Laura Ester: "Si el cuerpo y la mente responden, posiblemente seguiré jugando"

Guardar

Nuevo

Sant Cugat del Vallès (Barcelona), 16 jun (EFE).- La portera de la selección española Laura Ester, de 34 años, explicó en una entrevista a EFE que "posiblemente" seguirá jugando al máximo nivel la próxima temporada, tras la disputa de los que serán sus cuartos Juegos Olímpicos, "si el cuerpo y la mente" le responden.

"Quiero disfrutar de este verano y de estos Juegos, que ojalá sean los cuartos para mí. Luego ya veré cómo está el cuerpo y la mente, si responden, y si quiero seguir un año más, dos o tres. Todavía no lo sé, pero posiblemente sí (que seguiré jugando)", aseguró la guardameta.

Preguntada por si encara esta competición como si fuera la última con la selección, Ester (Barcelona, 1990) evitó mojarse: "Hace tiempo que voy año a año. Disfruto de cada partido y de cada entrenamiento, porque nunca se sabe cuál será el último. Quiero disfrutar de esta competición y, cuando termine, ya veré. También pensaba que Tokio serían mis últimos Juegos y tres años después sigo aquí. Mejor no decir nada hasta que no lo tenga claro".

La portera llegará a París después de "un final de temporada distinto, especial y emotivo", tras confirmarse su salida del CN Sabadell, donde había militado durante los últimos catorce años y había ganado todos los títulos posibles. "El proceso no ha sido fácil", admitió la flamante vencedora de la Liga de Campeones.

"Han sido catorce años en un mismo club, donde me he formado como jugadora, lo he ganado todo y he jugado con mis amigas, que somos una familia. Intento asimilar que la próxima temporada no volveré a Can Llong como local, quizás sí como visitante. Por ahora todo es normal, en septiembre será realmente el momento de decir: 'vale, esta etapa ha terminado'", reflexionó.

Asimismo, Ester contó que este ha sido "un año muy duro", pues, además de las competiciones de clubes, disputaron el Europeo de Eindhoven en enero, donde España logró la plata tras caer en la final ante Países Bajos (7-8), y el Mundial de Doha en febrero, en el que la selección se colgó el bronce.

"Han sido muchos partidos, con un calendario muy concentrado, pero llega el momento que todo el mundo espera. No piensas en el año que has tenido, sino en lo que viene, que es algo increíble. La preparación para unos Juegos Olímpicos siempre es especial y motivante. Es un verano mágico", confesó.

Ester, subcampeona olímpica en Londres 2012 y Tokio 2020, opinó que la principal diferencia a la hora de encarar la cita en París es que "ya sabes a lo que vas" y "no es todo nuevo", pero subrayó que "la ilusión y las ganas siempre serán las mismas".

Por otra parte, la portera remarcó que las jugadoras intentan evadirse de las expectativas depositadas en ellas: "No pensamos en si la gente dice que somos claras favoritas a ganar la medalla. Intentamos dedicarnos a lo que sabemos, lanzarnos al agua y entrenar al 200%".

Finalmente, Ester valoró que Estados Unidos, vigente campeona olímpica, "es un gran equipo técnica e individualmente", aunque "no hay ningún equipo invencible ni nada imposible". "Se vio el año pasado en el Mundial, que perdieron en cuartos. ¿Por qué no derrotarlas en estos Juegos? Y si es en una final, todavía mejor. Fácil no será, pero imposible tampoco", concluyó. EFE

1012041

xsf/fa/jpd

(foto)

Guardar

Nuevo