El alquiler ‘razonable’, en peligro de extinción: el 65% de las rentas superan el precio máximo recomendado

Barcelona es la capital que exige la mayor tasa de esfuerzo a los inquilinos, requiere el 44% de sus ingresos

Compartir
Compartir articulo
Cartel de "Se alquila" en la ventana de una vivienda de Madrid. REUTERS/Susana Vera
Cartel de "Se alquila" en la ventana de una vivienda de Madrid. REUTERS/Susana Vera

La subida del alquiler a máximos históricos hace que el 65% de la oferta actual de pisos de dos habitaciones en renta tenga un precio que supera el umbral de lo razonable, lo que les convierte en inaccesible para las familias con ingresos medios que no puedan destinar a pagarlo más del 30% de su salario. Según datos de idealista, estas familias deberían pagar una renta máxima de 767 euros al mes por este tipo de viviendas, mientras que su precio actual se situaba en torno a los 899 euros, lo que supone 132 euros más.

Otro factor a destacar es que el reparto de los alquileres razonables no es homogéneo y su escasez es especialmente llamativa en los grandes mercados, con Palma y Málaga a la cabeza. En la capital balear y en la de la Costa del Sol solo un 6% de los pisos de dos habitaciones son económicamente aptos para una familia con ingresos medios.

Te puede interesar: Los caseros pueden subir a sus inquilinos un 5% el alquiler a pesar de estar topado al 3%

En Málaga, el precio razonable del alquiler se sitúa en 755 euros mensuales y el precio de mercado de un piso de dos dormitorios alcanza los 1.028 euros. Mientras que en Palma, el precio razonable ronda los 913 euros, pero el precio de mercado es de 1.419 euros.

En Alicante y Barcelona las diferencias entre lo recomendable y lo real también son considerables, con solo el 14% de los pisos con precios por debajo del límite razonable en ambos casos. Mientras que en Valencia el porcentaje se eleva hasta el 17%. El sexto puesto lo ocupa San Sebastián, donde los ingresos medios darían para alquilar el 22% de las viviendas y en el caso de Madrid, el 24% de los inmuebles.

Te puede interesar: ¿Inquilino o propietario?: hipotecas más baratas y alquileres caros hacen que comprar una vivienda sea la mejor opción en 2024

Con porcentajes por debajo del 50% están las ciudades de Bilbao (29%), Las Palmas de Gran Canaria (31%), Santa Cruz de Tenerife (34%), Vitoria (37%), Sevilla (40%), Salamanca (41%), Granada (42%), Cádiz (45%) y Segovia (49%).

En cuanto a las ciudades en las que los pisos en renta son más económicos destacan Zamora y Palencia, en las que el 97% de estos inmuebles son accesibles para una familia de ingresos medios. Les siguen Teruel (96%), Ciudad Real (94%), Soria (94%), Jaén (92%) y Cáceres (92%).

Bono de alquiler para jóvenes por 250 euros: requisitos para pedirlo en 2024.

Un 30% de los ingresos, lo ideal

Los analistas aconsejan que las familias no deben destinar más del 30% de sus ingresos al pago de una vivienda, ya sea a afrontar la hipoteca o el alquiler, pero los ingresos no son homogéneos en todas las capitales españolas, por lo que el límite del alquiler razonable varía entre unas y otras.

Idealista ha utilizado los datos de ingresos por hogar publicados por el Instituto Nacional de Estadística de cada capital de provincia para calcular cuál sería el máximo precio del alquiler que se podría pagar en cada una de ellas, lo que denomina alquiler razonable.

Así, la ciudad que tiene los alquileres razonables más elevados es San Sebastián, donde alcanzan los 1.092 euros mensuales de presupuesto razonable. Le siguen Madrid, con 1.075 euros al mes; Barcelona, con 1.011 euros, y Melilla, con 997 euros.

Por el contrario, las ciudades con los alquileres razonables más bajos son Zamora, con 723 euros al mes; Huelva, con 729 euros; Salamanca, con 742 euros, y Alicante, con 744 euros.

Un hombre pasa junto a carteles inmobiliarios que muestran viviendas en alquiler. REUTERS/Susana Vera
Un hombre pasa junto a carteles inmobiliarios que muestran viviendas en alquiler. REUTERS/Susana Vera

Precios de entre 1.600 y 500 euros

Los hogares españoles están compuestos por 2,4 personas de media, según datos del INE, por lo que un piso de dos dormitorios sería la mínima unidad en la que debería instalarse una familia. En este caso, los pisos que cumplen con esta característica tienen un precio actual de alquiler en Barcelona de 1.600 euros al mes, la siguen Palma, con 1.419 euros, y Madrid con 1.400 euros. En la parte inferior están Ciudad Real y Zamora, donde un piso de dos habitaciones tiene un coste actual de 500 euros mensuales de renta.

Teniendo en cuenta estas cifras, la diferencia entre el precio razonable y el precio de mercado se dispara en Barcelona, donde el alquiler de mercado es 589 euros más caro que el razonable. Por delante de Palma, donde esta diferencia es de 506 euros; Valencia, con 343 euros, y Madrid, en que la diferencia es de 325 euros.

En 40 capitales, el precio mediano de un piso de dos habitaciones es inferior al alquiler razonable. En Ciudad Real, el alquiler de mercado es 358 euros más barato que el razonable, seguida de Teruel, con 333 euros más económico, y Melilla, con 300 euros.

Barcelona y Palma requieren la mayor tasa de esfuerzo

Las ciudades en las que la diferencia entre el precio razonable y el de mercado es más elevada son las que también exigen un mayor esfuerzo a las familias que viven de alquiler. Así, Barcelona lidera la tasa de esfuerzo para alquilar una vivienda de dos dormitorios: las familias barcelonesas deben destinar el 44% de sus ingresos al pago de la renta, una tasa que supera el 30% fijado por los expertos.

Por encima de ese esfuerzo se sitúan también las ciudades de Palma, con un 43%; Valencia, con el 39%, y Málaga, con un 38%. Mientras que la menor tasa de esfuerzo se da en Ciudad Real, con el 16%, seguida por Teruel, con el 17%, y Palencia, con el 18%.