El bonito pueblo de apenas 70 habitantes que tiene un castillo del siglo XI y rutas de senderismo

La localidad cuenta con unos encantos únicos que la convierten en un destino rural ideal en la región

Compartir
Compartir articulo
La localidad cuenta con unos encantos únicos que la convierten en un destino rural ideal en la región

En el corazón de los montes catalanes se pueden encontrar lugares mágicos que dejan con la boca abierta. Así, infinidad de pequeños pueblos de montaña enamoran al viajero con su rico patrimonio histórico y cultural. Por no hablar de su entorno natural, el cual conforma un destino rural que es único en España y que brinda infinidad de atractivos.

En este sentido, en la sierra de Montsonís, cerca de la Noguera, se localiza uno de los mayores secretos de Lleida. Se trata de Monstosnís, un pequeño pueblo de montaña que con apenas 70 habitantes es conocido por su impresionante patrimonio, así como por su belleza natural, que atrae a turistas y visitantes de diversas partes del mundo. De todos sus encantos destaca su castillo, el edificio más emblemático de la villa y que es una de las joyas arquitectónicas de la región.

Te puede interesar: El tesoro histórico de Galicia: un asentamiento de la Edad de Hierro que se ubica junto al mar

El castillo de Montsonís

, Castillo de Montsonís, en Lleida
, Castillo de Montsonís, en Lleida

El castillo de Montsonís, construido en el siglo XI por orden del Conde de Urgell, es uno de los principales atractivos de la localidad. Situado en lo alto de una colina, este recinto fortificado ofrece una vista panorámica impresionante de los alrededores. A lo largo de los siglos, el castillo ha sido testigo de numerosas batallas y eventos históricos, lo que lo convierte en un lugar emblemático para entender la historia de la región. Sin embargo, el actual conjunto, cercano a las ruinas del enclave medieval, fue construido sobre la antigua muralla a partir del siglo XVII.

A su vez, hoy en día la fortaleza de Montsonís se encuentra parcialmente restaurada y se utiliza para eventos culturales y educativos, permitiendo a los visitantes sumergirse en su rica historia. Por su parte, en la localidad se pueden disfrutar también de otros espacios como el santuario de Santa Maria de Saglar y el mirador de Sant Urbà. Aunque la otra gran construcción de la localidad corresponde a su iglesia parroquial.

Te puede interesar: La bonita ciudad de Cataluña que tiene una catedral del siglo XIII y la fiesta más ‘gigante’ de la comunidad

Esta recibe el nombre de iglesia de San Miguel y fue construida en el siglo XII. Presenta un estilo románico, en el que destaca su arquitectura y en su interior se pueden encontrar valiosas obras de arte sacro. La sencillez y la belleza de su construcción reflejan el estilo arquitectónico predominante de la época en Cataluña y ofrece un espacio de serenidad y recogimiento.

Un increíble entorno natural

Montsonís, en Lleida (Wikimedia).
Montsonís, en Lleida (Wikimedia).

El entorno natural que rodea a Montsonís es otro de sus atractivos. Rutas de senderismo y ciclismo atraviesan paisajes de campos cultivados, bosques y ríos, ofreciendo a los amantes de la naturaleza la oportunidad de explorar y disfrutar de la biodiversidad de la región. La preservación del medio ambiente es una prioridad para la comunidad local, que se esfuerza por mantener el equilibrio entre el desarrollo y la sostenibilidad.

Por otro lado, la celebración de las fiestas tradicionales en Montsonís es una expresión viva de su cultura. Durante todo el año, se organizan festividades que incluyen desde actos religiosos hasta ferias medievales, pasando por conciertos y obras de teatro al aire libre. Estas celebraciones son una oportunidad para que tanto los residentes como los visitantes participen y disfruten de la riqueza cultural de la localidad.

Te puede interesar: La Casa Botines: la joya de Gaudí que alberga el museo del artista y es uno de los edificios más impresionantes de León

Cómo llegar

Desde Lleida, el viaje es de alrededor de 45 minutos por las carreteras C-12 y C-26. Por su parte, desde Barcelona el trayecto tiene una duración estimada de 1 hora y 45 minutos por la vía A-2.