiento nacional multiubicación (controlando el traspado entre almacenes y generación de inventarios)
  • Distribución
  • Entrega del producto final

A pesar del discurso oficial respecto a que en México no se produce fentanilo -los propios reportes de la Sedena dan cuenta de lo contrario- el Gobierno de México mantiene su lucha conjunta con Estados Unidos para frenar el tráfico del opioide y “esta propuesta engloba la estrategia del Estado Mexicano para el control de los precursores químicos; contaremos con un ecosistema operativo y ahora jurídico a nivel de nuestra Carta Magna”, señaló el titular de la Cofepris previo a una reunión con el Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken.

AFP
AFP

Prohibición de fentanilo desatará más violencia

Para la organización a favor de los derechos humanos Elementa DDHH, la reforma constitucional planteada por el presidente López Obrador para prohibir el uso de fentanilo provocará una ola de violencia aún mayor a la que ya se vive en la mayoría del territorio nacional.

Recalcaron que bajo el pretexto de proteger el derecho a la salud de las personas el Gobierno Federal apostará por una iniciativa con “enfoques punitivos y represivos que no sólo son ineficaces, también generan consecuencias perjudiciales para la sociedad”.

Elementa DDHH recordó que 2024 es un año electoral tanto en México como en Estados Unidos y que la iniciativa para reformar los artículos 4, 5 y 19 de la Constitución coincide con la presión de la administración de Joe Biden a López Obrador para frenar el tráfico a través de la frontera norte.

Enfatizaron en que el principal pilar del narcotráfico es la cadena de corrupción que logran a través de pactos con autoridades y gobiernos; por lo que apostar por la prohibición constitucional no debilitará el mercado y sí generará más redes de corrupción y más violencia por la guerra que desatarán los cárteles para controlar esos nuevos pactos criminales.

Otro de los factores negativos serán las detenciones arbitrarias y el hostigamiento de las autoridades hacia los usuarios de fentanilo, tal como ocurre con otras drogas, sentenciaron.