Apartan del servicio a un mosso en Lleida investigado por tráfico de cocaína

Por el momento, el agente se encuentra de baja, así que no se ha podido aplicar la medida

Compartir
Compartir articulo
Coche de los Mossos d'Esquadra (Europa Press)
Coche de los Mossos d'Esquadra (Europa Press)

Los Mossos d’Esquadra han apartado del servicio a un agente del cuerpo destinado al Área Básica Policial (ABP) de Lleida tras ser investigado por tráfico de cocaína, delito del que la policía catalana supo por una conversación en la aplicación WhatsApp interceptada a un detenido.

Según ha informado el diario “Segre” y han confirmado a EFE fuentes de los Mossos d’Esquadra, el agente I.G.G. ha sido denunciado por la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos, al que ha suspendido de empleo y sueldo a la espera de juicio.

Te puede interesar: Muere un joven de 19 años tras caer a las vías por el hueco entre el vagón y el andén y ser arrollado por el tren en Puerta de Arganda (Madrid)

El rotativo explica que, sin embargo, el policía se encuentra de baja, por lo que no se le ha podido aplicar la medida. Está previsto que el agente declare en las próximas semanas ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Lleida, que es el que lleva el caso, abierto por un presunto delito contra la salud publica y por el que hay otras personas imputadas.

Un año de investigaciones por tráfico de droga

La investigación de este caso comenzó en junio del pasado año, mes en el que los Mossos detuvieron a un vecino de Lleida por tráfico de droga.

En las diligencias abiertas entonces se le intervino su teléfono móvil, en el que la policía constató que el mosso mantenía conversaciones por WhatsApp con el detenido y otras personas sobre adquisición y venta de droga, sobre todo cocaína además de conocer que el agente era a la vez consumidos y presunto vendedor de estupefacientes, según detalla “Segre”.

Te puede interesar: Muere apuñalado un joven de 21 años en el barrio de Santa Clara de Sevilla

Fue entonces cuando la División de Asuntos Internos de los Mossos imputó al agente y a otras cuatro personas al tiempo que tomaba medidas cautelares respecto del policía. En el registro de la vivienda del agente, los Mossos encontraron 394 gramos de cocaína y 14.000 euros.

*Información elaborada por EFE