El PIB per cápita de 14 comunidades se mantiene por debajo de la media europea: sólo se salvan Madrid, País Vasco y Navarra

El Covid-19 ha exacerbado las brechas económicas existentes, afectando desproporcionadamente a las regiones más vulnerables

Compartir
Compartir articulo
PIB per cápita en la UE.
PIB per cápita en la UE.

El crecimiento económico muestra una España a dos velocidades. Según el último análisis de la oficina estadística europea, Eurostat, 14 comunidades autónomas en nuestro país mantienen un PIB per cápita muy inferior al registrado por los países del boque comunitario. Las regiones del sur de España son las que más distancia presentan con la Unión Europea, aunque el norte de nuestro país -que por su potencial industrial siempre ha presentado un sólido crecimiento- tampoco consigue situarse al nivel de otras regiones de la zona euro.

El contraste en el desempeño económico entre distintas comunidades autónomas de España ha quedado expuesto, revelando que únicamente Madrid, el País Vasco y Navarra se posicionan al nivel o por encima del promedio de renta per cápita de la Unión Europea (UE), cifrado en 35.400 euros. Mientras Madrid destaca con una renta per cápita un 17% superior al promedio de la UE, alcanzando los 41.400 euros por habitante, el País Vasco y Navarra registran también cifras por encima de la media, con un 9% (38.600 euros) y un 3% (36.400 euros) respectivamente.

Te puede interesar: Hungría, Turquía, Grecia y otros siete países adelantarán a España en PIB per cápita: caerá hasta la posición 33 del ránking mundial en 2060

Estos datos, basados en el análisis de Eurostat sobre el año 2022, emplean el estándar de poder adquisitivo, una unidad que ajusta las diferencias de precios entre naciones para permitir comparaciones más exactas entre regiones. El PIB per cápita en estándares de poder adquisitivo es una medida que refleja más acertadamente el nivel de vida de las poblaciones. Esta unidad es crucial para entender las disparidades regionales en Europa y, en particular, en España.

La situación contrasta marcadamente al sur de España, donde comunidades como Andalucía, Extremadura y Canarias muestran una renta per cápita considerablemente más baja en comparación con la media de la UE. Andalucía y Extremadura presentan unas cifras un 36% y un 35% inferiores al promedio, con 22.700 euros y 23.000 euros por habitante respectivamente, mientras Canarias registra un PIB per cápita un 32% menor, con 24.000 euros por persona.

PIB per cápita en la UE.
PIB per cápita en la UE.

Las regiones de Castilla-La Mancha, Murcia y la Comunidad Valenciana también exhiben disparidades significativas respecto al estándar europeo, situándose más de 25 puntos por debajo del promedio de 35.400 euros. “Estas diferencias regionales resaltan los desafíos económicos internos de España y la necesidad de políticas de desarrollo más enfocadas”, señala el análisis de la oficina estadística europea.

Incluso comunidades con rendimientos económicos relativamente mejores, como Cataluña, Aragón, La Rioja, Castilla y León, Cantabria, Galicia y Asturias, se encuentran por debajo del promedio europeo, pero con diferencias menos marcadas. Por ejemplo, Cataluña está sólo un punto por debajo de la media con 35.000 euros de renta per cápita.

Te puede interesar: España se queda rezagada en PIB per cápita: Lituania, Estonia y Polonia lo superarían en 2028

Es evidente que la pandemia ha tenido un impacto en la economía regional, ya que en 2019, justo antes de que el mundo se enfrentara al Covid-19, Cataluña superaba el promedio del PIB per cápita de la UE en un 8%. La emergencia sanitaria global probablemente ha exacerbado las brechas económicas existentes, afectando desproporcionadamente a las regiones más vulnerables.

El informe de Eurostat actúa como un recordatorio de las persistentes desigualdades económicas dentro de Europa, y específicamente en España. Las variaciones en el PIB per cápita entre comunidades autónomas subrayan la importancia de adoptar una estrategia económica más inclusiva y equitativa que fomente el desarrollo de todas las regiones, especialmente aquellas que se encuentran en desventaja.

Malas previsiones para el futuro

Las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no son nada halagüeñas. El crecimiento del PIB, tanto de los países que conforman la organización con sede en País como los del G20, se ha ralentizado de manera muy significativa. Una tendencia que se profundizará durante los próximos años. Dentro de las proyecciones de esta institución, España es de las que peor paradas sale, perdiendo 10 puestos en el ránking mundial de PIB per cápita hasta 2060. Este descenso provocará que diez economías adelanten a nuestro país en este indicador, como es el caso de HungríaTurquía o Grecia.

Te puede interesar: Calviño insiste en que España es la única economía en Europa con perspectivas positivas

En el caso de España, uno de los países que más va a ver decrecer su PIB per cápita en los próximos años, la falta de relevo generacional en el empleo es ya una cuestión endémica. Una población envejecida, con una importante caída en la natalidad, se suma a la próxima jubilación de la generación baby boom, lo que generará una importante perdida de población activa. Así, a mediados de este siglo el PIB per cápita de nuestro país se situará al nivel del de Rumanía.

Concretamente, España pasará del puesto 23 en el ránking de PIB per cápita mundial -en el que se encuentra en la actualidad- al 33 dentro de poco menos de medio siglo. Este descenso permitirá que otras economías adelanten a nuestro país en este indicador, como es el caso de Grecia, Lituania, Hungría, Turquía, Portugal, República Checa, Polonia, Eslovaquia, Estonia y Letonia. En el análisis, la OCDE señala que sólo cuatro países registrarán un crecimiento de su PIB per cápita inferior al de España en este periodo: Luxemburgo, Estados Unidos, Suiza y Noruega.