“Esperamos con ansias su llegada a EEUU”: dice exagente de la DEA sobre ‘El Nini’

De ser extraditado, se trataría del tercer triunfo más importante del gobierno estadounidense en su lucha contra el narco sólo detrás de ‘El Chapo’ y ‘El Ratón’

Compartir
Compartir articulo
Néstor Isidro Pérez Salas es identificado como el jefe de seguridad de Los Chapitos (Infobae México / Jovani Pérez)
Néstor Isidro Pérez Salas es identificado como el jefe de seguridad de Los Chapitos (Infobae México / Jovani Pérez)

Las autoridades mexicanas capturaron este miércoles a Néstor Isidro Pérez Salas, también conocido como “El Nini”, jefe de seguridad de ‘Los Chapitos’, facción del Cártel de Sinaloa que es liderada por los hijos del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Pérez Salas fue detenido a las 13:30 horas (tiempo local) luego de que la Guardia Nacional desplegara un fuerte operativo por aire y tierra en Culiacán, esto casi una semana después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pisara Sinaloa e incluso visitara Badiraguato, la tierra natal de ‘El Chapo’ y sus hijos; y días después de que sostuvo reuniones con su homólogo estadounidense, Joe Biden, y chino, Xi Jinping, a quienes les prometió hacer frente a la lucha contra el fentanilo.

Se le espera en EEUU

(Captura de pantalla)
(Captura de pantalla)

Para la lucha contra el narcotráfico en Estados Unidos, la detención de ‘El Nini’ es la tercera más importante que se ha realizado sólo detrás de Guzmán Loera ―quien cumple una sentencia a cadena perpetua―, y la de Ovidio Guzmán López ‘El Ratón’, quien fue extraditado el pasado 15 de septiembre.

En este panorama, Derek Maltz, exagente de la Administración Federal de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) por 28 años, dejó ver la posibilidad de que ‘El Nini’ corra con la misma suerte que sus superiores en Estados Unidos.

“El jefe de seguridad de Los Chapitos, El Nini, fue detenido en México. Esperamos con ansias su llegada a Estados Unidos cuando se reencuentre con El Chapo y su hijo Ovidio”, se lee en una publicación realizada en X (antes Twitter, por parte del exagente especial que estuvo a cargo de la División de Operaciones Especiales del Departamento de Justicia de EEUU.

Cabe apuntar que el agente retirado de la DEA fue quien dio a conocer la fotografía de Ovidio Guzmán mientras era extraditado a territorio estadounidense, en donde se le veía a bordo de un avión, con el número 5468 en el uniforme.

“Ovidio Guzmán, BIENVENIDO A AMÉRICA, disfruta del reencuentro familiar con tu padre El CHAPO en prisión máxima federal ¡Gran trabajo de los fiscales y las fuerzas del orden de todo el país que luchan diariamente para salvar vidas!”, escribió en aquel momento.

Cuáles son las acusaciones de ‘El Nini’ en EEUU

Detención de 'El Nini' este 22 de noviembre.  (Foto: @J_Fdz_Menendez)
Detención de 'El Nini' este 22 de noviembre. (Foto: @J_Fdz_Menendez)

Washington acusa a ‘El Nini’ de ser líder de seguridad de ‘Los Chapitos’ y de traficar masivos flujos de fentanilo a ese país como parte del Cártel de Sinaloa, por lo que ofrece hasta tres millones de dólares por su captura.

El Departamento de Estado norteamericano sostiene que Pérez Salas trabaja “directamente para el principal adjunto de Iván Archivaldo Guzmán Salazar”, uno de los hijos de Joaquín Guzmán, que además actualmente funge como el jefe del Cártel de Sinaloa junto a Ismael ‘Mayo’ Zambada, uno de los fundadores de la organización.

Pérez Salas es señalado de ser uno de los comandantes de ‘Los Ninis’, un grupo armado y particularmente violento encargado de resguardar a los hijos de ‘El Chapo’, según la dependencia estadounidense.

En abril pasado, una corte federal del sur de Nueva York acusó a ‘El Nini’ de conspiración para la importación y tráfico de fentanilo, así como por posesión de ametralladoras y otros dispositivos destructivos.

Además, el Cártel de Sinaloa es señalado por la DEA como responsable “en gran medida” del tráfico de fentanilo hacia ese país en los últimos años, aunque dicha acusación ha sido negada en particular por ‘Los Chapitos’, quienes han hecho una “campaña” de prohibición de producción, distribución y venta de dicho opioide sintético.