Muere Jaime de Armiñán con 97 años, uno de los directores históricos del cine español de la Transición y adelantado a su tiempo

El autor firmó obras emblemáticas como ‘Mi querida señorita’, que abordaba la transexualidad y fue miembro de una generación que renovó por completo nuestra cinematografía

Guardar

Nuevo

José Luis López Vázquez, en 'Mi querida señorita' (1972), Jaime de Armiñán
José Luis López Vázquez, en 'Mi querida señorita' (1972), Jaime de Armiñán

Fue uno de las grandes autores del cine español durante la década de los setenta y ochenta, así como contemporáneo de una de las mejores generaciones de nuestra cinematografía junto a nombres clave como el de José Luis Borau, Carlos Saura, Víctor Erice o Pedro Olea.

Puede que no alcanzara el reconocimiento o la repercusión que tuvieron algunos de sus coetáneos, pero lo cierto es que dentro de trayectoria de Jaime de Armiñán encontramos algunos títulos clave de nuestro cine durante el ‘tardofranquismo’ y la Transición, como es el caso de la icónica Mi querida señorita, protagonizada por José Luis López Vázquez en la que se abordaba el tema de la transexualidad a principios de los años setenta o El nido (protagonizada por Héctor Alterio y una adolescente Ana Torrent), ambas representantes españolas para los premios Oscar.

Una generación de directores que modernizarían el cine español

Jaime de Armiñán
Jaime de Armiñán

Las películas de Armiñán entroncaban con los intereses de una nueva generación de cineastas que, de alguna manera, lucharon para romper con las estructuras arcaicas de la industria durante el periodo de la dictadura en el que dominaba la censura.

Te puede interesar: Vuelve Joël Dicker con ‘Un animal salvaje’, un thriller adictivo sobre las apariencias en la era de las redes: “Todo es un poco más falso y nuestras vidas también”

Se abordaron nuevos temas desde perspectivas inéditas, y eso contribuyó de forma esencial a la modernización del cine español en un momento en el que las nuevas olas y las vanguardias ya se encontraban instauradas en la mayoría de los países europeos y asiáticos.

Armiñán comenzó en la televisión y como guionista para José María Forqué, participó en el mítico Estudio 1, hasta que debutó en el largometraje en 1969 con Carola de día, Carola de noche que, además sería la primera película de carácter adulto de la actriz y cantante Pepa Flores.

Nuevos temas en la Transición

Aunque fue un fracaso, el director comenzaría a abordar temas inéditos e incómodos en sus siguientes trabajos, como la prostitución en La Lola, dicen que no vive sola (1970) o la transexualidad en la mencionada Mi querida señorita, una película que ha terminado siendo un icono para la comunidad LGTBIQ+ y de la que Javier Ambrossi y Javier Calvo, Los Javis, planean hacer una versión contemporánea que seguiría la línea de sus últimas producciones como Veneno o Vestidas de azul.

Te puede interesar: George Lucas recibirá la Palma de Oro de Honor en el Festival de Cannes

Una de sus mejores películas fue sin duda El amor del capitán Brando (1974) que, aunque abordaba una cuestión polémica como podría ser la relación entre un menor y una mujer (interpretada por Ana Belén), lo hacía desde una perspectiva ensoñadora, a modo de aventura iniciática para hablar de la educación, del poder de la lectura y de las historias. Su reparto, en estado de gloria estaba formado además por Fernando Fernán-Gómez, Julieta Serrano, Amparo Soler Leal y un inolvidable Antonio Ferrandis.

Ana Belén en 'El amor del Capitán Brando'
Ana Belén en 'El amor del Capitán Brando'

Además de películas como Al servicio de la mujer española o El nido, Armiñán también dirigió la serie Juncal, protagonizada por Francisco Rabal que encarnaba a un ex torero, que se convertiría en un auténtico fenómeno televisivo.

Con el célebre intérprete también trabajó en La hora bruja, en la que también aparecía la recientemente fallecida Concha Velasco y que giraba en torno de las meigas en Galicia y contenía una atmósfera muy particular. Una de sus últimas películas sería El palomo cojo, que de alguna forma conectaba con todo ese mundo de la infancia que había desarrollado anteriormente y que, en este caso, estaba basada en una novela de Eduardo Mendicutti.

Te puede interesar: ¿Por qué se parece tanto ‘Joker 2′ a ‘La La Land’? La extraña conexión surgida del tráiler de la película

Trabajó con los mejores actores de su tiempo, estuvo en los festivales más prestigiosos, como el de Berlín y, en el terreno personal, estuvo casado con Elena Santonja, la popular presentadora del programa de gastronomía Con las manos en la masa, con la que tuvo tres hijos.