Acapulco enfrenta mega desafío de limpieza tras la aparición de más de 700 yates varados por Otis

Los trabajadores encargados de las labores de limpieza y rescate estiman pérdidas millonarias en dólares

Compartir
Compartir articulo
Las autoridades de Capitanía de Puerto proporcionan cifras donde se contabilizan alrededor de 700 embarcaciones. (AP Foto/Marco Ugarte)
Las autoridades de Capitanía de Puerto proporcionan cifras donde se contabilizan alrededor de 700 embarcaciones. (AP Foto/Marco Ugarte)

A más de un mes de la incursión del Huracán “Otis” en Acapulco, específicamente en la zona de playa Manzanillo, la costa enfrenta un desafío en la recuperación de su flota marítima. El impacto refleja en la escena numerosas embarcaciones de recreo y pesca, muchas de las cuales yacen destrozadas, volviéndose de esta manera basura que debe ser eliminada, durante el proceso de reconstrucción.

Las autoridades de Capitanía de Puerto proporcionan cifras donde se contabilizan alrededor de 700 embarcaciones, algunas exhiben daños significativos, elevándose al umbral de ser consideradas pérdida total.

Empleados de yates, como Armando Estrada Figueroa, revelan la magnitud de las pérdidas al señalar que ciertos yates, valorados entre tres y cinco millones de dólares, ahora enfrentan una depreciación considerable, considerando criterios como tamaño, maquinaria y lujo.

Los trabajadores encargados de las labores de limpieza y rescate estiman pérdidas millonarias en dólares, añadiendo un componente económico significativo a la tragedia.. Algunas de estas embarcaciones se encuentran varadas en la arena, otras sobre rocas y piedras en la orilla de la playa. La recuperación de estas embarcaciones se presenta como un desafío de limpieza muy grande.

Fotografía aérea de una zona afectada por el paso del huracán Otis, el 24 de noviembre de 2023, en Acapulco, estado de Guerrero (México). EFE/David Guzmán
Fotografía aérea de una zona afectada por el paso del huracán Otis, el 24 de noviembre de 2023, en Acapulco, estado de Guerrero (México). EFE/David Guzmán

Van por reconstrucción

Las labores de limpieza en Acapulco se intensifican en respuesta a las necesidades de la comunidad, pues hasta noviembre de 2023, se ha abordado una extensión de 65.4 kilómetros lineales con la recolección de desechos, destacando avances en zonas críticas como Renacimiento y Zapata.

La supervisión de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda resalta un progreso del 90 por ciento en la avenida Costera Las Palmas, mientras que colaboradores realizan operaciones de limpieza en calles y avenidas con la participación de 237 vehículos.

No obstante, a pesar de estos esfuerzos, la necesidad de un plan de limpieza y rescate en las playas de Acapulco persiste. La gobernadora se compromete a respaldar a la presidenta municipal para coordinar esfuerzos y busca la colaboración de la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico para contratar prestadores de servicios turísticos y dar continuidad a las labores en los condominios afectados.

La seguridad en Acapulco también ocupa un lugar importante, y se implementan medidas significativas en este sentido. El presidente Andrés Manuel López Obrador anuncia un plan integral que incluye la distribución de 10 mil elementos de la Guardia Nacional y la construcción de 38 instalaciones para fortalecer la seguridad en la ciudad.

La reconstrucción no está exenta de riesgos de seguridad, pues expertos advierten sobre la posibilidad de que grupos delictivos locales se aprovechen de la situación. REUTERS/Quetzalli Nicte-Ha
La reconstrucción no está exenta de riesgos de seguridad, pues expertos advierten sobre la posibilidad de que grupos delictivos locales se aprovechen de la situación. REUTERS/Quetzalli Nicte-Ha

En paralelo, se presentó la primera etapa del Plan General de Reconstrucción y Apoyo a la Población Afectada en Acapulco y Coyuca de Benítez por el Huracán “Otis”. Con una inversión de 61,313 millones de pesos, este plan busca reconstruir el puerto y proporcionar apoyo económico a los hogares afectados, con montos que varían entre 35,000 y 60,000 pesos, dependiendo del nivel de daño.

Sin embargo, la reconstrucción no está exenta de riesgos de seguridad, pues expertos advierten sobre la posibilidad de que grupos delictivos locales se aprovechen de la situación para obtener control indebido sobre los recursos destinados a la reconstrucción.