El sector agrario afirma que la reducción de jornada se negocia "de espaldas" al campo

Guardar

Nuevo

(Actualiza la EC2299 con declaraciones de Unión de Uniones)

Madrid, 25 jun (EFECOM).- Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y Unión de Uniones han criticado este martes la negociación de la reducción de la jornada laboral planteada por el Ministerio de Trabajo por considerar que se hace "de espaldas al campo" y sin tener en cuenta la realidad y las dificultades de este sector.

El Ministerio de Trabajo afeó ayer, lunes, a las patronales CEOE y Cepyme no haber presentado propuestas por escrito a los planteamientos del Gobierno sobre la reducción de jornada y les emplazó a llevarlas a una reunión del próximo lunes.

El secretario de organización Asaja -integrada en la CEOE-, Juan José Álvarez, se ha remitido a las reivindicaciones de esta patronal, además de considerar que el Gobierno no ha reparado en ningún momento en las especificidades del campo.

Asaja ha reclamado un trato especial y un período transitorio lo más amplio posible para la entrada en vigor de la reducción de la jornada en la agricultura.

A juicio de Álvarez, la reforma que se negocia supondrá un incremento grande de los costes laborales y de la Seguridad Social para los empresarios agrícolas, que se une a lo que "ya viene soportando".

A este respecto, ha señalado que los incrementos de salario mínimo de los últimos cinco años, que ha cifrado en el 54 %, hacen "inasumible" otro aumento de costes laborales, y ha expresado su temor por el incremento de la dificultad de gestionar y encontrar mano de obra.

La eventual reducción de jornada también "dinamitará el equilibrio interno de los convenios colectivos que ya están negociados y de los procesos de negociación que están en curso y están abiertos, porque no nos van a dar opción a negociar", según Álvarez.

En la actualidad, las relaciones laborales en el campo se rigen por convenios provinciales y se está negociando un convenio estatal, aunque la discusión está en fase temprana; pero Álvarez se ha referido a la negociación colectiva general, aparte de la agraria.

Como ejemplo "negativo" ha recordado que la reforma laboral de hace dos años "no contempla la temporalidad y la estacionalidad en el campo".

Por su parte, el responsable de Relaciones Laborales de COAG, Andrés Góngora, ha declarado, en un video difundido por la organización agraria, que la negociación de la reducción de jornada "no tiene en cuenta la situación específica del sector agrario del país".

En este sentido, Góngora ha rechazado que no se esté contando con las organizaciones agrarias para dicha decisión.

Ha subrayado que el campo se mueve por campañas agrícolas, que se concentran en poco tiempo y afectadas por el clima, y que ese cambio "incrementará las cargas laborales".

"Pedimos hace tiempo que se relajen las cargas sociales vinculadas al trabajo en el campo", ha añadido el representante de COAG.

Por su parte, el coordinador estatal de Unión de Uniones, Luis Cortés, ha lamentado, en declaraciones a EFE, que en la negociación sobre la jornada laboral "no se tenga en cuenta para nada" a los agricultores y ganaderos, y que si se reduce su incidencia será "brutal", especialmente en el coste de producción por la mano de obra.

Cortés ha añadido que la reducción de jornada laboral es otra "subida salarial encubierta" que, a su juicio, va a provocar que muchas producciones dejen de ser rentables.

Como ejemplo, ha citado que en algunas zonas de regadíos se están arrancando frutales -como melocotoneros y nectarinas- y cambiándolos por cultivos "mecanizados como olivar, pistacho o almendro", por problemas de mano de obra y de poder pagar los salarios.

Ha pedido que no se aplique la reducción de jornada laboral que plantea el Ministerio de Trabajo y que "no se apriete de esa manera" a la agricultura, porque si se impone muchas explotaciones "no serán capaces de aguantarla". EFECOM

ms/lrs/jmj

Guardar

Nuevo