La Corte Suprema de Estados Unidos decidirá si Donald Trump puede presentarse a las primarias en Colorado

El máximo tribunal definirá si el ex presidente puede ser excluido de la boleta de las elecciones presidenciales debido a sus acciones para anular su derrota electoral de 2020

Compartir
Compartir articulo
El ex presidente estadounidense Donald Trump (AP)
El ex presidente estadounidense Donald Trump (AP)

La Corte Suprema de Estados Unidos dijo el viernes que decidirá si el ex presidente Donald Trump puede ser excluido de la boleta de las elecciones presidenciales debido a sus acciones para anular su derrota electoral de 2020, con lo que la corte se sumerge en la campaña presidencial de 2024.

Los magistrados reconocieron la necesidad de llegar a una decisión rápidamente, ya que los votantes pronto comenzarán a emitir su voto en las elecciones primarias presidenciales en todo el país. El tribunal aceptó ocuparse de un caso de Colorado derivado del papel de Trump en los sucesos que culminaron en el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio federal.

Los alegatos se celebrarán a principios de febrero.

El tribunal examinará por primera vez el significado y el alcance de una disposición de la 14ta Enmienda constitucional que prohíbe ocupar cargos públicos a quien “haya tomado parte en alguna insurrección”. La enmienda se adoptó en 1868, tras la Guerra Civil. Ha sido tan poco utilizada que el máximo tribunal del país no ha tenido ocasión de interpretarla anteriormente.

El Tribunal Supremo de Colorado, por 4 votos a 3, dictaminó el mes pasado que Trump no debía figurar en la papeleta de las primarias republicanas. La decisión fue la primera vez que se utilizaba la 14ª Enmienda para excluir a un aspirante presidencial de la papeleta electoral.

Por otra parte, Trump ha recurrido ante un tribunal estatal la decisión de la secretaria de Estado demócrata de Maine, Shenna Bellows, de que no podía figurar en la papeleta electoral de ese estado por su papel en el atentado del Capitolio. Tanto la sentencia del Tribunal Supremo de Colorado como la de la secretaria de Estado de Maine están en suspenso hasta que se resuelvan los recursos.

La decisión del alto tribunal de intervenir, solicitada por ambas partes, es la participación más directa en unas elecciones presidenciales desde el caso Bush contra Gore en 2000, cuando una mayoría conservadora decidió las elecciones a favor del republicano George W. Bush. De ese tribunal sólo queda el juez Clarence Thomas.

Los jueves de la Corte Suprema de Estados Unidos posan para un retrato grupal en el edificio del tribunal en Washington, el 7 de octubre de 2022 (AP)
Los jueves de la Corte Suprema de Estados Unidos posan para un retrato grupal en el edificio del tribunal en Washington, el 7 de octubre de 2022 (AP)

Tres de los nueve jueces de la Corte Suprema fueron nombrados por Trump, aunque han fallado repetidamente en su contra en demandas relacionadas con las elecciones de 2020, así como en sus esfuerzos por evitar que los documentos relacionados con el 6 de enero y sus declaraciones de impuestos sean entregados a las comisiones del Congreso.

Al mismo tiempo, los jueces Amy Coney Barrett, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh han estado en la mayoría de las decisiones impulsadas por los conservadores que anularon el derecho constitucional de cinco décadas al aborto, ampliaron los derechos de armas y derribaron la acción afirmativa en las admisiones universitarias.

Algunos legisladores demócratas han pedido al juez Clarence Thomas que se aparte del caso debido al apoyo de su esposa al esfuerzo de Trump por anular los resultados de las elecciones, que perdió frente al demócrata Joe Biden. Es poco probable que Thomas esté de acuerdo. Sólo se ha recusado de otro caso relacionado con las elecciones de 2020, en el que estaba implicado el ex asistente jurídico John Eastman, y hasta ahora las personas que intentan descalificar a Trump no le han pedido que se recuse.

La decisión de Colorado (4-3) cita un fallo de Gorsuch cuando era juez federal en ese estado. Esa decisión de Gorsuch respaldó la medida de Colorado de eliminar a un ciudadano naturalizado de la papeleta presidencial del estado porque había nacido en Guyana y no cumplía los requisitos constitucionales para presentarse a las elecciones. El tribunal consideró que Trump tampoco cumple los requisitos debido a su papel en el atentado contra el Capitolio de EE.UU. del 6 de enero de 2021. Ese día, el presidente republicano había celebrado un mitin frente a la Casa Blanca y exhortado a sus partidarios a “luchar como locos” antes de dirigirse al Capitolio.

Partidarios del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se amotinaron en el edificio del Capitolio en Washington el 6 de enero de 2021 (Reuters)
Partidarios del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se amotinaron en el edificio del Capitolio en Washington el 6 de enero de 2021 (Reuters)

La disposición de dos frases de la Sección 3 de la 14ª Enmienda establece que cualquiera que haya jurado defender la Constitución y luego “haya participado en una insurrección” contra ella ya no puede optar a un cargo estatal o federal. Después de que el Congreso aprobara una amnistía para la mayoría de los antiguos confederados a los que iba dirigida la medida en 1872, la disposición cayó en desuso hasta que se presentaron docenas de demandas para mantener a Trump fuera de las urnas este año. Sólo prosperó la de Colorado.

Trump había pedido al tribunal que anulara la sentencia de Colorado sin ni siquiera escuchar los argumentos. “La decisión del Tribunal Supremo de Colorado privaría inconstitucionalmente del derecho de voto a millones de votantes en Colorado y probablemente se utilizaría como modelo para privar del derecho de voto a decenas de millones de votantes en todo el país”, escribieron los abogados de Trump.

Argumentan que Trump debería ganar por muchos motivos, entre ellos que los sucesos del 6 de enero no constituyeron una insurrección. Incluso si así fuera, escribieron, el propio Trump no había participado en la insurrección. También sostienen que la cláusula de insurrección no se aplica al presidente y que debe actuar el Congreso, no los estados individuales.

Los críticos del ex presidente que demandaron en Colorado coincidieron en que los jueces deberían intervenir ahora y resolver la cuestión, al igual que muchos expertos en derecho electoral.

“Este caso es de la máxima importancia nacional. Y dado el próximo calendario de primarias presidenciales, no hay tiempo para esperar a que las cuestiones se filtren más. La Corte debe resolver este caso en un plazo acelerado, para que los votantes en Colorado y en otros lugares sepan si Trump es realmente constitucionalmente inelegible cuando emitan sus votos en las primarias”, dijeron los abogados de los demandantes de Colorado al Tribunal Supremo.

La cuestión de si Trump puede estar en la papeleta electoral no es el único asunto relacionado con el ex presidente o el 6 de enero que ha llegado al alto tribunal. El mes pasado, los magistrados rechazaron una petición del abogado especial Jack Smith para que se ocuparan y se pronunciaran rápidamente sobre las alegaciones de Trump de que es inmune a ser procesado en un caso en el que se le acusa de conspirar para anular las elecciones presidenciales de 2020, aunque la cuestión podría volver pronto ante el tribunal dependiendo de la decisión de un tribunal de apelaciones con sede en Washington.

Y el tribunal ha dicho que tiene la intención de escuchar una apelación que podría dar al traste con cientos de cargos derivados de los disturbios del Capitolio, incluso contra Trump.

(Con información de AP)