El inesperado gesto de Max Verstappen con Red Bull por miedo a Checo

En la escudería austriaca, el neerlandés habría iniciado la temporada remarcando sus prioridades, así que no quiso ser superado por Sergio Pérez

Compartir
Compartir articulo
El neerlandés no siguió las indicaciones por "miedo" a que Checo Pérez lo rebase

Red Bull Racing sacó una primera ventaja en el inicio de la temporada 2023 de la Fórmula 1 ya que en el Gran Premio de Baréin Max Verstappen y Sergio Checo Pérez subieron al podio y lograron el primer 1 - 2 de la competencia. Sin embargo, pese a que ambos pilotos de la escudería austriaca sacaron un resultado positivo, nuevamente hubo diferencias en la estrategia.

A pesar de que Max y Checo olvidaron sus diferencias vividas en Brasil para reiniciar una nueva relación para la temporada 2023, el actual bicampeón inició la competencia dentro del equipo y desobedeció las órdenes que le indicaron desde el Paddock.

Recientemente se viralizó un video de la conversación que tuvo Verstappen con Gianpiero Lambiase, ingeniero de Red Bull, en la cual el neerlandés evidenció su “preocupación” de que Checo Pérez lo fuera alcanzar e incluso rebasar en la competencia, por lo que no redujo la velocidad a pesar de que se lo solicitaron.

Max Verstappen desobedeció las indicaciones que le dio Red Bull Racing (REUTERS/Rula Rouhana)
Max Verstappen desobedeció las indicaciones que le dio Red Bull Racing (REUTERS/Rula Rouhana)

En la grabación se aprecia cuando el ingeniero de Red Bull le señala a Verstappen que superó el target por vuelta, así que le indicaron que lo mejor sería bajar la velocidad. Pero antes de cumplir con la petición, condicionó la velocidad con la que iba Checo, ya que Max no quiso perder diferencia con su compañero de escudería.

Cabe apuntar que hasta ese momento Max lideraba la carrera, así que no tenía la presión de que algún competidor lo intentara rebasar pues Checo Pérez iba en segundo lugar, así que para ese punto de la carrera Red Bull lideraba la competencia, lo cual favoreció a la escudería en el inicio de la temporada.

A pesar de ello, el neerlandés no quiso reducir su velocidad, la cual era un minuto con 37 por vuelta, por lo que impuso su voluntad, hecho que generó un tenso momento en el equipo. “Target 37.0″, fue lo que comentó Gianpiero Lambiase, por lo que de inmediato Verstappen respondió:

“No me importa ir más lento, pero solo si ambos vamos más lento”
Max Verstappen habría temido que Checo Pérez lo rebasara en Baréin (AP Foto/Frank Augstein)
Max Verstappen habría temido que Checo Pérez lo rebasara en Baréin (AP Foto/Frank Augstein)

Como la indicación era específicamente a Verstappen, el ingeniero de Red Bull no quiso dialogarlo con el mexicano ya que no le competía cambiar el ritmo con el que avanzaba el tapatío, así que insistió con Max pues no se notaba que disminuyera la velocidad, sino al contrario, mantuvo el ritmo y seguía incrementando, por lo que en la radio le dijeron:

“No estás compitiendo en este momento, Max, así que el target es 37.0, por favor”.

El piloto neerlandés ignoró por completo la indicación y continuó por la zona de curvas del Circuito de Baréin, no expresó nada en torno a la indicación que le volvieron a reiterar; tal acto generó que el ingeniero “explotara” con la actitud que tomó Verstappen, por lo que dejó en claro que ya no discutiría con él, pero aún así le recalcó la necesidad de bajar la revolución del motor.

Lo que pasó entre Verstappen y el jefe de mecánicos no perjudicó el cierre de la carrera (REUTERS/Rula Rouhana)
Lo que pasó entre Verstappen y el jefe de mecánicos no perjudicó el cierre de la carrera (REUTERS/Rula Rouhana)
“Max estás viendo +.7 en el dash. Me voy a aburrir de esto, así que por favor, hazlo”

Sin mayores novedades, Max Verstappen continuó con su carrera y terminó en primer lugar. Y es que, a pesar de que Checo Pérez se mantuvo en segundo lugar y cerró la carrera en tal posición, la diferencia entre ambos pilotos de Red Bull era considerable, por lo que había pocas posibilidades de que el mexicano rebasara a su compañero.

Aquel incidente no perjudicó directamente a los pilotos, pues tanto Max como Checo celebraron el primer podio compartido que tuvieron para Red Bull. La indignación creció entre la afición de la Fórmula 1 pues en redes sociales criticaron la actitud que está tomando Verstappen en el arranque de la temporada.