Decomisan arsenal en Cereso de Chihuahua; había granadas y rifles de asalto

Una vez más hallan armas y artículos prohibidos dentro del Cereso 3 de Chihuahua, el mismo donde a principios de año hubo un motín que terminó en la muerte de 17 personas y 30 reos fugados

Compartir
Compartir articulo
Foto: @SSPE Chihuahua / Decomiso de armas dentro del Cereso de Ciudad Juárez
Foto: @SSPE Chihuahua / Decomiso de armas dentro del Cereso de Ciudad Juárez

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) de Chihuahua encontró un arsenal al interior del Centro de Readaptación Social (Cereso 3) en Ciudad Juárez.

Lo anterior, dijo la dependencia en un comunicado, se dio luego de trabajos de inteligencia que permitieron tener conocimiento del material bélico que los reos poseían, así como los presuntos sitios por donde ingresaron al Cereso de Chihuahua y dónde los reclusos los mantenían escondidos de los custodios.

Tras un fuerte operativo que realizó la SSPE durante la tarde de este miércoles informó que se decomisaron dos granadas de fragmentación, dos armas cortas y un rifle de asalto que estaban escondidos en un hoyo que los reclusos hicieron en la pared de una de las celdas.

Gilberto Loya Chávez, titular de la SSPE, informó que mantendrán los operativos en el interior del penal de manera periódica y sin previo aviso con la intención de impedir que los reos tengan acceso a armas u objetos que pongan en peligro la integridad de los demás reclusos y del personal del Cereso 3 de Chihuahua.

Aunque no se informó como es que las armas llegaron a las manos de los reos, indicó que personal de la Fiscalía General de Justicia (FGE) realizará las pruebas periciales correspondientes para determinar el origen del arsenal y se castigue a los responsables de introducirlos al penal y a los presos que hicieron el escondite en la celda.

Foto: @SSPE Chihuahua / Decomiso de armas dentro del Cereso de Ciudad Juárez
Foto: @SSPE Chihuahua / Decomiso de armas dentro del Cereso de Ciudad Juárez

Cereso de Chihuahua en manos de los reos

A principios de 2023 un operativo sorpresa en las instalaciones del Cereso de Ciudad Juárez terminó con el decomiso de casi tres mil objetos prohibidos en manos de los reclusos.

Entre los objetos asegurados se encontraron electrodomésticos, pantallas, bocinas, instrumentos musicales, artículos religiosos y un toro mecánico instalado en una de las áreas comunes del penal.

El operativo ocurrió el 6 de febrero, sólo un mes después del ataque al Cereso y la fuga masiva de reos durante el pasado 1 de enero y que terminó con la muerte de 17 personas, entre ellas 10 guardias de seguridad.

En ese entonces la gobernadora Maria Eugenia Campos precisó que sería la SSPE quien tomaría el control del Cereso 3 de Chihuahua luego de que durante la administración de Javier Corral Jurado y el primer año de su administración su seguridad era labor de la FGJ.

Fue uno de los sujetos que se fugó del Cereso 3 de Chihuahua a inicios de año  
(Foto: Fiscalía de Durango)
Fue uno de los sujetos que se fugó del Cereso 3 de Chihuahua a inicios de año (Foto: Fiscalía de Durango)

La Fuga del Cereso de Chihuahua

Al iniciar el año 30 reos lograron escapar del penal de Ciudad Juárez luego de un motín presuntamente orquestado por Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, alias “El Neto”, y quien murió en un enfrentamiento con las autoridades que buscaban recapturarlo.

Desde la trágica madrugada del 31 de diciembre de 2022 en el Cereso 3 de Chihuahua, 21 reos han sido recapturados, seis murieron antes de poder reingresarlos a la cárcel y tres más siguen en calidad de prófugos de la justicia.

El último reo recapturado fue identificado como Francisco Lucio J.H, alias “El Pompín”, considerado junto con “El Neto” como uno de los líderes de Los Mexicles y calificado como objetivo prioritario para las autoridades de Durango y Chihuahua.

A “El Pompín” lo ubicó personal de la Fiscalía de Durango, de donde es originario, en octubre pasado y de inmediato le cumplimentaron cuatro órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio calificado, secuestro agravado e inhumación clandestina, homicidio calificado y homicidio con penalidad agravada y privación ilegal de la libertad.

Tras su arresto, a “El Pompín” lo regresaron al Cereso 3 de Chihuahua, donde se presume sigue controlando las actividades criminales de Los Mexicles, un grupo de pandilleros deportados de Estados Unidos y que se dedicaban al robo de autos hasta que El Chapo Guzmán los reclutó cuando estalló la guerra entre los cárteles de Sinaloa y Juárez.