Una nueva guía para maestros de Florida detalla cómo abordar en las aulas la identidad de género

Se trata de una aclaración de la ley conocida como “No digas gay”

Guardar

Nuevo

En respuesta a controversias, Florida emite aclaraciones sobre la ley "No digas gay", marcando un antes y después en la educación sobre orientación sexual. (Imagen ilustrativa Infobae)
En respuesta a controversias, Florida emite aclaraciones sobre la ley "No digas gay", marcando un antes y después en la educación sobre orientación sexual. (Imagen ilustrativa Infobae)

Los estudiantes y docentes en Florida ahora tienen una clara guía sobre cómo abordar temas relacionados con la orientación sexual e identidad de género en las aulas, tras un acuerdo alcanzado entre funcionarios estatales de educación y abogados de derechos civiles, así lo reportó Telemundo 51. Este acuerdo, que surge en respuesta a una ley estatal apodada “No digas gay”, delimita lo que está permitido en las escuelas del estado.

La ley en cuestión, aprobada hace dos años, prohíbe la instrucción sobre orientación sexual e identidad de género en los primeros años escolares. Sin embargo, surgieron dudas sobre si los maestros podían identificarse como LGBTQ+ o mostrar símbolos de orgullo en las aulas. Esta incertidumbre llevó a la intervención de abogados de derechos civiles, quienes ahora han clarificado el alcance de la ley.

Según los términos del acuerdo, el Consejo de Educación de Florida enviará instrucciones a todos los distritos escolares para aclarar que la ley no prohíbe hablar sobre la comunidad LGBTQ+, implementar normas contra el acoso por motivos de orientación sexual e identidad de género, ni desautorizar grupos de apoyo como la Alianza Gay-Heterosexual.

La ley tiene aplicación neutral tanto para personas LGBTQ+ como heterosexuales.  (Douglas R. Clifford/Tampa Bay Times vía AP, Archivo)
La ley tiene aplicación neutral tanto para personas LGBTQ+ como heterosexuales. (Douglas R. Clifford/Tampa Bay Times vía AP, Archivo)

El acuerdo también explica que la ley es neutral, lo que significa que lo que se aplica a las personas LGBTQ+ también se aplica a las personas heterosexuales, y no es aplicable a los libros de la biblioteca que no se utilicen para la docencia en las aulas.

La ley tampoco se aplica a libros con referencias incidentales a personajes LGBTQ+ o parejas del mismo sexo, “ya que no constituyen enseñanza sobre orientación sexual o identidad de género, como tampoco un problema de matemáticas que pide a los estudiantes que sumen canastos de manzanas representa una enseñanza sobre el cultivo de manzanas”, según el acuerdo.

Roberta Kaplan, abogada principal de los demandantes, enfatizó que el acuerdo restablece el principio fundamental de brindar a todos los niños una educación segura y respetuosa en las escuelas públicas. Según Kaplan, esto debería ser un acuerdo universalmente aceptado.

Otros estados toman como modelo la legislación de Florida para sus propias leyes. (GVA)
Otros estados toman como modelo la legislación de Florida para sus propias leyes. (GVA)

Por su parte, la oficina del gobernador Ron DeSantis describió el acuerdo como un “gran triunfo”, al mantener intacta la Ley de Derechos de los Padres en la Educación. Los defensores de esta ley celebraron el hecho de que no fuera impugnada en la corte y reafirmaron su compromiso de mantener las aulas de Florida como espacios seguros bajo esta legislación.

Otros estados utilizaron la ley de Florida como modelo para aprobar prohibiciones a la enseñanza en las aulas acerca de identidad de género u orientación sexual. Alabama, Arkansas, Indiana, Iowa, Kentucky y Carolina del Norte son algunos de los estados que cuentan con versiones de la ley.

El acuerdo proporciona claridad sobre cómo abordar los temas de orientación sexual e identidad de género en las escuelas de Florida, garantizando un entorno educativo seguro y respetuoso para todos los estudiantes y docentes involucrados.

Guardar

Nuevo