El actor de ‘Breaking Bad’ que se planteó su muerte tras arruinarse: “¿Si alguien se suicida recibe el seguro?”

Antes de conseguir uno de los papeles de villano más icónicos de la historia de las series, este intérprete llegó a considerar planear su propia muerte debido a las necesidades económicas por las que pasaba su familia

Guardar

Nuevo

Los actores de 'Breaking Bad'
Los actores de 'Breaking Bad'

La serie Breaking Bad pasó a la historia de la televisión por muchos motivos: su desarrollo de personajes, sus tramas increíblemente enrevesadas y por descubrir a buena parte de la audiencia un mundo tan lúgubre e inhóspito como el del cártel de la metanfetamina. No obstante, también sirvió para descubrir o redescubrir a grandes actores: desde Jesse Plemons a Aaron Paul pasando por Jonathan Banks o Giancarlo Esposito. Y sin olivdar por supuesto a Bryan Cranston, quien ya era de sobra conocido por Malcolm pero cuya interpretación como Walter White lo elevó al Olimpo de la actuación.

Sin embargo, antes del éxito de la serie de AMC había un actor del reparto que lo estaba pasando realmente mal, hasta el punto de tener que considerar su propia muerte para asegurar el futuro de su familia mediante un seguro de vida. Aquello fue por el año 2008, justo antes de obtener el papel de Gustavo Fring, el dueño del negocio de pollo frito Los Pollos Hermanos y en secreto uno de los grandes capos de la droga en el suroeste de los Estados Unidos, haciendo uso de sus negocios legítimos para lavar el dinero obtenido de la droga, y quien terminaría rivalizando con Jesse (Aaron Paul) y Walter (Bryan Cranston).

Te puede interesar: Quién es Ella Purnell, la joven que superó las críticas y ahora disfruta del éxito con ‘Fallout’

“Lo primero que me hizo pensar que había una salida fue que el padre de mi mujer, que en paz descanse, Pops McManigal, trabajaba en seguros”, empieza relatando Esposito en una reciente entrevista. “Así que le pregunté a mi exmujer, empecé a husmear, ‘¿Por cuánto estoy asegurado?’. Y entonces ella me lo dijo. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue decirle, ‘Oye, ¿teniendo seguro de vida, si alguien se suicida, le dan el dinero del seguro?’. Y mi mujer me dijo: ‘Bueno, eso es un poco complicado’”. Llegados a este punto, el también actor de series como The Mandalorian confiesa que llegó a plantearse su propia muerte.

Si conseguía que alguien me liquidara, muerte por desgracia, se quedaría con el seguro. Tenía cuatro hijos. Quería que tuvieran una vida. Fue un momento duro. Pensé literalmente en la autoaniquilación para que pudieran sobrevivir. Así de bajo estaba”. A pesar de llegar a este punto límite, Esposito reconoce que fue su familia la que finalmente le salvó de acometer semejante locura. “Empecé a pensar, eso no es viable porque el dolor que les causaría sería de por vida, y un trauma de por vida que no haría más que extender el trauma generacional del que estoy tratando de alejarme. La luz al final del túnel fue Breaking Bad. Tuve algunas cosillas antes para empezar a recuperarme, pero Breaking Bad fue la luz”.

Giancarlo Esposito como Gus Fring en 'Breaking Bad'
Giancarlo Esposito como Gus Fring en 'Breaking Bad'

Un 2024 para recordar

Tras tocar el cielo con Breaking Bad dando vida al que ya es uno de los grandes villanos de la historia de la televisión moderna, y recuperarse financieramente, Esposito continuó trabajando al nivel más alto. El actor continuaría ligado al personaje a través del spin-off de la serie en torno al abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk), llegando a aparecer en más de 60 episodios de Better Call Saul de nuevo como Gus Fring. Tras dejar atrás el personaje, Esposito ha seguido caracterizándose por personajes oscuros y de dudosas intenciones, colaborando en series como The Boys, The Mandalorian o películas como El corredor del laberinto. Ha sido incluso imagen de videojuegos como el Far Cry 6, en la que por supuesto también encarnaba al antagonista.

Te puede interesar: Problemas con ‘Megalópolis’, la ‘experimental’ película de Francis Ford Coppola: “No hay manera de venderla”

Por si todo ello fuera poco, Esposito está involucrado en algunos de los títulos más importantes de este 2024. Este mismo viernes estrena Abigail, la película de terror de la mano de los directores de Scream, pero el actor ya ha estado en una de las grandes series del año como The Gentlemen: La serie, y protagonizará dos de las películas más esperadas del año: Maxxxine de Ti West y Megalópolis de Francis Ford Coppola, la ambiciosa obra del director de El padrino que será presentada en el próximo Festival de Cannes y aún busca productora para hacerse cargo de publicitarla.