Así eran las FEDA, las ‘Fuerzas Especiales de Arturo Beltrán Leyva’ al servicio del Cártel de Sinaloa

El grupo perteneciente a ‘El Barbas’ trabajó al servicio de ‘El Chapo’ hasta 2008, año en que ambos grupos se declararon la guerra

Compartir
Compartir articulo
Guzmán Loera y Arturo Beltrán Leyva llevaron una buena relación hasta 2008. (Foto: Reuters/Archivo)
Guzmán Loera y Arturo Beltrán Leyva llevaron una buena relación hasta 2008. (Foto: Reuters/Archivo)

La historia entre Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán y Arturo Beltrán Leyva, alias ‘El Barbas’, va más allá de la guerra que se declararon en 2008. Ambos narcotraficantes no sólo compartían la misma cuna de nacimiento ―Badiraguato, Sinaloa―, sino que también iniciaron en el negocio de las drogas trabajando para Amado Carrillo Fuentes en algún punto de los 90. Ese hecho fue clave para que, años más tarde, trabajaron lado a lado; aunque uno de ellos bajo el mando de otro.

De acuerdo con varias versiones, durante la época en la que estuvieron al mando de El Señor de los Cielos, los hermanos Beltrán Leyva (Arturo, Alfredo, Carlos y Héctor) apenas eran conocidos. Comenzaron, al igual que ‘El Chapo’, siendo miembros del nivel más bajo del Cártel de Guadalajara y el Cártel de Juárez; de ésta última su labor fue ser sicarios y transportistas.

Sin embargo, cuando el Cártel de Sinaloa vio la luz formalmente y comenzó a ganar fuerza en los años 2000, los hermanos Beltrán Leyva también experimentaron un impulso en su trayectoria criminal toda vez que fueron incluidos en la organización en ese entonces liderada por Ismael ‘El Mayo’ Zambada, Juan José Esparragoza Moreno ―alias ‘El Azul’― y el mismo Guzmán Loera.

Los máximos representantes del Cártel de Sinaloa: 'El Mayo' y 'El Chapo'. (Foto: Steve Allen)
Los máximos representantes del Cártel de Sinaloa: 'El Mayo' y 'El Chapo'. (Foto: Steve Allen)

Los reportes refieren que, cuando ‘El Chapo’ se fugó del penal de máxima seguridad Puente Grande, ubicado en Jalisco, regresó al negocio de las drogas con un sinfín de aliados y conexiones dentro del gobierno, lo que lo convirtió rápidamente en uno de los narcotraficantes con más poder.

Derivado de su antigua relación, Guzmán y ‘El Mayo’ dieron la bienvenida a los Beltrán Leyva, aunque eran más cercanos al primero.

Versiones apuntan que ‘El Chapo’ ordenó al ‘Barbas’, el mayor de ellos, crear un equipo de seguridad para hacer frente a sus rivales. Fue así como nacieron las Fuerzas Especiales de Arturo (FEDA), misma que, durante muchos años, estuvo al servicio del Cártel de Sinaloa.

¿Qué hacían las FEDA y cómo fueron descubiertas por las autoridades?

La fundación Insight Crime refiere que las FEDA trabajaron bajo el mando directo de Arturo Beltrán Leyva en beneficio del Cártel de Sinaloa. De manera autónoma, los hermanos contrataron a diferentes criminales y conformaron dicho equipo de seguridad.

A través de diferentes células criminales y aliados, el Cártel de Sinaloa se enfrentó a sus rivales. A la par, la Organización de los Beltrán Leyva (OBL) continuaba disfrutando del aumento de su poder. Según reportes consultados por el medio ya citado, para 2005, ya operaban en 11 estados: Guerrero, Morelos, Chiapas, Querétaro, Jalisco, Quintana Roo, Tamaulipas, Nuevo León, el Estado de México y la Ciudad de México.

Sin embargo, todo cambió en 2008. Tras la detención de Alfredo Beltrán Leyva, su hermano Arturo acusó de traición a ‘El Chapo’ y aseguró que el otrora narcotraficante lo había entregado a las autoridades, por lo que no dudaron en declararle la guerra.

La guerra que desató la captura de Alfredo Beltrán Leyva. (Foto: Infobae México)
La guerra que desató la captura de Alfredo Beltrán Leyva. (Foto: Infobae México)

El conflicto entre ambos grupos, aunque breve, fue letal para ambos bandos. Por su parte, ‘El Chapo’ sufrió la pérdida de su hijo Édgar, mientras que los Beltrán Leyva fueron cayendo poco a poco. En diciembre de 2009, la Marina puso fin a la vida de ‘El Barbas’ y, con ello, se presume que a las FEDA.

En cuanto a la fecha en que éstas fuerzas especiales fueron descubiertas por las autoridades, se desconoce. Sin embargo, un hecho que confirmó su existencia fue la detención de 11 presuntos sicarios que trabajaban para Arturo Beltrán en enero de 2008.

La caída de los miembros de las FEDA se registró en la capital del país. Junto a ellos, fueron localizadas distintas armas, 30 granadas, ametralladoras, materiales para procesar drogas y chalecos antibalas con las iniciales del grupo.