Toyota duplicó su beneficio anual hasta un récord de 29.671 millones de euros

Guardar

Nuevo

infobae

Tokio, 8 may (EFE).- El fabricante japonés de vehículos Toyota Motor registró un beneficio neto de 4,94 billones de yenes (unos 29.671 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, cerrado en marzo, un aumento del 101,7 % interanual y una cifra récord.

En su año fiscal que abarcó entre abril de 2023 y el pasado 31 de marzo, su ganancia operativa se amplió un 96,4 %, hasta 5,32 billones de yenes (32.120 millones de euros), lo que también marca una cifra récord para Toyota y la más alta en la historia para una compañía japonesa, según los medios locales.

Su beneficio antes de intereses e impuestos (ebit) se incrementó un 89,8 % interanual, hasta 6,96 billones de yenes (41.793 millones de euros), detalló la empresa en su hoja de resultados.

La facturación por ventas de la mayor empresa automotriz mundial por volumen de comercializaciones fue de 45,09 billones de yenes (270.593 millones de euros), un incremento del 21,4 % con respecto al ejercicio precedente.

Toyota colocó 9.443.000 vehículos en este periodo, un incremento del 7 % interanual, gracias un aumento en las ventas de todos sus mercados, a excepción del japonés, que se vio afectado por la suspensión de ventas de su subsidiaria Daihatsu, explicó hoy el director financiero de la empresa, Yoichi Miyazaki, en la presentación de su informe financiero.

Daihatsu reanudó operaciones este martes en todas sus plantas de ensamblaje de Japón tras haberlas suspendido hace más de cuatro meses por una serie de irregularidades tras recibir los resultados de una investigación externa.

En lo que respecta a las ventas de los vehículos de la marca Toyota incluyendo su firma de lujo Lexus, el fabricante comercializó 10,30 millones de unidades, un 7,3 % más con respecto a un año antes.

Del total de vehículos comercializados por Toyota Motor, un 37,4 % ó 3.855.000 fueron modelos eléctricos, un incremento del 7,8 % interanual.

El efecto favorable de los tipos de cambio, debido a la continuada debilidad del yen, tuvo un impacto positivo en el beneficio operativo de la empresa, por valor de 685.000 millones de yenes (4.110 millones de euros), explicó Miyazaki.

Sin embargo, este abaratamiento del yen también supuso el encarecimiento de las materias primas de la firma japonesa, que fue compensado con una reducción de costes por valor de unos 120.000 millones de yenes (719 millones de euros), dijo su director financiero.

En el ejercicio en curso, que arrancó el 1 de abril y se prolongará hasta finales de marzo de 2025, Toyota prevé un empeoramiento de su beneficio neto, que estima que bajará un 27,8 %, hasta 3,57 billones de yenes (17.390 millones de euros).

El fabricante automotor espera también un descenso del 27,2 % de su ebit, hasta 5,07 billones de yenes (30.407 millones de euros) y que su ganancia operativa decrezca un 19,7 %, hasta 4,3 billones de yenes (25.789 millones de euros).

En cuanto a facturación por ventas, Toyota considera que la subida será modesta, del 2 %, hasta 46 billones de yenes (276.022 millones de euros).

El fabricante automovilístico también anunció hoy que lanzará un plan para recomprar 100.000 millones de yenes (unos 599 millones de euros) de acciones propias, con el fin de financiar "el crecimiento de nueva generación, como las tecnologías ambientales y de seguridad", según detalló en un comunicado.

El líder automotor, que perdía durante la mañana más de un 1,6 % en la bolsa de Tokio, redujo la caída tras el anuncio de resultados y terminó la negociación con un retroceso del 0,55 %, provocado por sus austeras previsiones para el ejercicio actual.

Guardar

Nuevo