EEUU expresó su preocupación por la promulgación de una ley en Hong Kong que podría limitar las libertades individuales

Para Washington, la legislación propuesta no solo socava el marco de “un país, dos sistemas”, sino que también suscita inquietudes sobre el impacto negativo en ciudadanos, inversiones y empresas estadounidenses que operan en la región

Compartir
Compartir articulo
EEUU expresó su preocupación por la promulgación de una ley en Hong Kong que podría limitar las libertades individuales.
EEUU expresó su preocupación por la promulgación de una ley en Hong Kong que podría limitar las libertades individuales.

Estados Unidos expresó este miércoles su preocupación ante la promulgación de una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong, que se prevé entre en vigor este año, y que podría limitar las libertades individuales y debilitar el principio de ‘un país, dos sistemas’.

“Estamos especialmente preocupados por la propuesta de las autoridades de Hong Kong de adoptar definiciones amplias y vagas de ‘secretos de Estado’ e ‘interferencia externa’, que podrían utilizarse para eliminar la disidencia por temor a ser arrestados y encarcelados”, apuntó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Para Estados Unidos, la legislación propuesta por Hong Kong no solo socava el marco de ‘un país, dos sistemas’, sino que también suscita inquietudes sobre el impacto negativo en ciudadanos, inversiones y empresas estadounidenses que operan en la región.

El jefe del Ejecutivo hongkonés, John Lee, anunció en enero su plan de promulgar una ley basada en el “artículo 23″ de la Ley Fundamental de la ciudad, con la que prevé ampliar sus competencias jurídicas para sofocar la disidencia, a raíz de las movilizaciones antigubernamentales que tuvieron lugar en 2019.

Para Washington, la legislación propuesta no solo socava el marco de “un país, dos sistemas”, sino que también suscita inquietudes sobre el impacto negativo en ciudadanos, inversiones y empresas estadounidenses que operan en la región. (REUTERS/Lam Yik)
Para Washington, la legislación propuesta no solo socava el marco de “un país, dos sistemas”, sino que también suscita inquietudes sobre el impacto negativo en ciudadanos, inversiones y empresas estadounidenses que operan en la región. (REUTERS/Lam Yik)

Miller subrayó el temor de EEUU de que la aplicación extraterritorial del Artículo 23 se convierta en una herramienta para intimidar y restringir la libertad de expresión de ciudadanos y residentes estadounidenses. Adicionalmente, destacó que esta medida podría agravar la Ley de Seguridad Nacional de 2020, que ya ha restringido derechos y libertades en Hong Kong.

Desde la devolución de Hong Kong a China por parte del Gobierno británico en 1997, el territorio ha sido gobernado bajo el principio de ‘un país, dos sistemas’, que garantiza la separación de las estructuras jurídicas y judiciales de la parte china continental.

En virtud de su miniconstitución, conocida como Ley Fundamental, la ex colonia tiene la responsabilidad de promulgar su propia ley para abordar siete delitos relacionados con la seguridad, que incluyen traición, insurrección, robo de secretos de Estado, sabotaje y espionaje.

El nuevo texto es independiente de la ley de seguridad nacional impuesta por Beijing, aprobada en junio de 2020 tras meses de protestas y disturbios en favor de la democracia, en la que se tipifican como delitos la secesión, la subversión, la connivencia con el extranjero y el terrorismo.

Anteriormente, en 2003, hubo un intento de promulgar esta misma normativa, pero quedó en suspenso tras una movilización a la que se calcula que asistieron cientos de miles de residentes.

Desde la devolución de Hong Kong a China por parte del Gobierno británico en 1997, el territorio ha sido gobernado bajo el principio de ‘un país, dos sistemas’, que garantiza la separación de las estructuras jurídicas y judiciales de la parte china continental. (REUTERS/Tyrone Siu)
Desde la devolución de Hong Kong a China por parte del Gobierno británico en 1997, el territorio ha sido gobernado bajo el principio de ‘un país, dos sistemas’, que garantiza la separación de las estructuras jurídicas y judiciales de la parte china continental. (REUTERS/Tyrone Siu)

Impuestos inmobiliarios

Hong Kong eliminó tres impuestos sobre las transacciones de propiedades en un intento de revivir su deprimido mercado inmobiliario, informó el miércoles el ministro de Finanzas de la ciudad, Paul Chan, en su discurso presupuestario anual.

Chan indicó que Hong Kong eliminaría de inmediato tres tipos de gravámenes de timbre que fueron adoptados hace más de una década para contener la especulación, desatada principalmente por compradores de China continental.

“Tras un prudente examen de la situación general actual, decidimos anular todas las medidas de gestión de la demanda de propiedades residenciales con efecto inmediato”, declaró Chan al Consejo Legislativo.

El centro financiero es uno de los mercados residenciales más caros del mundo, pero los precios cayeron 7% el año pasado debido al aumento en los intereses y la desaceleración económica de China.

El débil mercado inmobiliario afectó las finanzas públicas de la ciudad, dada la fuerte dependencia del gobierno de Hong Kong de la venta de propiedades para generar ingresos.

Algunos críticos han señalado que la represión política de China sobre la ciudad después de las protestas ha llevado a un éxodo de talentos y capitales.

(Con información de EFE y AFP)