Trump y Haley se enfrentan en las primarias que podrían definir el rumbo de la carrera presidencial republicana

El magnate muestra confianza en los votantes de New Hampshire, superando a su rival con el 52% de apoyos según última encuesta

Compartir
Compartir articulo
Trump se acerca a la nominación republicana en New Hampshire (AP/Matt Rourke)
Trump se acerca a la nominación republicana en New Hampshire (AP/Matt Rourke)

“Ahora quedan dos personas, y creo que una se irá probablemente mañana”, afirmó Donald Trump este lunes en un mitin para las primarias del martes en New Hampshire, en las que las encuestas lo dan ganador frente a Nikki Haley para la nominación presidencial republicana.

Las primarias de New Hampshire (noreste) serán la última oportunidad de Haley para frenar a Trump, que parece imparable a pesar de varios juicios civiles y los cuatro penales que pesan contra él, incluido uno por presuntamente haber intentado alterar los resultados de las elecciones de 2020, que ganó Joe Biden.

Una encuesta del Washington Post/Monmouth del lunes otorga a Trump, de 77 años, el 52% de los votos en New Hampshire, frente al 34% de Haley, su única contrincante real después de que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, tirara la toalla y prestara su apoyo al ex presidente.

Trump empezó la jornada en Nueva York, donde preveía comparecer en un juicio por difamación, que fue aplazado por un posible caso de covid de un miembro del jurado, y la terminó en Laconia, New Hampshire, con un mitin.

“Mañana vamos a ganar New Hampshire y luego vamos a derrotar al canalla Joe Biden y vamos a hacer que Estados Unidos sea grande otra vez”, dijo entre aplausos de seguidores enardecidos durante el mitin. Los ex precandidatos republicanos Vivek Ramaswamy, Doug Burgum y Tim Scott subieron al estrado para pedir el voto para él.

Con DeSantis fuera de la carrera, Haley busca apoyo en la alta proporción de independientes de New Hampshire (EFE)
Con DeSantis fuera de la carrera, Haley busca apoyo en la alta proporción de independientes de New Hampshire (EFE)

Hasta ahora ningún candidato ha fallado en obtener la nominación republicana tras ganar las internas de los primeros dos estados, lo que convierte a New Hampshire en un todo o nada para Haley, una ex gobernadora de Carolina del Sur que debe ganar a Trump o al menos conseguir un resultado sobresaliente.

“Ahora quedan dos personas, y creo que una se irá probablemente mañana y la otra se irá en noviembre”, dijo Trump en Laconia. “Pero ahora es el momento de que el Partido Republicano se una”, añadió.

Últimamente Trump ha redoblado sus ataques contra la que fuera su embajadora ante la ONU, calificándola de “no suficientemente inteligente” y de “globalista”.

“Última resistencia”

Ella, de 52 años, también arremetió contra Trump, poniendo en entredicho su capacidad mental por haberla confundido con la veterana demócrata Nancy Pelosi en un mitin.

“Sencillamente no está al mismo nivel que en 2016. Creo que estamos viendo algo de ese declive. Pero más que eso, lo que diré se centra en el hecho de que sin importar de que se trate, el caos lo persigue”, dijo a CBS.

Con DeSantis fuera de la carrera, Haley busca apoyo en la alta proporción de independientes de New Hampshire -a quienes se les permite votar en las primarias de ambos partidos y normalmente optan por candidatos más moderados- para oponer lo que algunos analistas han descrito como su “última resistencia”.

Pero se presenta cuesta arriba.

Durante el acto de este lunes, los ex precandidatos republicanos Vivek Ramaswamy, Doug Burgum y Tim Scott subieron al estrado para pedir el voto a favor de Trump (REUTERS/Elizabeth Frantz)
Durante el acto de este lunes, los ex precandidatos republicanos Vivek Ramaswamy, Doug Burgum y Tim Scott subieron al estrado para pedir el voto a favor de Trump (REUTERS/Elizabeth Frantz)

“Grandes encuestas en New Hampshire. Birdbrain está muy abajo, yo estoy muy arriba”, escribió Trump en su plataforma Truth Social usando su apodo para Haley.

Pero si Haley despunta podría convertirse en una amenaza para el expresidente de cara a Carolina del Sur, a finales de febrero.

“Creo que sería genial para nosotros tener a Nikki Haley como presidenta”, dijo a la AFP Madison Gillis, de 18 años, que votará por primera vez.

Pequeño premio

New Hampshire es un pequeño premio en una larga carrera, ya que asigna sólo 22 de los 2.429 delegados que designarán oficialmente al candidato republicano en Milwaukee en julio.

Pero es un indicador fiable a nivel nacional y se considera que marca la pauta para las próximas primarias.

La votación del llamado “supermartes” del 5 de marzo, con 874 delegados sobre la mesa, puede hacer que un candidato alcance las tres cuartas partes del total requerido para la nominación.

Los asesores de Trump apuestan por estar en condiciones de liquidar la carrera una semana después y quieren que finalice en abril, es decir casi con certeza antes de que comiencen los juicios penales del magnate republicano.

Los demócratas celebran sus propias primarias en New Hampshire el mismo día que los republicanos, pero Biden no figurará en la lista de candidatos debido a una disputa sobre el calendario electoral entre funcionarios locales y el Partido Demócrata.

A pesar de ello, sus seguidores animan a escribir su nombre en la papeleta y votar por él en vez de por el congresista de Minnesota Dean Phillips o la autora de libros de autoayuda Marianne Williamson.

De todos modos el resultado no afectará al proceso y la nominación de Biden se da por sentada.

(AFP)