Unos 200.000 españoles consumen agua del grifo contaminada por nitratos

La contaminación por nitratos está relacionada con aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer en el ser humano

Compartir
Compartir articulo
Imagen aérea del Azud de la Marquesa, en Cullera (Valencia). (Confederación Hidrográfica del Júcar)
Imagen aérea del Azud de la Marquesa, en Cullera (Valencia). (Confederación Hidrográfica del Júcar)

La organización Ecologistas en Acción ha dado la voz de alerta: unas 214.851 personas en España se se ven afectadas por la contaminación del agua por nitratos, provenientes en su mayoría de los fertilizantes de la agricultura y la ganadería intensiva. Son al menos 171 las localidades que presentan este problema pero “todo apunta a que el número de municipios afectados, y por lo tanto la población, es bastante mayor”.

El informe publicado este jueves por Ecologistas en Acción, “Contaminación por nitratos. Impacto en el medioambiente y el agua de consumo humano” especifica que en 2022, el 11% de las aguas superficiales sufrían este problema. El alcance en las aguas subterráneas es mucho mayor: ese año, el 37% superaban la cantidad de nitratos permitida (37,5 mg/l en este caso).

Te puede interesar: Los cambios en la ley de amnistía: se ampara en la normativa europea para acotar el terrorismo y solo excluye la traición si hay violencia

“El acceso al agua potable y el saneamiento es un derecho humano, considerado como tal por Naciones Unidas desde 2010, por lo que el hecho de que se esté suministrando agua contaminada no apta para el consumo, a más de doscientas mil personas en nuestro país, supone un claro retroceso en cuanto a calidad de vida”, denuncia el colectivo.

La contaminación se ceba con la “España vaciada”

Concentración de nitratos en las aguas superficiales de España (MITECO)
Concentración de nitratos en las aguas superficiales de España (MITECO)

España es de los países europeos con mayores índices de contaminación por nitratos de las aguas subterráneas y superficiales. Los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad determinan que, al menos un total de 214.851 personas censadas se vieron afectadas por episodios de contaminación por nitratos en el agua potable, si bien Ecologistas en Acción calcula que el número real “con toda seguridad es superior”. El problema se concentra especialmente en localidades ubicadas en la denominada “España vaciada”. En el agua superficial, los niveles de contaminación tocan techo en el Segura (22%), el Júcar (24%) y las Cuencas Internas de Cataluña (27%). En las aguas subterráneas, son las Islas Baleares, las cuencas catalanas y las demarcaciones del Guadiana y del Segura las más afectadas, con valores de contaminación que superan en un 50% los límites permitidos (50 mg/l en agua potable).

Es en casos como el de Baleares donde el peligro es mayor, pues su consumo de agua depende sobremanera de los recursos subterráneos, que son los más afectados. En 2022, doce municipios detectaron en alguna de sus redes de distribución valores superiores al límite permitido en la Unión Europea y España.

Te puede interesar: España recicla menos que sus vecinos europeos, pero genera menos basura

A pesar de lo alarmante de los datos, Ecologistas en Acción señala que el control de las autoridades es insuficiente. Aprecian además una “falta de coherencia” en la medición de los datos “que impide su correcto análisis”.

La ganadería y la agricultura, entre las causas

Los causantes de la contaminación se encuentran en el sector primario. Los datos analizados en el informe, provenientes del Ministerio de Sanidad, “apuntan directamente” a la ganadería industrial, “a la que habría que sumar la contaminación difusa agraria” debido al uso de fertilizantes y abonos nitrogenados.

La organización pide reducir su uso en un 20%, tal como exige la Estrategia de la granja a la mesa de la UE y que se frene la expansión de la ganadería intensiva. Además, exigen que estos responsables paguen “los sobrecostes de la potabilización del agua, necesaria a consecuencia de sus acciones contra el medio ambiente”.

Mayores riesgos de cáncer y malformaciones

La presencia de nitratos en el agua afecta directamente a la salud de las personas, dada su toxicidad. Sus efectos en el agua que consumimos puede ocasionar problemas incluso en recién nacidos. Los nitratos llevan a la formación de nitritos, que pueden desencadenar metahemoglobinemia en los lactantes menores de seis meses. Esta afección no permite que se transporte oxígeno suficiente a los tejidos del cuerpo. En los humanos, genera dolor de cabeza, mareo, cansancio, falta de aliento, náuseas, vómitos, latidos cardíacos rápidos, pérdida de coordinación muscular y piel de color azul, entre otros síntomas.

Los nitratos también reaccionan con aminas para conformar nitrosaminas. Estas sustancias tienen una actividad carcinógena. Así, un nuevo estudio publicado en la revista Science of the Total Envirnment en 2023 subraya el incremento del riesgo del cáncer colorrectal al consumir agua con elevados niveles de nitratos. La publicación alerta de que estos efectos se dan a partir de concentraciones superiores a los 9,25mg/l, muy inferiores a las permitidas por ley. Por ello, Ecologistas en Acción exige reducir estos niveles para el consumo humano.