Inesperado movimiento del euríbor: sube en febrero tras tres meses de caídas impulsado por el retraso en la bajada de tipos

Los hipotecados con revisión anual de sus cuotas verán cómo se encarecen entre 10 y 20 euros al mes, al contrario de los que tengan revisión semestral, que tendrán bajadas de entre 40 y 80 euros

Compartir
Compartir articulo
15/03/2023 Documentación para la firma de una hipoteca, a 15 de marzo de 2023. (Eduardo Parra/Europa Press)
15/03/2023 Documentación para la firma de una hipoteca, a 15 de marzo de 2023. (Eduardo Parra/Europa Press)

Las expectativas de los hipotecados sobre el euríbor no se han cumplido. Cuando todo hacía prever que el índice de referencia de las hipotecas variables más utilizado en España iba a seguir con la racha de descensos de los tres últimos meses, ha cambiado de tendencia y cierra febrero subiendo al 3,671%, frente al 3,609% con que terminó enero.

Este freno en los descensos tiene un claro responsable, el Banco Central Europeo (BCE), que no bajará los tipos de interés en el primer trimestre del año como preveía una parte del mercado. Incluso podría retrasar los recortes para después del verano si se tienen en cuenta las declaraciones que el vicepresidente del eurobanco, Luis de Guindos, ha realizado este miércoles, en las que ha asegurado que el BCE no tiene fecha para bajar las tasas de interés, sino que ajustará su política monetaria en función de los datos que vaya recibiendo, principalmente respecto a la inflación, sin marcarse un calendario concreto. “Somos dependientes de los datos, no somos dependientes de las fechas”, ha afirmado.

Te puede interesar: Los hipotecados cumplen: la morosidad de la banca baja en diciembre y cierra 2023 en el 3,54%

Mikel Riera, analista de HelpMyCash, atribuye el cambio de rumbo del euríbor a que el mercado “se pasó de optimista” al esperar una rápida bajada de los tipos del BCE, lo que llevó al índice a situarse muy cerca del 3,5%. Sin embargo en febrero, “ha tenido que ajustar sus previsiones a la realidad y eso explica por qué este índice ha repuntado”.

No obstante, su subida no ha sido significativa, por lo que “no hay que alarmarse”, señala Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro, ya que “el euríbor es un indicador volátil y que suba o baje un poco cada mes es esperable”.

Te puede interesar: 2024 será un buen año para comprar vivienda debido al freno en la subida de precios y a la rebaja de las hipotecas

Lo que no prevé es que vuelva a situarse por encima del 4% o que caiga de repente a niveles cercanos al 3%: “Esto no sería lógico a menos que se produzca un cambio macroeconómico inesperado propiciado por una guerra, una pandemia o una bajada de los tipos de interés oficiales”, apunta Colombelli.

Hipotecas en rebajas: los bancos estrenan el año abaratando los préstamos para adquirir vivienda.

La alegría va por barrios

La escalada del euríbor tendrá consecuencias para los hipotecados a tipo de interés variable que verán cambios en la cuota de sus hipotecas. Eso sí, serán al alza o a la baja dependiendo de cuando las revisen.

Y es que, aunque la subida no ha sido muy elevada, el euríbor del 3,671%, sigue siendo superior al registrado en febrero de 2023, que alcanzó el 3,534%, por lo que los hipotecados que hagan ahora su revisión anual verán cómo sus cuotas se encarecen entre 10 y 20 euros al mes y tendrán que esperar a la revisión del año que viene para ver posibles descensos.

Lo contrario ocurre con los que revisen su cuota cada semestre que verán como se abarata entre 35 y 80 euros mensuales, dado que el índice hace seis meses estaba en el 4,073%.

Riera pone el ejemplo de un propietario con una hipoteca variable media de 150.000 euros a 25 años, con un interés de euríbor más 1%. Si el préstamo se revisa semestralmente con el valor de febrero del índice, sus cuotas bajarán de los 883 euros a los 848 euros, aproximadamente; unos 35 euros menos al mes y unos 210 euros menos al semestre.

Mientras que si la revisión es anual, las mensualidades pasarán de 837 a 848 euros, aproximadamente, algo más de 11 euros más al mes y casi 140 euros más al año. “Por suerte, hemos dejado atrás las subidas de 1.000 euros anuales que se produjeron en 2023″, reconoce Miquel Riera.

Hipotecas más baratas

Una de las bazas que tienen a favor los que tengan que financiar ahora la compra de una vivienda es que podrán contratar préstamos hipotecarios más baratos que hace unos meses debido a la ‘guerra de hipotecas’ que se han declarado los bancos y que les ha llevado a bajar su precio ante las previsiones de que el BCE vaya a bajar los tipos en algún momento de este año.

Las mayores rebajas se han producido en las hipotecas a tipo fijo cuyo interés ha bajado del 3% en las mejores ofertas. Un interés muy atractivo si se tiene en cuenta que el tipo medio al que las entidades españolas concedieron créditos hipotecarios en enero fue del 4,026%, según datos del Banco de España.

Previsiones del 3% para el cierre del año

Respecto al comportamiento del euríbor en los próximos meses, los analistas consideran que continuará cotizando alrededor de los niveles actuales hasta que haya una mayor evidencia sobre el inicio de los recortes de tipos. Mientras que la posibilidad de subidas de tipos “está totalmente descartada, por lo que el potencial al alza es cada vez más limitado”, señala Joaquín Robles, analista de XTB.

Considera que el peor escenario que puede plantearse es que la dificultad para doblegar la inflación al objetivo del 2%, como prevé el BCE, retrase los primeros recortes hasta el último tramo del año, ya que la evolución de la inflación seguirá condicionando el comportamiento del euríbor.

Para el primer semestre del año, Robles espera que el índice cotice entre el 3,80% y el 3,5%. Mientras que durante el segundo semestre “esperamos una mayor volatilidad y pensamos que podría terminar el año alrededor del 3%”.