Carmen Martínez-Bordiú cumple 73 años cada vez más lejos de sus inicios: una vida aislada en Portugal y alejada de su familia

La nieta del dictador Francisco Franco celebra este lunes, 26 de febrero, una nueva vuelta al sol en una etapa muy diferente de su vida

Compartir
Compartir articulo
Carmen Martinez-Bordiú en una imagen de archivo. (Europa Press)
Carmen Martinez-Bordiú en una imagen de archivo. (Europa Press)

Hubo un tiempo en el que el nombre de Carmen Martínez-Bordiú era una constante en los medios de comunicación, especialmente en los especializados en prensa rosa. Desde bien joven la nieta del dictador Francisco Franco disfrutó de un estilo de vida que la hacía acaparar páginas y páginas del papel couché, pues además de formar parte de una estirpe de sobra conocida, su vida personal era siempre muy interesante, pues no se perdía los mejores eventos y siempre acudía acompaña de otros rostros conocidos.

Como le ha sucedido a otros muchos que tuvieron una infancia similar, marcada por la rectitud y las normal, en cuanto pudo Carmen dejó el Palacio de El Pardo, donde creció como si fuera una princesa para disfrutar de una libertad que ha marcado desde entonces sus pasos. Con apenas 16 años vivió su primer romance, fue con el jinete Jaime Rivera y, aunque a ella le gusta, a su padre, Cristóbal Martínez-Bordiú, no le gustó y es que le parecía que él tenía poco futuro.

Te puede interesar: Carmen Martínez-Bordiú pide a la prensa que la dejen en paz

Su siguiente historia de amor gustó mucho menos a su progenitor y es que Carmen, muy rebelde, se fugó a Niza, en Francia, junto a Fernando de Baviera y Mesía, quien no solo era primo del rey Juan Carlos, sino que además tenía 15 años más que ella y estaba casada. El escándalo fue tan sonado en la época que el Estado comenzó un plan para buscarle un marido que fuera del agrado de sus padres.

Carmen Martínez-Bordiú. (Europa Press)
Carmen Martínez-Bordiú. (Europa Press)

El elegido fue Alfonso de Borbón, nieto del rey Alfonso XIII y, por lo tanto, proveniente de una casta de altura para enlazarse con la que era la familia más importante de España. Las cosas fluyeron tan bien entre los jóvenes que el 8 de marzo de 1972 se dieron el ‘sí, quiero’ en la capilla de El Pardo, dando comienzo a un matrimonio que, por supuesto, acaparó miles de titulares durante el tiempo que duró.

Te puede interesar: Luis Miguel Rodríguez ‘El Chatarrero’ aclara por fin qué relación tiene con Carmen Martínez-Bordiú

Entre intrigas de palacio, pues durante un tiempo se pretendió que Alfonso aspirara al trono de España, tuvieron dos hijos. Francisco de Asís -que falleció en un accidente de coche- nació solo nueve meses después de la boda y, en 1974, nació Luis Alfonso, que como su madre es un habitual en el mundo rosa. El matrimonio, que recibió el ducado de Cádiz, primero se trasladó a Estocolmo y al tiempo a Madrid, donde su historia terminó con un sonadísimo divorcio, pues en aquellos momentos estaba mal visto.

A Carmen Martínez-Bordiú le dio igual, dejó a sus dos hijos con su padre y se fue a vivir a París junto al anticuario Jean-Marie Rossi, del que se enamoró y con quien se casó en el año 1984 y tuvo a su hija pequeña, Cynthia. Si bien es cierto que se acabaron separando mantuvieron una buena relación hasta la muerte del galo, sucedida en 2021.

Luis Alfonso de Borbón. (Europa Press)
Luis Alfonso de Borbón. (Europa Press)

Pese a que Cupido tampoco la sonrió en aquella ocasión, la nieta de Franco nunca ha dejado de probar suerte. Su siguiente pareja fue José Campos, un empresario cántabro muy llamó y trece años más joven que ella con el que también se casó en 2006. Su relación duró siete años y fue entonces cuando vivió su época más mediática, siendo un rostro habitual en la pequeña pantalla y llegando a participar en ¡Mira quién baila!. El siguiente hombre con el que pasó una temporada fue Luis Miguel Rodríguez, conocido popularmente como el chatarrero y más recientemente Tim McKeague, un australiano 34 años más joven que ella con el que convivió hasta el pasado año.

Vida en Portugal

Carmen Martínez-Bordiú y Tim en una imagen de 2017. (Europa Press)
Carmen Martínez-Bordiú y Tim en una imagen de 2017. (Europa Press)

Precisamente junto a Tim se mudó país vecino de Portugal en 2019 para comenzar la etapa más discreta de su vida, totalmente alejada de los focos y, por primera vez, siendo una persona prácticamente anónima. Si bien su historia de amor ya terminó, Carmen ha decidido quedarse con los lusos. De esta etapa se conoce poco y es que ha logrado lo que pretendía, vivir tranquila, ajena a todo y a todos.

De hecho, Carmen Martínez-Bordiú casi no tiene relación con sus hermanos y es que la muerte de su madre, Carmen Franco, ocurrida en 2017, cambió el panorama cuando les tocó repartirse su herencia.