Por qué tres de los empresarios más importantes de México se reunieron con AMLO en Palacio Nacional

Los nuevos proyectos serán dados a conocer este jueves en la conferencia mañanera de López Obrador

Compartir
Compartir articulo
El presidente de Grupo Carso es uno de los empresarios mexicanos que se comprometió a apoyar en la recuperación de Acapulco. Foto: Presidencia
El presidente de Grupo Carso es uno de los empresarios mexicanos que se comprometió a apoyar en la recuperación de Acapulco. Foto: Presidencia

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en Palacio Nacional con empresarios como Carlos Slim Helú, presidente de Grupo Carso; Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); y Julio Carranza, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) para acordar una serie de acciones para la reconstrucción del Puerto de Acapulco.

El acuerdo sobre los nuevos proyectos para este destino turístico serán dados a conocer este jueves en la conferencia mañanera de López Obrador, sin embargo, este día los empresarios confirmaron que se trabajará de forma rápida en la reconstrucción de hoteles para albergar la reunión de banqueros.

Francisco Cervantes señaló que durante el encuentro en el que también participaron representantes de los sectores hoteleros y restauranteros, el secretario de Hacienda les informó que se pondrá en marcha un fuerte programa de apoyos para la reconstrucción de la costa de Guerrero.

La reunión de este miércoles tuvo como fin alcanzar entre gobierno y sector privado los acuerdos para acelerar la llegada de recursos a Acapulco.

López Obrador afirmó que el apoyo a Acapulco continuará.

De acuerdo con el sector privado, la prioridad es la limpieza de escombros que permanecen en la zona tras el paso del huracán Otis, a finales de octubre. De hecho, este día se llevaron a cabo tareas de fumigación.

“Estamos trabajando muy rápidamente en el restablecimiento, uno de los retos más importantes es la basura que sigue habiendo. Hoy por la mañana se mandó fumigar de manera aérea y con cal”, explicó el líder empresarial.

Por su parte, Julio Carranza, de la ABM, reveló que el gremio de banqueros decidió mantener a Acapulco como la sede de la próxima Convención Bancaria.

Miguel Torruco, secretario de Turismo adelantó que se trabajará para asegurar una oferta de 3 mil 500 habitaciones para atender la demanda durante el mes de abril, fecha en que se llevará a cabo el Tianguis Turístico.

Se espera que los detalles del acuerdo alcanzado esta tarde en Palacio Nacional se den a conocer durante la conferencia matutina de este 23 de noviembre.

El gobierno ya había anunciado la deducción inmediata para las empresas al 100% de las inversiones en activos nuevos o usados que se adquieran de octubre a diciembre de 2023.

De acuerdo con el gobierno federal, se destinarán 61 mil millones de pesos para las labores de limpieza y reconstrucción de Acapulco y Coyuca de Benítez.

La grabación muestra cómo el puerto se quedó sin vegetación tras el paso del poderoso ciclón Crédito: X/@Marchupia

Como parte del paquete de estímulos, la Secretaría de Hacienda anunció que las personas afectadas en Acapulco quedarán exentas del pago de algunos impuestos. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) detalló que quienes tengan registrado su domicilio fiscal en Acapulco y Coyuca no estarán obligados a pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) ni el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El monto de la inversión que destinará el gobierno federal al Plan de Atención a la Población Afectada por el Huracán Otis, en esta etapa es de 61 mil 313 millones de pesos, informó el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

Los apoyos financieros para Acapulco y Coyuca de Benítez contemplan el adelanto del pago de pensiones y programas para el Bienestar, con 508 millones de pesos.

Sin embargo, la agencia calificadora Fitch ha estimado en 16 mil millones de dólares los daños económicos en la zona afectada por el huracán Otis, es decir, alrededor de 300 mil millones de pesos.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López obrador consideró que en dos meses se logrará “poner de pie” a la zona turística de Acapulco, donde el 85% de la infraestructura hotelera resultó dañada.