Mientras se negocia la extensión de la tregua en Gaza, un buque de Estados Unidos derribó un drone lanzado por los hutíes desde Yemen

La Armada de Estados Unidos ha estacionado múltiples barcos en el mar Rojo desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas, lo que ha aumentado las tensiones en la región

Compartir
Compartir articulo
El USS Carney, un destructor de la Armada (REUTERS/Yoruk Isik/File Photo/File Photo)
El USS Carney, un destructor de la Armada (REUTERS/Yoruk Isik/File Photo/File Photo)

Un buque de guerra de la Armada estadounidense que navegaba cerca del estrecho de Bab el-Mandeb derribó un drone lanzado desde Yemen, dijo el miércoles un funcionario estadounidense, en la última de una serie de amenazas de los rebeldes hutíes respaldados por Irán.

El funcionario dijo que, según los informes iniciales, el USS Carney, un destructor de la Armada, consideró que el drone, un KAS-04 de fabricación iraní, era una amenaza y lo derribó sobre el agua en el sur del Mar Rojo mientras el barco se movía hacia el estrecho. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir una operación militar que aún no se ha hecho pública.

El derribo del miércoles se produce un día después de que un drone iraní voló a 1.500 yardas del portaaviones USS Dwight D. Eisenhower mientras realizaba operaciones de vuelo en aguas internacionales en el Golfo Arábigo.

El vicealmirante de la Armada Brad Cooper, comandante del Comando Central de las Fuerzas Navales de Estados Unidos, dijo que el drone “violó las precauciones de seguridad” al no permanecer a más de 10 millas náuticas del barco. El dron ignoró múltiples advertencias pero finalmente se dio la vuelta.

A principios de este mes, otro destructor de la Armada, el USS Thomas Hudner, derribó un drone que se dirigía hacia el barco mientras navegaba en el sur del mar Rojo. También estaba cerca del estrecho de Bab el-Mandeb y derribó el drone sobre el agua.

La Armada de Estados Unidos ha estacionado múltiples barcos en el mar desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas el 7 de octubre (U.S. Naval Forces Central Command / U.S. 5th Fleet/Handout via REUTERS)
La Armada de Estados Unidos ha estacionado múltiples barcos en el mar desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas el 7 de octubre (U.S. Naval Forces Central Command / U.S. 5th Fleet/Handout via REUTERS)

El mar Rojo, que se extiende desde el Canal de Suez de Egipto hasta el estrecho de Bab el-Mandeb que separa la Península Arábiga de África, es una ruta comercial clave para el transporte marítimo y el suministro de energía a nivel mundial. La Armada de Estados Unidos ha estacionado múltiples barcos en el mar desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas el 7 de octubre, lo que ha aumentado las tensiones en la región.

A mediados de mes, los hutíes rebeldes de Yemen advirtieron que adoptarán un rol aún más presente en el conflicto entre Hamas e Israel luego de que su líder, Abdelmalek al Huti, asegurara que comenzarán a examinar, verificar y atacar a buques israelíes en el mar Rojo.

“Planeamos operaciones adicionales para golpear objetivos sionistas en Palestina o en otros lugares y no dudaremos en hacerlo en el mar Rojo, particularmente en Bab al-Mandab y sus aguas adyacentes a las territoriales yemeníes”, precisó el dirigente hutí.

“No dudaremos en atacarlos (...) Nuestros ojos están abiertos, en constante vigilancia y búsqueda de cualquier barco israelí”, insistió.

Poco después de la amenaza, el Ejército de Israel informó que interceptó un misil sobre el Mar Rojo que había sido lanzado desde Yemen.

(Con información de AP y EFE)