Rüdiger no sólo fue clave para el Madrid marcando el penalti decisivo: así indicó a Lunin por dónde iba a tirar Kovacic el suyo

El gesto del defensa alemán con su compañero en plena tanda no ha pasado desapercibido en las redes sociales tras la victoria de los blancos ante el Manchester City, sinónimo de clasificación para las semifinales de la Champions

Compartir
Compartir articulo
Rüdiger celebra la victoria del Madrid (REUTERS/Molly Darlington)
Rüdiger celebra la victoria del Madrid (REUTERS/Molly Darlington)

Si hay un futbolista del Real Madrid especialmente alabado este jueves, ese es Antonio Rüdiger. En los últimos tiempos, el defensa alemán no para de adquirir trascendencia en el conjunto blanco, de cuya historia ya forma parte por una acción de esas que no pasan desapercibidas. Suyo fue el penalti acertado que dio la clasificación para las semifinales de la Champions al equipo más laureado de Europa, en un partido de vuelta de cuartos realmente frenético ante el Manchester City, nada menos que el vigente campeón de la competición.

Cuando la pelota más quemaba, Rüdiger tuvo la sangre fría suficiente como para tirar con aplomo y superar a Ederson en el lanzamiento decisivo de la tanda con la que finalizó el encuentro. El empate en el global de la eliminatoria obligó a tal emocionante desenlace, con Jude Bellingham, Lucas Vázquez y Nacho convirtiendo también sus respectivos penaltis. Luka Modric fue el único lanzador madridista que falló.

Te puede interesar: Este es el sueldo de Ancelotti como entrenador del Madrid

Penalti decisivo de Rüdiger ante el City (REUTERS/Molly Darlington)
Penalti decisivo de Rüdiger ante el City (REUTERS/Molly Darlington)

Aunque Julián Álvarez, Phil Foden y el propio Ederson, que cambió de rol y se convirtió en jugador de campo por un momento, anotaron, los dos errores consecutivos que enlazó el City desde el punto fatídico acabaron lastrándole en demasía. Bernardo Silva primero y Mateo Kovacic después se encontraron con un soberbio Andriy Lunin bajo palos. Cuando el segundo, precisamente ex del Madrid (2015-2019), se disponía a tirar, el gesto que Rüdiger tuvo con su compañero acabó trascendiendo, ya con la victoria blanca consumada.

El vídeo de Rüdiger dando instrucciones a Lunin

Aun encontrándose a una distancia notable de su posición, el germano no dudó en empezar a hacerle señales ostensibles al guardameta ucraniano. Lo que quería indicarle Rüdiger al cancerbero del Madrid era, ni más ni menos, por dónde tenía que tirarse para detener el disparo de Kovacic. Lunin siguió sus consejos a la perfección. De ahí la celebración efusiva que siguió a la parada que protagonizó ante el croata.

Se da la circunstancia de que Rüdiger y Kovacic compartieron vestuario en el Chelsea durante cuatro años, entre 2018 y 2022. Un período de tiempo más que suficiente como para conocer el modus operandi del balcánico a la hora de acometer penaltis. Está visto que el héroe en última instancia del asalto del Madrid a Mánchester tiene una muy buena memoria para esos detalles que pueden marcar la diferencia a la hora de la verdad.

Una de las paradas decisivas de Lunin (Action Images via Reuters/Jason Cairnduff)
Una de las paradas decisivas de Lunin (Action Images via Reuters/Jason Cairnduff)

En lo que va de campaña, Rüdiger ha disputado 39 partidos con el Madrid, marcando dos goles y repartiendo dos asistencias. Es más, hubo intrahistoria en cuanto a que fuese él quien asumiese la responsabilidad en el culmen de la tensión: inicialmente, Fede Valverde iba a tirar, pero le reconoció a Carlo Ancelotti que estaba “muy cansado” y tanto él como su hijo y ayudante, Davide, se acabaron decantando por el de Berlín. “Un jugador con huevos”, en palabras del asistente madridista.

Te puede interesar: Los mejores memes de la victoria del Real Madrid

Al llevar a los suyos a la penúltima ronda de la Copa de Europa, Rüdiger acudió raudo a la grada para celebrar el hito junto a los aficionados del Madrid desplazados hasta Inglaterra. El City le permitió empezar a ganar ascendencia en la plantilla merengue el año pasado y le ha encumbrado como nunca en el club de Concha Espina ahora, gracias a un gol de esos que no se olvidan fácilmente. Lunin, a quien tanto ayudó previamente, lo festejó impasible. No se puede decir lo mismo del resto.