La AEMET pone fecha al nuevo cambio de tiempo: el invierno no ha acabado

La llegada de un frente atlántico desplazará las altas temperaturas a partir del jueves, con lluvias por todo el territorio nacional

Compartir
Compartir articulo
Varias personas se protegen de la lluvia. A 9 de febrero de 2024, en Sevilla. (Rocío Ruz / Europa Press)
Varias personas se protegen de la lluvia. A 9 de febrero de 2024, en Sevilla. (Rocío Ruz / Europa Press)

Parece que el inusual calor de febrero llega a su fin: después de unas semanas con un tiempo primaveral, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) informa de que, a partir del jueves, llegará un frente frío con lluvias, nieve y un descenso notable de las temperaturas. “Después de varias jornadas de tiempo anticiclónico, seco, estable, con vientos en general flojos y temperaturas muy por encima de lo normal para la época del año, se espera que la entrada de un frente frío a partir del jueves”, ha informado la agencia.

Ya el miércoles, el acercamiento de un frente atlántico desde el noroeste peninsular dejará cielos nubosos o cubiertos con nubes medias y altas en la mitad norte extendiéndose de oeste a este a lo largo del día. Galicia experimentará precipitaciones débiles en la segunda mitad del día. El resto de España puede esperar cielos nubosos.

Te puede interesar: Una “lengua” de polvo en suspensión de Canarias invadirá la Península y dejará lluvia de “sangre y barro” en varias provincias

No obstante, las temperaturas durante la jornada continuarán en valores elevados para la época del año en la mayor parte del país. En Comunidad Valenciana y el norte de Baleares tendrán una tendencia al alza, así como en el litoral cantábrico y Pirineos. En cambio, las mínimas descenderán en Canarias, el suroeste peninsular, el Levante y la zona del Ebro. Se esperan heladas débiles en Pirineos, Cantábrica oriental, sur de la Ibérica, sistema Central, sin descartarse localmente en la meseta Norte y nordeste de la Sur.

El día estará marcado también por los vientos alisios en Canarias, el Estrecho y el mar de Alborán, así como en Baleares. En el resto se espera un viento del oeste y suroeste, flojo en general, y más intenso en el Levante y en el extremo noroeste peninsular, llegando a intervalos fuerte y rachas muy fuertes en el norte de Galicia y noroeste de Asturias.

Un fin de semana de lluvias en España

El frente atlántico llegará a la Península y hará que las precipitaciones extiendan el jueves, con más intensidad y persistencia en el oeste de Galicia. Son poco probables en el extremo suroriental peninsular y Baleares. La cota de nieve empezará en torno a 1800-2000 m, para descender al final hasta los 800-1000 m en el tercio noroeste, con la entrada de la masa fría, que hará que las temperaturas desciendan. A excepción de la vertiente mediterránea, con mínimas que se alcanzarán al final del día en la mitad norte.

Las temperaturas máximas tienden a descender en la vertiente atlántica y área cantábrica occidental, y aumentar en la vertiente mediterránea. Las mínimas descienden en el cuadrante noroeste y Pirineos, y ascienden en la mitad sur, nordeste y Baleares. Se esperan heladas moderadas en Pirineos, así como viento intenso en el sudoeste de la Península y Baleares.

Te puede interesar: Enero bate el récord histórico de calor: “La única manera de detener el aumento de las temperaturas es reducir los gases de efecto invernadero”

Para el viernes, es probable que los restos del frente dejen precipitaciones en el este peninsular y Baleares, mientras los chubascos se extenderán desde el noroeste al resto de la Península, más débiles y dispersos cuanto más al sur y al este, y más intensos y persistentes en Galicia y área cantábrica. No se descarta la nieve en las montañas o en el noreste de Castilla y León, este de Galicia y oeste de Asturias. Las temperaturas máximas continuarán su descenso, de forma notable en el área cantábrica y mitad oriental peninsular. Por su parte, Canarias puede esperar un viernes nuboso, con lluvias débiles en el norte de las islas montañosas y en las más orientales.

La Aemet adelanta que es posible que las temperaturas se estabilicen a partir del sábado, pero continuarán los chubascos en la Península y en Baleares. Igualmente, el viento seguirá soplando del noroeste y el oeste, con intervalos fuertes y rachas muy fuertes en litorales y montañas de la Península.