Puente viaja este jueves a Galicia en las pruebas del tren Talgo S106 de alta velocidad

Guardar

Nuevo

Madrid, 15 may (EFECOM).- El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, viajará mañana jueves en uno de los trenes Talgo S106 que cubrirán el servicio de alta velocidad entre Madrid y Galicia y Asturias en un trayecto de simulación comercial Madrid-A Coruña, previo a su puesta en servicio el próximo día 21.

Los trenes, también conocidos como Avril, han estado en el centro del debate por el retraso de más de tres años en su entrega por parte de Talgo.

Ya se están haciendo viajes en pruebas sin pasaje desde hace al menos diez días en diferentes trayectos de la red de alta velocidad.

Los nuevos convoyes ofrecerán más plazas y prestaciones a nuevos destinos de alta velocidad como Oviedo, Gijón, Vigo, A Coruña, Santiago de Compostela, Pontevedra y Vilagarcía de Arousa.

Tienen 507 plazas por vehículo para el AVE y 581 para el servicio de bajo coste de Renfe (Avlo), con lo que duplican la capacidad de los Alvia actuales y reducen el tiempo de viaje.

Las entregas por parte de Talgo comenzaron el pasado mes de abril, fecha en la que Renfe empezó a vender los billetes para estos servicios, que arrancan el 21 de mayo.

El AVE S106 a Galicia permitirá que viajeros con origen y destino en Vigo, A Coruña, Santiago de Compostela, Pontevedra o Vilagarcía de Arousa tengan una nueva conexión directa con Madrid en alta velocidad, que hasta ahora solo llegaba a Ourense.

Con la incorporación de los nuevos trenes a la oferta comercial, Renfe pasará a ofrecer más de 39.000 plazas semanales en los servicios de alta velocidad que conectan Galicia y Madrid.

En Asturias, donde la llegada de los S106 supone el estreno del AVE entre el Principado y la capital, su puesta en marcha se traducirá en una reducción de los tiempos de viaje que, en esta primera fase, será de 12 minutos en los trayectos entre Oviedo y Madrid y de 10 minutos, entre Gijón y la capital.

Con la incorporación de los nuevos trenes, Renfe pasará a ofrecer más de 21.500 plazas semanales en los servicios de alta velocidad que conectan Asturias y Madrid, lo que supone un aumento del 33,5 % con respecto a la oferta comercial actual.

Los S106 debían haberse entregados por Talgo en enero de 2021 para su puesta en servicio durante aquel verano, y Renfe los ha recibido en abril pasado, más de tres años después, por lo que la sociedad pública reclama al fabricante 166 millones de euros.

Talgo alegó para justificar la demora causas de fuerza mayor, entre ellas caídas en la producción e interferencias en la cadena de suministro generadas por la covid-19 y otros eventos geopolíticos, pero Renfe consideró que la documentación aportada por Talgo no justificaba que los retrasos fueran imputables a factores exógenos.

Al contrario, le recordaba que se trataba de "un flagrante incumplimiento de sus obligaciones contractuales", que están causando a la operadora y a los usuarios importantes perjuicios.

En 2016, Renfe adjudicó a Talgo por 1.281 millones la construcción de 30 trenes de alta velocidad, 15 de ellos de ancho variable, es decir, que pueden circular por vía convencional y estándar. EFECOM

eb/sgb

Guardar

Nuevo