Un vehículo se empotra contra un portal en pleno centro de Madrid

Los hechos se han producido cuando la conductora del vehículo, por razones aún desconocidas, perdió el control del mismo

Guardar

Nuevo

Un incidente insólito ha alterado la tranquilidad en el distrito de Salamanca, en el corazón de Madrid, cuando un todoterreno se ha empotrado contra el portal del número 75 de la calle de Lagasca. Según fuentes consultadas por EFE, pertenecientes a la Policía Municipal y a Emergencias Madrid, el suceso tuvo lugar alrededor de las 15:15 de este miércoles 24 de abril. Estas misma fuentes han trasladado que no se han producido heridos ni victimas por el accidente.

Los hechos se han producido cuando la conductora del vehículo, por razones aún desconocidas, perdió el control del mismo. En un intento fallido por recuperar la dirección, el todoterreno ascendió los diez escalones que separan la acera de la entrada al edificio, terminando su abrupto recorrido en el vestíbulo del bloque de viviendas sin causar víctimas.

Te puede interesar: Indemnización de más de tres millones de euros a una mujer que fue atropellada en un paso de peatones

La rápida intervención de los cuerpos de seguridad y emergencias ha sido fundamental para gestionar la situación. Bomberos del Ayuntamiento de Madrid se desplazaron rápidamente al lugar para retirar el todoterreno, que había irrumpido en el vestíbulo y golpeado dos ascensores. De manera milagrosa, dos personas que se encontraban en los ascensores en el momento del impacto fueron rescatadas sin sufrir ningún daño, al igual que la conductora del vehículo.

Además del daño estructural causado al portal y a los ascensores, un testigo de los hechos ha relatado a EFE un detalle que suma a la peculiaridad del incidente: la silla del portero ha quedado completamente destrozada como resultado del impacto del vehículo contra el edificio.

Las autoridades han abierto una investigación

Este suceso, que podría haber tenido consecuencias mucho más graves, ha planteado numerosas preguntas sobre las circunstancias que llevaron a la conductora a perder el control de su todoterreno. Las autoridades correspondientes han iniciado una investigación para esclarecer las causas del accidente y determinar las posibles responsabilidades.

El incidente también ha generado una inmediata respuesta de los servicios de emergencia, cuya eficacia y rapidez han evitado que el accidente escalara a una mayor tragedia. Su acción no solo se centró en la retirada segura del vehículo siniestrado, sino también en asegurar la integridad de las personas involucradas y la de los habitantes del edificio afectado.

Te puede interesar: Cuando no llevar casco es lo normal: la DGT rechaza hacerlo obligatorio a pesar de que sólo 4 de cada 10 ciclistas lo usan en las ciudades

La comunidad del distrito de Salamanca, conocida por su tranquilidad y su carácter residencial, ha vivido momentos de consternación al presenciar este inusual acontecimiento. Sin embargo, la ausencia de heridos ha permitido a los vecinos y a los servicios de emergencia gestionar la situación con calma y eficiencia. Mientras tanto, el bloque de viviendas en la calle de Lagasca número 75 enfrenta ahora el reto de reparar los daños ocasionados al portal y a los ascensores, una tarea que requerirá de la colaboración de todos los afectados.