AMLO se burla del nombre que le asignaron al avión presidencial: “Le hubieran puesto Carlos Salinas de Gortari”

El 20 de abril de este año se reportó la venta del avión presidencial a la República de Tayikistán, ubicada en Asia Central, por un precio de 92 millones de dólares

Compartir
Compartir articulo
(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Hoy en la mañanera, al hablar de la política neoliberal que gobernó México durante más de tres décadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), otra vez sacó a la luz el tema del avión presidencial.

“Si hay corrupción y derroches como había antes, lujos en el gobierno, cómo se le ocurre a -Felipe- Calderón dejarle comprado un avión de lujo al licenciado Peña Nieto, un avión que ni siquiera podía volar en el país”, dijo.

Recordando el avión presidencial

El avión presidencial “era tan grande que es para viajes largos, en promedio, de cinco o de ocho horas de vuelo, un avión así pues sólo para ir de la Ciudad de México a Tijuana o de Cancún a Tijuana, pero del Atlántico al Pacífico pues no, de Monterrey a Vallarta, no, apenas estaba despegando y ya tenía que bajar, enorme, con lujos”, explicó el titular del Ejecutivo.

Parezco disco rayado, pero es mi trabajo, justificó AMLO al recordar la aeronave, “hay quienes dijeron que no se vendió el avión que fue pura faramalla, y todavía le pusieron José María Morelos y Pavón quien luchaba por la igualdad”, dijo al tiempo que se mofaba de la situación.

“Si le hubiesen puesto Agustín de Iturbide, Antonio López de Santa Anna, Porfirio Díaz, Victoriano Huerta u homenaje a Carlos Salinas de Gortari, pero le ponen a éste cura rebelde, bueno, padre de nuestra patria, Morelos, luchador de la igualdad”, refirió el mandatario.

El mandatario de Tayikistán, Emomali Rahmon, estrenó el avión presidencial que compró a México. Foto: Gobierno de Tayikistán
El mandatario de Tayikistán, Emomali Rahmon, estrenó el avión presidencial que compró a México. Foto: Gobierno de Tayikistán

Proceso de venta

El 20 de abril de éste año, la Presidencia de México reportó la venta del avión presidencial a la República de Tayikistán, ubicada en Asia Central, por un precio de 92 millones de dólares, monto que cumplió con la tasación realizada por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales de México.

De igual modo, López Obrador informó que el dinero por la venta del Boeing 787 se designó para la construcción de dos hospitales, cada uno de 80 camas, en las zonas más pobres del país; en Tlapa, Guerrero, y Tuxtepec, Oaxaca.

Cabe recordar que el mencionado bien fue adquirido por el gobierno federal en la administración de Felipe Calderón (2006-2012), para ser usado en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018); en su momento se informó sobre la poca utilidad de la aeronave y el alto costo de su mantenimiento.