Ceci Flores y Colectivo Madres Buscadoras de Sonora hacen oficial descubrimiento de 19 fosas clandestinas

La operación de búsqueda inició la noche del viernes, cuando el colectivo identificó inicialmente cuatro fosas en la zona

Compartir
Compartir articulo
El total de las fosas se incrementó a 19 después de una inspección más grande, revelando la presencia de restos humanos pertenecientes a, al menos, tres mujeres. (Luis Torres)
El total de las fosas se incrementó a 19 después de una inspección más grande, revelando la presencia de restos humanos pertenecientes a, al menos, tres mujeres. (Luis Torres)

Madres Buscadoras de Sonora, un colectivo dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas, anunció el descubrimiento de 19 fosas clandestinas con restos humanos en la playa del Choyudo, ubicada cerca de la costa del Mar de Cortés, en el municipio de Hermosillo, Sonora.

La revelación se hizo pública a través de las redes sociales de la líder del colectivo, Cecilia Flores, quien atribuyó el hallazgo a una llamada anónima que alertó sobre la presencia de numerosos cuerpos enterrados en el lugar.

La operación de búsqueda inició la noche del viernes, cuando el colectivo identificó inicialmente cuatro fosas en la zona. Sin embargo, debido a la falta de luz natural, se decidió suspender la exploración hasta el sábado por la mañana, momento en el que regresaron con un equipo y la colaboración de las autoridades para realizar una inspección más detallada.

Debido a la falta de luz natural, se decidió suspender la exploración hasta el sábado por la mañana. (@CeciPatriciaF)
Debido a la falta de luz natural, se decidió suspender la exploración hasta el sábado por la mañana. (@CeciPatriciaF)

Primeras búsquedas en la zona

En las primeras fosas descubiertas, se identificaron los restos de una pareja, presumiblemente un hombre y una mujer, basándose en las características de la vestimenta y la morfología craneal.

En otras fosas, se presume la presencia de al menos dos mujeres, determinado por las características capilares. Cecilia Flores, en un video compartido en redes sociales, describió el lugar como un “panteón clandestino”.

“Encontramos 19 fosas con por lo menos 30 cuerpos… Suplico a los grupos criminales que pacten la paz. No sigan con esta guerra donde gana el que más lastima… No se cuantas generaciones falten para sanar tanto dolor; la herencia de nuestros niños es la tragedia de crecer sin padres”.

Posterior a ello, el total de las fosas se incrementó a 19 después de una inspección más grande, revelando la presencia de restos humanos pertenecientes a, al menos, tres mujeres.

En las primeras fosas descubiertas, se identificaron los restos de una pareja, presumiblemente un hombre y una mujer.  (@CeciPatriciaF)
En las primeras fosas descubiertas, se identificaron los restos de una pareja, presumiblemente un hombre y una mujer. (@CeciPatriciaF)

El lugar del descubrimiento se encuentra en una playa situada a 100 kilómetros de la capital de Sonora, una región de difícil acceso que se encuentra entre campos agrícolas, acuícolas y el árido desierto.

Historia de una Madre

Cecilia Flores, quien también busca a sus hijos desaparecidos, Marco Antonio Sauceda Rocha y Alejandro Guadalupe Islas Flores, ha liderado el colectivo Madres Buscadoras de Sonora durante más de siete años.

Durante este tiempo, ha emprendido búsquedas en diversas regiones de México, en particular en Sonora, donde ha logrado encontrar más de 2,000 cuerpos, enfrentándose a autoridades y grupos criminales en el proceso.

Ceci Flores, quien en 2023 fue reconocida entre las 100 mujeres más influyentes del mundo por la BBC de Londres, ha enfrentado retos en su búsqueda.

Cecilia Flores ha recibido amenazas desde hace dos años. (X/@CeciPatriciaF)
Cecilia Flores ha recibido amenazas desde hace dos años. (X/@CeciPatriciaF)

Su enfrentamiento directo con las autoridades y los grupos del crimen organizado ha sido una constante en su labor, la cual ha sido reconocida tanto a nivel nacional como internacional.

Además de su lucha en terreno, Ceci Flores ha plasmado sus experiencias en el libro “Madre Buscadora. Crónica de la desesperación”, donde narra los motivos que la llevaron a levantar la voz junto a sus compañeras y reflexiona sobre el dolor de las interminables búsquedas. El libro también destaca su enfrentamiento contra la impunidad que rodea las desapariciones en México.