Ikea registra beneficio récord en España y destina 90 millones a bajar el precio de 1.300 productos

A esta inversión se añadirá una de siete millones de euros para bajar los precios en los servicios de transporte

Compartir
Compartir articulo
FOTO DE ARCHIVO. El logo de IKEA en el exterior de una tienda de muebles IKEA en Bruselas, Bélgica. 13 de junio de 2023. REUTERS/Yves Herman
FOTO DE ARCHIVO. El logo de IKEA en el exterior de una tienda de muebles IKEA en Bruselas, Bélgica. 13 de junio de 2023. REUTERS/Yves Herman

Ikea registró un beneficio neto histórico de 148 millones de euros en España durante su ejercicio fiscal 2023, cerrado el 31 de agosto, lo que supone un incremento del 68% respecto al año anterior, según ha avanzado el consejero delegado de Ikea en España, Nurettin Acar. En concreto, la multinacional sueca cerró el pasado ejercicio con una facturación de 1.954 millones de euros, lo que supone un 7,4% más, mientras que el área de ‘food’ se elevó hasta los 71 millones de euros, frente a los 62 millones de euros registrados en 2022.

Por otra parte, Ikea aumentó un 2,6% su plantilla en España en 2023, hasta alcanzar los 10.016 empleados en el mercado nacional que tenía al cierre del ejercicio. “Se han creado 741 empleos nuevos y estamos muy contentos de superar los 10.000 empleados”, ha indicado el consejero delegado. Además, los buenos resultados le permiten compensar a sus trabajadores con un bonus que este año ha ascendido hasta los 18 millones de euros, mientras que se ha invertido 2,7 millones de euros en complementos salariales a sus empleados. “Ikea España se ha convertido en empleador que mejor paga en España en el sector retail minorista”, ha subrayado Acar.

Te puede interesar: Ikea baja el precio de más de 350 de sus productos más vendidos

Invierte 90 millones en bajar precios

Por otro lado, la multinacional sueca invertirá 33 millones de euros en España para bajar el precio de más de 1.300 referencias del catálogo, atendiendo especialmente a los productos más demandados. “Invertimos 90 millones de euros para reducir precios de cerca de 1.300 productos, con una bajada media del 20%”, ha asegurado el consejero delegado de Ikea España. Así, junto a esta inversión anunciada en octubre y nuevas inversiones hasta abril, la inversión total será de 90 millones de euros. A esta inversión se añadirá una de siete millones de euros para bajar los precios en los servicios de transporte.

Por su parte, el vicepresidente de Ingka Group, Juvencio Maeztu, ha reiterado la apuesta de la multinacional sueca. “Vamos a contracorriente, nos falta un tornillo porque hacemos lo que no se debe hacer, que es cuando la inflación sube, bajamos los precios”, ha bromeado.

“Bajamos los precios en todos los países donde operamos. No maximizamos beneficio, por eso bajamos precios cuando suben porque a la gente es cuando más le cuesta llegar a fin de mes. Nuestro objetivo es que la sostenibilidad sea de bajo precio, porque el mundo será sostenibible cuando sea asequible para toda la gente”, ha recalcado Maeztu.

Respecto a la expansión de la compañía en el mercado nacional, Accar ha señalado que la multinacional ha invertido 100 millones de euros en el pasado ejercicio en la apertura de 24 nuevos espacios. “Hemos transformado nuestro modelo operativo e invertido en capacitación de la empresa, no habría sido posible sin los trabajadores”, ha asegurado.

Te puede interesar: La fórmula para comprar ‘gratis’ en Ikea: así te pueden devolver hasta 2.000 euros

El directivo ha remarcado que la ‘hoja de ruta’ hasta 2025, la compañía prevé invertir 300 millones de euros en el mercado nacional. “Estamos por el buen camino para llegar a esos niveles de inversión y mantenemos los planes de expansión operativos y según lo previsto”, ha recalcado. Al mismo tiempo, Ikea sigue apostando por la venta ‘online’, a través de la cual facturó 465 millones de euros en el año financiero 2023, lo que supone un 24% de la facturación total.

Durante su año fiscal, el Grupo Ingka, que dirige Ikea Retail en 31 mercados, sigue apostando por las personas y la sostenibilidad, siendo su objetivo bajar los precios y para ello pone en marcha otra oleada de inversiones en todos los mercados, la segunda en cinco meses. “La sostenibilidad la vinculamos con los resultados y es parte de nuestro negocio. Ikea ha crecido un 30% su facturación y reducido su huella climática en un 24%. Sostenibilidad y bajo precio es clave para Ikea”, ha señalado Maeztu.

Mientras que Acar ha destacado que “ser una empresa buena es un buen negocio”. “Nos vemos como activistas en pro de la sostenibilidad y predicamos con el ejemplo. Queremos que la sostenibilidad sea asequible para la mayoría de las personas, reducir nuestros precios para que estén disponible para todos”, ha concluido.