Cómo cuidar a nuestras mascotas en temporada de frío, especialista UNAM

Los animales también pueden sufrir enfermedades durante la temporada de invierno

Compartir
Compartir articulo
Los cachorros y animales de edad avanzada son los más vulnerables (Visuales Infobae)
Los cachorros y animales de edad avanzada son los más vulnerables (Visuales Infobae)

Se acerca la temporada de frío y muchos empiezan a tomar precauciones para evitar enfermedades y otras molestias ocasionadas por el frío como las alergias, la piel seca o el dolor de huesos.

Sin embargo, no sólo nosotros debemos tener estos cuidados, en la sociedad actual las mascotas son parte de la familia y es por eso que también debemos estar atentos a reforzar sus cuidados esta temporada de invierno, pues ellos también pueden resentir las bajas temperaturas.

Es por eso que especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México, dieron a conocer una serie de cuidados consejos que podemos aplicar para prevenir las afectaciones que pueden sufrir nuestras mascotas durante esta temporada.

Ylenia Márquez, académica de la Facultad de Medicina y Veterinaria de la UNAM, compartió que proteger a nuestras mascotas en estas épocas es vital para su bienestar, ya que el frío también puede generar enfermedades en ellos o empeorar condiciones preexistentes.

Nuestras mascotas también pueden resentir las bajas temperaturas (Archivo)
Nuestras mascotas también pueden resentir las bajas temperaturas (Archivo)

De acuerdo con la especialista, el frío puede provocar estrés metabólico no sólo en los humanos, sino también en los animales.

En este sentido, según la experta, podemos notas si nuestros compañeros, sobre todo en el caso de los perros, está sufriendo de esto si nos damos cuenta que se encoge, se enrosca y comienza a temblar.

Y es que estos son algunos de los mecanismos que usan los animales para proteger su abdomen, el cual suele padecer más el frio debido a la falta de pelaje y, también, porque ahí se encuentran sus órganos vitales.

Para evitar eso, se recomienda que, si tu perro es de poco pelaje, es delgado o una raza friolenta, uses algún suéter para ayudarlo a guardar calor.

Sin embargo, en el caso de razas con pelaje abundante, no es necesario usar alguna prenda extra, al contrario, usar una podría ser contraproducente.

Las razas de pelaje abundante no requieren ropa extra para combatir el el frío (Archivo)
Las razas de pelaje abundante no requieren ropa extra para combatir el el frío (Archivo)

Al respecto, Márquez comentó que basta con mantener su pelaje limpio y libre de nudos para que no haya necesidad de cortarlo durante esta época, justo cuando más lo necesitan.

Por otro lado, también debes evitar exponerlo al frío dejándolo en exteriores; particularmente en esta época debe permanecer dentro de la casa.

La veterinaria también comentó que se debe tener especial cuidado con los cachorros y con los perros de edad avanzada, pues, igual que ocurre con las personas, estos son los más vulnerables.

¿Cómo deben ser los cuidados en invierno para los gatos?

Con respecto a otra de las razas más queridas por las personas, los gatos, esta y otros especialistas señalan que en sus caso no es necesario el uso de ropa, la cual, además, puede causarles problemas de salud.

La ropa en gatos puede causar problemas de salud (Imagen ilustrativa Infobae)
La ropa en gatos puede causar problemas de salud (Imagen ilustrativa Infobae)

Esto se debe a que los gatos suele acicalarse constantemente y la ropa puede interferir con esta práctica.

En su caso, para protegerlos del frío, se recomienda que se les tenga bien habilitado un sitio pequeño y calientito donde pueda ocultarse y buscar calor.

A los gatos les gusta buscar lugares cálidos y estrechos donde meterse por lo que podrían ocultarse en lugares peligrosos, ya sea dentro o fuera de la casa (si es que se le permite salir).

Brindarle una zona segura donde resguardarse evitara que se meta en lugares peligrosos.

Por último, los especialistas señalan que es de vital importancia tener las vacunas de tus peludos al día para evitar que sean víctimas de enfermedades como el moquillo y otras que podrían ser muy peligrosas.