En medio de la crisis de Boeing, su CEO y los ejecutivos más importantes anunciaron que dejarán la compañía

El director Dave Calhoun abandonará su puesto a fin de año junto al presidente de la junta Larry Kellner, al igual que el responsable de la división de aviones comerciales Stan Deal

Compartir
Compartir articulo
Dave Calhoun, CEO de Boeing (REUTERS/David Ryder/Archivo)
Dave Calhoun, CEO de Boeing (REUTERS/David Ryder/Archivo)

El director general de Boeing, Dave Calhoun, anunció este lunes que dejará su cargo a finales de este año, una salida que llega tras la crisis abierta en la compañía por el incidente a bordo de un vuelo de Alaska Airlines el pasado mes de enero.

“Quiero compartir con ustedes que he decidido que este será mi último año como director ejecutivo de nuestra gran empresa y he notificado a la junta directiva esa decisión”, apuntó Calhoun en un comunicado.

Un texto que inicia, precisamente, mencionando el incidente que sucedió en enero, cuando se desprendió en pleno vuelo un panel que cubría el espacio para una puerta de emergencia de un Boeing 737 Max-9 de la aerolínea Alaska Airlines.

“Como todos saben, el accidente del vuelo 1282 de Alaska Airlines fue un momento decisivo para Boeing. Debemos seguir respondiendo a este accidente con humildad y total transparencia”, apuntó.

El incidente ocurrió poco después del despegue y el agujero causó la despresurización de la cabina a 4.876 metros de altura

La crisis que vive Boeing, el segundo mayor fabricante de aviones comerciales del mundo tras la europea Airbus, se inició hace cinco años cuando dos 737 Max-8 se estrellaron en circunstancias similares en octubre de 2018 y marzo de 2019, provocando la muerte de 346 personas.

“Los ojos del mundo están puestos en nosotros y sé que saldremos de este momento como una mejor compañía, aprovechando todos los aprendizajes que acumulamos mientras trabajamos juntos para reconstruir Boeing durante los últimos años”, apuntó Calhoun, que llevaba ejerciendo como director general de la empresa desde enero de 2020.

Además de Calhoun, otros altos directivos anunciaron su salida de la empresa.

El presidente de la junta, Larry Kellner, informó a la compañía que no tiene previsto seguir en el cargo cuando termine su mandato actual.

Stan Deal, jefe de la división de aviones comerciales, se jubilará inmediatamente y será reemplazado por Stephanie Pope, directora de operaciones de la compañía.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ha puesto a la compañía bajo un intenso escrutinio y hace poco ordenó una auditoría de sus líneas de montaje en una fábrica de Boeing cerca de Seattle, donde la firma construye aviones como el 737 Max de Alaska Airlines al que se le desprendió un panel que cubría el hueco de una puerta el pasado 5 de enero. Los investigadores señalan que las tuercas que ayudan a mantener esa pieza en su lugar faltaban tras unas tareas de mantenimiento en la fábrica de Boeing.

Tras los anuncios, las acciones Boeing, que han bajado un 25% en lo que va de año, subieron más de un 4% antes de la apertura de mercados.

(con información de EFE y AP)