Médicos del Sant Joan de Déu salvan a una niña de 4 años que tenía una aguja de dentista alojada en el cerebro

A pesar del riesgo, la operación fue un éxito y la niña se ha recuperado sin daño cerebral ni secuelas neurológicas

Compartir
Compartir articulo
Fachada del Hospital Sant Joan de Déu. (Europa Press)
Fachada del Hospital Sant Joan de Déu. (Europa Press)

El Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha conseguido extraer una aguja de dentista que una niña de cuatro años tenía clavada en el cerebro, en una operación muy complicada y sin precedentes, según ha adelantado La Vanguardia.

El centro hospitalario catalán ha informado este lunes de esta operación “inédita”, que llevaron a cabo en mayo de 2023 los doctores Josep Rubio, cirujano maxilofacial pediátrico, y José Hinojosa, neurocirujano pediátrico, que consiguieron sacar la aguja anestésica de dentista que había migrado al cerebro de la pequeña. A pesar del riesgo, la operación fue un éxito y la niña se ha recuperado sin daño cerebral ni secuelas neurológicas.

Según ha relatado la madre para el diario, llevó a su hija a un dentista de Barcelona para que le trataran una caries pero la aguja de la anestesia se le quedó clavada y llegó hasta el sistema nervioso de la pequeña. La madre ha indicado que, en un primer momento, vieron que extraían la jeringa de la boca de la niña pero sin la aguja, lo que generó en los padres una gran preocupación.

Te puede interesar: La Sanidad murciana, condenada a indemnizar a un paciente que perdió la visión de un ojo por un procedimiento negligente

La aguja se desplazó hasta una zona delicada del cerebro

Varios dentistas intentaron sacar la aguja pero cuanto más trataban de extraerla, más se hundía, hasta que uno de ellos se puso en contacto con el doctor Josep Rubio, el jefe de cirugía maxilofacial del Hospital Sant Joan de Déu, para pedir consejo. El doctor, que estaba en un congreso en Tenerife, recomendó que llevaran a la niña al hospital, donde quedó ingresada. Allí se pasó dos noches ingresada y cuando volvió el doctor, él y el doctor José Hinojosa la operaron.

La intervención, según ha detallado la familia, fue mucho más larga de lo que se esperaba porque la aguja se había colado por uno de los pequeños orificios por donde pasan nervios y arterias y la cirugía fue muy delicada. Los especialistas tuvieron que hacer a la pequeña una incisión en el lado derecho de la cabeza para poder extraer la aguja.

Sin secuelas tras la intervención

La niña estuvo una semana ingresada, con una buena evolución, y los cirujanos han considerado que no le ha quedado ninguna secuela, a excepción de la cicatriz de la intervención en el lado derecho de la cabeza. Este caso es tan excepcional que se presentó el pasado mes de febrero en el Congreso de la Sociedad Española de Neurocirugía científica, que se celebró en Baeza (Jaén) y los doctores prevén también publicarlo en una revista científica.

Te puede interesar: Joan-Ramon Laporte, farmacólogo: “Más de la mitad de los medicamentos que nos prescriben son innecesarios”

La sanidad pública española deja sin realizar casi dos millones de cirugías por la saturación de las listas de espera.

Un centro para cirugías cardíacas robóticas en niños y jóvenes

Hace unas semanas, el hospital la creación de el Centro de Cardiopatías Congénitas impulsado por Sant Joan de Déu y el Clínic Barcelona nace con el objetivo que un mismo equipo de profesionales siga y trate a lo largo de toda la vida a los niños que nacen con una cardiopatía congénita.

El nuevo centro tendrá dos sedes, una en Sant Joan de Déu y otra en el Hospital Clínic, que, en conjunto, ofrecerán una cartera de servicios completa y complementaria, y dispondrá de un equipo integrado por 23 profesionales de cirugía cardiovascular, cardiología, pediatría y anestesiología.

El éxito en el manejo del paciente con enfermedad cardiovascular se basa en la asistencia multidisciplinaria de alta calidad y en una estrategia de seguimiento a largo plazo que asegure la continuidad durante la vida adulta. Por eso, tener un centro especializado, integrado y con visión transversal es clave para mejorar la calidad en la asistencia de estos pacientes.

(Con información de la agencia EFE)