Cae una banda que robó 50.000 euros en joyas en 32 casas de Madrid y Valencia

Guardar

Nuevo

Madrid, 18 jun (EFE).- La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal que supuestamente cometió 32 robos con fuerza en domicilios de Madrid y Requena (Valencia) de los que sustrajeron joyas valoradas en unos 50.000 euros.

En total han sido detenidas siete personas, miembros de una banda itinerante dedicada a los robos mediante el método del resbalón y que se escondían en dos domicilios de la localidad valenciana de Gandía, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación de la Policía Nacional comenzó al detectar varios robos con fuerza en domicilios del distrito madrileño de Chamartín tras los que supuestamente se encontraba un grupo estructurado y con un claro reparto de tareas.

Por un lado se encontraban los encargados de seleccionar las viviendas, asegurándose que se encontraran vacías en el momento del robo y, por otro, los encargados de acceder a las mismas.

Normalmente abrían las puertas empleando la técnica del resbalón -deslizar un objeto, como una tarjeta, entre el marco y el pestillo-, pero en ocasiones usaban herramientas para hacer palanca.

Además, los integrantes de la banda contaban con documentos falsificados y alquilaban los coches que utilizaban en los robos para dificultar la acción policial.

Avanzadas las pesquisas, los agentes se percataron de que los sospechosos también estaban siendo investigados por la Guardia Civil por robos similares ocurridos en la localidad valenciana de Requena.

Es por ello que comenzaron una investigación conjunta que dio como resultado la localización de varios de los identificados en dos domicilios de Gandía.

Debido al carácter itinerante de los supuestos ladrones, y la consecuente posibilidad de que huyesen del país, los agentes registraron sendas viviendas.

Allí, además de dar con los sospechosos, intervinieron las herramientas que empleaban en los robos, dinero en efectivo de diferentes países y joyas y otros efectos sustraídos valorados en más de 50.000 euros.

Los siete arrestados pasaron a disposición de la autoridad judicial como supuestos responsables de 32 delitos de robos con fuerza en domicilios. EFE

llo/vmg/bal

1012147

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias