Incendio en Red Bull: el padre de Verstappen se desmarca de la filtración de los mensajes sexuales y pide el despido de Horner

Jos asegura que el director de la escudería “va de víctima cuando es el principal problema” y que “el equipo corre riesgo de “desintegrarse” si Christian sigue en su puesto

Compartir
Compartir articulo
El jefe de Red Bull Christian Horner durante la primera sesión de prácticas previo al Gran Premio de Bahrein de la Fórmula Uno, el jueves 29 de febrero de 2024. (AP Foto/Darko Bandic)
El jefe de Red Bull Christian Horner durante la primera sesión de prácticas previo al Gran Premio de Bahrein de la Fórmula Uno, el jueves 29 de febrero de 2024. (AP Foto/Darko Bandic)

El Horner Leaks no cesa y va camino de convertirse, si no lo ha hecho ya, en una guerra civil dentro de Red Bull. La escudería austríaca atraviesa un momento de incertidumbre y turbulencia alrededor de la figura de Christina Horner, absuelto en la investigación interna por “comportamiento sexual inapropiado” hacia una empleada, aunque de nuevo atacado desde un e-mail fantasma con fotos y conversaciones supuestamente enviadas a toda la prensa de la F1. En dichos chats de WhatsApp se ve cómo Horner le insistía en compartir momentos íntimos, cómo quería que le enviara fotos, le hacía videollamadas insistentes o incluso le enviaba fotos subidas de tono.

También cómo ella, cuando ya vio que el flirteo se iba de las manos, le invitaba a pensar en su mujer. Uno de los acusados de esta filtración es Jos Verstappen, expiloto de Fórmula 1 y padre de Max Verstappen, vigente campeón del mundo. “Eso no tendría sentido”, dijo. “¿Por qué iba a hacer eso cuando a Max le está yendo tan bien aquí?”, dijo. Según se filtra desde Inglaterra, Horner está convencido de que Jos está detrás de todo. Lo que pone en evidencia las dos facciones que hay dentro del equipo desde el fallecimiento de Dietrich Mateschitz, creador y dueño de la compañía.

Te puede interesar: Christian Horner, investigado por un “comportamiento inadecuado” hacia una empleada del equipo

La opinión del jefe de Alonso en Aston Martin sobre la posibilidad de que el coche de 2024 gane carreras.

Verstappen contra Horner

Una parte que apoya al clan Verstappen, y otra a favor de Chalerm Yoovidhya, dueño del 51% del equipo que en la parrilla de Baréin se paseaba del brazo con Horner. Tras acabar la carrera, el que no se cortó fue Jos Verstappen. “El equipo está en peligro de partirse, no se puede seguir así. Va a explotar. Va de víctima cuando él es quien está causando los problemas. Hay tensión mientras él siga en el puesto”, asegura el padre del piloto. El jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, también avivó el fuego por el escándalo de Horner pidiendo transparencia.

“Veremos dónde va en los próximos días. Por ahora, sigo cuestionando cómo se ha manejado esto, probablemente no le esté haciendo ningún bien a la escudería, ya que esto podría verse como una lucha de poder dentro de la F1. Acabo de leer el comunicado de Red Bull y diría que es demasiado simple. Mi opinión personal es que realmente no podemos mirar detrás de la cortina. Al final, hay una dama en una organización que habló con Recursos Humanos y dijo que había un problema, que fue investigado, y ahora, el deporte ha recibido el mensaje de que está bien, todo ok″, aseguró.

Helmut Marko, consejero de Red Bull, descubridor de Verstappen y mano derecha de Mateschitz desde que el magnate austríaco fundó la escudería de F1, se ha mantenido en un discreto segundo plano, a pesar de que sus diferencias con Horner son notorias. Falta por saber cuál es la postura de Max en todo esto. Las incendiarias declaraciones de su padre no tienen por qué salpicarle, o sí, porque se dice que Jos compartió mesa y comida con Toto Wolff, quien busca piloto para la temporada que viene tras la no renovación a Hamilton.