Simeone oposita para los Juegos Olímpicos: “Es un sueño que tengo por cumplir”

Ya recuperado de su grave lesión de peroné, el delantero argentino del Alavés afronta la segunda vuelta con la ilusión de ayudar a su equipo y acudir a la cita olímpica del próximo verano

Compartir
Compartir articulo
Foto de archivo de Giuliano Simeone, jugador del Alavés. EFE/David Aguilar
Foto de archivo de Giuliano Simeone, jugador del Alavés. EFE/David Aguilar

Hace tiempo que la carrera de Giuliano Simeone dejó de ser una de obstáculos para convertirse en una de largo fondo. Concretamente desde el 1 de enero de este año, cuando el argentino entró en una convocatoria oficial -la primera- con el Alavés tras superar su grave lesión de peroné con luxación del tobillo. Habían pasado cinco largos meses de paciencia, sacrificios y trabajos resumidos en una frase. “Llegó el día. Ahora sí, estoy de vuelta”. La pronunciada por el jugador argentino, que celebraba el premio a su constante esfuerzo.

Debutó en Liga como babazorro al día siguiente, ante la Real Sociedad. Se le vio “emocionado” tras dejar atrás 149 días de recuperación, primero en Madrid y posteriormente en Vitoria, en los que no le faltó el apoyo de su entorno. “Muy contento de volver a estar con el equipo, pero es una pena que se nos haya vuelto a escapar otra vez en los últimos minutos. Tenemos que ser más contundentes”. Fueron las palabras del futbolista el día que volvió a sentirse futbolista.

Te puede interesar: Griezmann recibe la corona de Luis Aragonés en el Metropolitano y entra en la historia del Atlético

De Vitoria a París

Giuliano sigue remando por hacerse un hueco en el once titular de Luis García. Pugna, entre otros, con Omorodion, otro jugador que pertenece al Atlético de Madrid. Más corpulento uno, más asociativo otro. Con participación en seis de los nueve partidos en los que ha estado disponible, Simeone aguarda su momento. “La competencia te hace mejorar, porque tienes que dar mejor nivel que el otro pero sobre todo mejorarse uno mismo. Samu está muy bien y me alegro muchísimo por él, porque sus alegrías serán beneficio para el equipo, igual que Kike. Eso me alegra un montón y me hace seguir compitiendo, estar fuerte y mejorarme a mí mismo”, asegura en una entrevista para MD.

Giuliano Simeone fue operado con éxito luego de sufrir una dura lesión en su pierna izquierda (@Alaves)
Giuliano Simeone fue operado con éxito luego de sufrir una dura lesión en su pierna izquierda (@Alaves)

Ese camino que está recorriendo en busca de su mejor versión tiene su sede en Vitoria y una escala -así lo desea Giuliano- en París. El argentino “sueña” con representar a su país en los Juegos Olímpicos del próximo verano. La albiceleste selló el billete a la capital francesa tras dejar en la estacada a la Brasil de Endrick, entre otros. “Es un objetivo que tengo en mente, un sueño por cumplir. Sé que los Juegos es algo muy bonito de disputar. El entrenador se tiene que fijar en mí, tiene el equipo armado y sé que es difícil pero como queda una segunda vuelta por disputar en LaLiga tengo que dar el máximo para poder estar ahí, sería todo un sueño”, asegura el pequeño de los Simeone.

El trabajo por bandera

Su club y su selección convergen en un mismo problema: el equipo ya está armado. Las apuestas de Luís García Plaza en el Alavés y Mascherano con Argentina están funcionando. No obstante, ambos técnicos comparten la meritocracia como uno de sus pilares, así que el camino de Giuliano se deberá llenar de méritos. Tiene por delante prácticamente una segunda vuelta entera y a ello se suma su currículum más reciente sobre un terreno de juego. Su última temporada sano la cerró con participación en el 30%de los goles -nueve goles y tres asistencias- del Zaragoza.

De hecho, excepto Taty Castellanos con 14, ningún jugador argentino generó más goles que él sumando Primera y Segunda División. Y de su generación sólo quedó por detrás de Gabri Veiga que participó en 15 tantos. Simeone fue el mejor de los cedidos que tiene el Atlético y llegó a ser el más veloz durante el mes de enero. Datos que reflejan el impacto de Giuliano cuando ha estado disponible y sano deportivamente. Un estado de forma que alcanza trabajando día a día, en cada entrenamiento. Dando golpes a la puerta de la titularidad para ayudar al colectivo y cumplir su sueño. Nacido en Roma y con nacionalidad española, Giuliano tiene clara su decisión. “Será con Argentina o no será”. Cuenta atrás hasta París activada.