“Mi papá Javi mató a mi mamá”: familia de Victoria Arreola busca sentencia histórica para su feminicida

Victoria Arreola se convirtió en una de las más de 900 mujeres asesinadas en México en 2022; más de 4 mil 600 feminicidios bajo la actual administración federal

Compartir
Compartir articulo
Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola
Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola

“Mi papá Javi le apuntó con la pistola a mi mamá”. Estas fueron las palabras de un menor de cuatro años que tuvo que ver como Javier Antonio “J” -su padrastro- asesinó a su madre Victoria Arreola, una de las 44 mujeres víctimas de feminicidio en Chiapas durante el año 2022.

La mañana del 21 de septiembre policías estatales y agentes de la Fiscalía General de Justicia de (FGJ) de Chiapas encontraron el cuerpo de Victoria Arreola junto a un auto marca Jetta color blanco con placas DNS731B; en el vehículo estaban sus dos hijos, de cuatro y un año y seis meses; junto a ellos el presunto feminicida -para efectos legales- que intentó hacer pasar el hecho como “un asalto”.

Los hijos de Victoria Arreola aún lloraban cuando la policía llegó a la escena del crimen y “papá Javi” se dolía de un balazo que los “asaltantes” le habrían dado en una pierna; mientras el cuerpo de la víctima estaba junto a la carretera que conecta los municipios de Arriaga y Tonalá, Chiapas.

Javier Antonio “J”, alias “El Kachy”, -exmaestro de secundaria- pronto cayó en contradicciones y no pudo sostener la teoría del supuesto asalto; pero fueron las palabras de su hijastro las que terminaron con inculparlo.

“Papá Javi mató a mi mamá”. El pequeño contó a los oficiales que Victoria y su presunto feminicida discutían en el auto antes de apuntarle con el arma y asesinarla; minutos después él mismo se disparó en la pierna para reforzar la teoría del asalto.

Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola
Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola

Secuestro y encubrimiento del feminicida de Victoria Arreola

Una de las primeras personas que llegó a la escena del crimen fue la madre de Javier Antonio “J”, quien aprovechó para llevarse a su nieta y, de paso ocultar el arma con la que su hijo asesinó a su nuera.

En entrevista para Infobae México, la hermana de Victoria Arreola narró como la familia tuvo que lidiar con un problema más, recuperar la custodia de la niña, a quien su propia abuela había secuestrado; fueron 17 días de peticiones y negativas para que devolviera a la niña, hasta que finalmente con una orden judicial lograron tenerla de regreso.

“No es sólo para victoria, sino para todas las mujeres que aún siguen caminando y buscando la justicia”: Leyvi Arreola

A raíz del feminicidio de Victoria Arreola, Leyvi se convirtió en una de las miles de madres, hijas, amigas y hermanas que salen a las calles cada que pueden -cuando el trabajo y los deberes familiares lo permiten- para exigir que el gobierno no “tape el sol con un dedo y que no escondan las cifras de desaparecidas y mujeres asesinadas”.

“A raíz del feminicidio de Vicky nos dimos cuenta que no sólo era Tonalá, era Tapachula, San Cristóbal, Huixtla, todo el estado; pero el gobierno quería tapar la verdad (...) Todos pensaban que sólo pasaba en el norte o en el centro, pero no y no nada más fue Victoria, fue Jade (Guadalupe), fue Ingrid. Los feminicidios sí ocurrían en Chiapas, pero todos se quedaban callados, tenían miedo; pero ya no, alzamos la voz y salimos a las calles a exigir justicia, porque es lo único que nos queda.
Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola
Foto: Facebook Justicia Para Victoria Arreola

Violentar para acallar los gritos de justicia

La violencia que le arrebató la vida a Victoria Arreola no fue espontánea, sufría violencia familiar, violencia física y psicológica de “Papá Javi”; los moretones en su cuerpo eran recurrentes -según las declaraciones de una de sus vecinas, Tania Aceituno-.

Fue esa misma violencia la que le arrebató la vida frente a uno de sus hijos y que aún después de su feminicidio no ha terminado; en la página de Facebook Justicia Para Victoria Arreola sus familiares siguen recibiendo intimidaciones y amenazas.

“Victoria no era digna de estar en esta tierra y era la mejor manera de morir, como lo hizo él”, es sólo uno de los mensajes que reciben desde cuentas falsas manejadas por los familiares del presunto feminicida.

Hasta el mes de octubre de 2023 suman 694 feminicidios en el país -según cifras oficiales-, 27 de ellos en Chiapas, 33 si se contabilizan los datos de noviembre; 34 al voltear a ver el feminicidio de una migrante cubana a quien su pareja asesinó a machetazos en Tapachula, Yarleni era su nombre y tenía 34 años.

La hermana de Victoria Arreola recuerda que no sólo se pide poner atención al número de feminicidios, sino también a la brutalidad con la que se cometen los crímenes: “Como si mataran a un animal; aunque tampoco ellos se merecen morir de esa forma. Nos da rabia, coraje e impotencia y ¿todavía nos tenemos que quedar calladas por miedo, para que las familias (de los feminicidas) no nos hagan daño?, pues no. ¡Ya basta!

“Seguiremos caminando, así sea solas hasta encontrar la justicia y conseguir la sentencia de 65 años de cárcel para el feminicida de mi hermana, y al presidente Andrés Manuel Lopez Obrador sólo le pedimos que volteé a ver a Chiapas, porque nos están matando”