Cayó el “Comandante Aurelio”, líder criminal de La Chapiza en Sonora

El sujeto ha sido identificado como uno de los perfiles de mayor relevancia al servicio de los hijos del “Chapo” en el estado

Compartir
Compartir articulo
"El Comandante Aurelio" es identificado como pieza clave en la disputa de las plazas entre Los Chapitos y Los Rusos en la región. (Especial)
"El Comandante Aurelio" es identificado como pieza clave en la disputa de las plazas entre Los Chapitos y Los Rusos en la región. (Especial)

La tarde del 26 de junio fue capturado Jesús Aurelio Ibarra, alias “Comandante Aurelio”, uno de los líderes y operadores del Cártel de Sinaloa de mayor relevancia en el estado de Sonora.

Acorde con la ficha oficial del Registro Nacional de Detenciones (RND), el presunto criminal fue detenido por elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Sonora en la ciudad de Sonoyta.

Tras su aprehensión, el “Comandante Aurelio” fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) de dicha localidad y puesto a disposición de un agente del Ministerio Público.

Según los informes disponibles, este individuo es uno de los principales generadores de violencia en el municipio de San Luis Río Colorado y, como líder regional de La Chapiza (como también se le conoce a la facción de Los Chapitos) ha sido identificado como el responsable de coordinar el arribo de embarcaciones con droga en el Golfo de Santa Clara.

Según los primeros reportes, el individuo fue capturado después de que las autoridades le marcaran el alto a su vehículo. (Especial)
Según los primeros reportes, el individuo fue capturado después de que las autoridades le marcaran el alto a su vehículo. (Especial)

Medios locales como Zeta Tijuana y Sonora Informativo han revelado en múltiples ocasiones que el “Comandante Aurelio” aparentemente habría recibido órdenes directas de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán para mantener confrontamientos armados con sus rivales y hacerse del control de las plazas, cobrar cuotas a los pescadores y traficar tanto narcóticos como personas hacia Estados Unidos.

Además, se presume que Ibarra sería el autor intelectual de diversos actos de violencia. El 20 de julio de 2022, oficiales de la Policía Municipal en el Golfo de Santa Clara fueron alertados por la presencia de bolsas de plástico abandonadas con extremidades mutiladas dentro. Al llegar, los uniformados encontraron los restos humanos y una cartulina con un amenazante mensaje dirigido al Ejército y la Guardia Nacional:

“Golfo de Santa Clara y San Felipe tiene dueño. Aquí mandamos nosotros sigan ching*ndo a su madre con operativos pinch*s guachitos cag*dos igual ustedes de la Guardia Nacional y así igualitos que a esto les va a pasar que los bamos a tirar en pedacitos si sigen viniendo a ching*r aquí al Golfo. Att. Los Comandantes Aurelio y my carnal Cholo Quintero y Comandante Pía. La Chapizza put*s (sic.)”.

"El Pía" (izquierda) y "El Comandante Aurelio" (derecha) son padre e hijo, respectivamente. (Borderland Beat)
"El Pía" (izquierda) y "El Comandante Aurelio" (derecha) son padre e hijo, respectivamente. (Borderland Beat)

Con “El Comandante Pía” el mensaje hace referencia al padre de Jesús Aurelio, Samuel Ibarra Peralta, alias “El Pía”, un jefe criminal de amplia trayectoria que tenía su base de operaciones en el Valle de Mexicali. Por otro lado, “El Cholo Quintero” es un sobrenombre alusivo a un sujeto identificado como Adán Quintero, alias “El Cholo” o “El 74″.

“El Pía”, “Comandante Aurelio” y su alianza con La Chapiza

Antes de trabajar con los hijos del “Chapo” Guzmán, el “Comandante Aurelio” y su padre tenían el control de la plaza en Mexicali, Baja California. Sin embargo, en 2021 se vieron obligados a abandonar la región por la llegada de Los Rusos, brazo armado del Cártel de Sinaloa al servicio de Ismael “El Mayo” Zambada encabezado por Jesús Alexander Sánchez Félix, alias “El Ruso”.

Al no querer alinearse con esta facción, “El Pía” y su hijo, junto con Luis Alfredo Garibay Félix, alias “El Wicho”, se refugiaron en San Luis Río Colorado y se unieron a Los Chapitos para coordinar, entre otras cosas, la descarga de avionetas provenientes del Golfo de Santa Clara.

Otra de las células del CDS con las que aparentemente colaborarían estos individuos es la de Los Salazar, surgida en 2005 bajo el mando de Adán Salazar Zamora, alias “Don Adán”, y que actualmente se comporta como aliada de Los Chapitos en la pugna contra el grupo armado de La Línea, adscrito al Cártel de Juárez y con presencia en Chihuahua.