Elon Musk compró una nueva laptop, tuvo problemas técnicos y se quejó con el CEO de Microsoft

Al intentar configurar una nueva laptop, el dueño de X hizo saber su descontento en su red social por la obligación de crear una cuenta para continuar, lo que generó un amplio debate y hasta le escribió a Satya Nadella

Compartir
Compartir articulo
Siguiendo las instrucciones de sus seguidores, Musk logra evitar la creación de una cuenta, lo que subraya la utilidad de la guía de Community Notes y su persistencia por encontrar soluciones alternativas. (REUTERS)
Siguiendo las instrucciones de sus seguidores, Musk logra evitar la creación de una cuenta, lo que subraya la utilidad de la guía de Community Notes y su persistencia por encontrar soluciones alternativas. (REUTERS)

Elon Musk, el conocido CEO de Tesla, llevó a cabo una insólita campaña pública para influenciar a Microsoft en cuanto a las políticas de configuración de las nuevas computadoras con Windows. El magnate tecnológico intentaba configurar una nueva laptop que compró cuando se encontró con la norma de tener que crear una cuenta de correo de la compañía, situación que lo llevó a expresar su descontento en X, su red social.

El también director ejecutivo de Starlink alegó que el crear una cuenta de Microsoft significaba “darle acceso a su IA a mi computadora”. La afirmación de Musk de que “no existía una opción para omitir el inicio de sesión o la creación de una cuenta de Microsoft” generó un amplio debate en la plataforma, poniendo de relieve la complejidad actual del proceso comparado con versiones anteriores del sistema operativo.

La discusión tomó un giro cuando la función de Community Notes de X intervino, contradiciendo a Musk y afirmando que sí existía tal opción, aunque reconociendo que el método para evitar la creación de la cuenta se había vuelto más complicado.

Frente a la insistencia del líder tecnológico de que “Community Notes está fallando aquí. Esta opción ya no existe”, la comunidad de voluntarios de la plataforma se mantuvo firme, explicando que, aunque posible, el proceso requería pasos no tan evidentes para el usuario promedio.

Este intercambio pone de manifiesto la tensión entre las expectativas de los usuarios sobre la configuración de su sistema operativo y las prácticas de las empresas de tecnología en cuanto a la integración de cuentas y servicios.

Después de seguir las instrucciones de algunos de sus seguidores para desconectar el WiFi durante la configuración, Musk logró finalmente configurar su laptop sin necesidad de una cuenta de Microsoft. Este incidente no solo confirmó la validez de la guía proporcionada por Community Notes, sino que también reveló la persistencia del empresario en buscar soluciones alternativas.

Además, el episodio muestra la disposición de Musk para utilizar su plataforma y visibilidad para abordar problemas de interés personal, extendiendo sus inquietudes hasta alcanzar a altos ejecutivos de empresas tecnológicas relevantes.

El CEO de SpaceX toma la iniciativa de contactar al líder de Microsoft, solicitando revisar las políticas de configuración del sistema y destacando la importancia de las redes sociales en el diálogo sobre cuestiones técnicas.
El CEO de SpaceX toma la iniciativa de contactar al líder de Microsoft, solicitando revisar las políticas de configuración del sistema y destacando la importancia de las redes sociales en el diálogo sobre cuestiones técnicas.

Musk se comunicó con Satya Nadella

Siguiendo este evento, Elon Musk no dudó en contactar directamente a Satya Nadella, CEO de Microsoft, a través de X. El CEO de SpaceX solicitó al directivo considerar la posibilidad de permitir a los usuarios la configuración de nuevas computadoras Windows sin la obligatoriedad de crear una cuenta, destacando además las limitaciones respecto al uso de correos electrónicos de trabajo en el proceso de registro.

La interacción entre estos dos destacados líderes en tecnología subraya la creciente importancia de las redes sociales como canales para el diálogo directo sobre cuestiones técnicas y de políticas empresariales.

Es relevante destacar que Musk previamente ha criticado la asociación de Microsoft con OpenAI, aunque Nadella ha rechazado las acusaciones de Musk sobre el control de OpenAI por parte de la empresa que dirige, intensificando el debate público sobre la colaboración entre grandes empresas tecnológicas y el desarrollo de inteligencia artificial.

A la fecha, Nadella no ha respondido públicamente a la solicitud de Musk, dejando abierta la pregunta sobre si Microsoft tomará en cuenta estas consideraciones en sus futuras políticas de configuración de sistema operativo.

A medida que continúe desarrollándose este episodio, será interesante observar cómo Microsoft responde a las preocupaciones de privacidad y usabilidad expresadas por usuarios influyentes y la comunidad en general.