El clamor de la afición del Rayo por su estadio: “Nuestro equipo no es de Chamberí, ni de Pozuelo, es de Vallecas”

Los aficionados y vecinos hablan con ‘Infobae España’ sobre la polémica generada tras las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso y Raúl Martín Presa de cambiar de ubicación el estadio del Rayo Vallecano

Compartir
Compartir articulo
Aficionados y vecinos del Rayo Vallecano se pronuncian sobre la última polémica de trasladar el estadio de su ubicación actual.

“Estamos hablando con el Rayo Vallecano para buscar una nueva ubicación, porque cada vez es más insostenible que siga en Vallecas”, fueron las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista con el diario AS, que hicieron estallar la polémica. No la evitaron las declaraciones posteriores del presidente de la entidad, Raúl Martín Presa, quien afirmó que “hace varios años que el estadio quedó obsoleto”.

La reforma del estadio no es una opción porque “la entidad no tiene capacidad para financiar una reforma”, ya que, el Estadio de Vallecas, “no tiene hacia donde crecer”. Quieren un “nuevo estadio, propio y lo más cerca posible del actual”: “Si puede ser dos calles abajo mejor que seis, si puede ser seis mejor que ocho. Pero necesitamos un terreno, un terreno dotacional para el uso deportivo, que no son 100 metros cuadrados lógicamente”.

Lo cierto es que estas declaraciones no gustaron en absoluto a sus aficionados, que no apoyan esta decisión. “El Rayo es de Vallecas, no es de Chamberí, ni de Pozuelo, es de Vallecas”, sentencia Manuel para Infobae España, socio del club desde los 11 años. “Conmigo que no cuenten si se van a otro sitio, y no soy el único que lo dice”, declara el aficionado.

Mural frente al Estadio de Vallecas, con el mensaje: "Era un día cualquiera, su padre le llevó a verte a la Albufera" (Helena Margarit/Infobae España)
Mural frente al Estadio de Vallecas, con el mensaje: "Era un día cualquiera, su padre le llevó a verte a la Albufera" (Helena Margarit/Infobae España)

El Rayo es de Vallecas

“Llevamos viendo al Rayo desde Segunda B. Hemos visto cómo ha ido creciendo un barrio aquí en Vallecas, que es un barrio de gente humilde. La gran mayoría de aficionados y abonados del Rayo son de aquí, de Vallecas, y ninguno estaríamos contentos con que nos movieran”, asegura Álex, quien heredó la vivienda de su abuela, con vistas ‘VIP’ al estadio desde la ventana de su habitación. “Yo tengo todos los fines de semana a amigos míos viendo el equipo, este fin de semana que es con el Madrid, a lo mejor tengo aquí a diez colegas”, asegura, afirmando que “para qué hacerse socio” si lo tienen “desde la ventana”.

“Es un elemento muy importante en la cultura vallecana y debe permanecer ahí, no hay que olvidar que ayuda y genera un beneficio económico a los empresarios de la zona, los negocios locales, ...”, reflexiona Alejandro Fraguas, quien además resalta que no hay que olvidar que “este campo no es solo del Rayo Vallecano, también se realizan otros eventos como la San Silvestre Vallecana, han actuado artistas de renombre como Bob Dylan, Metallica o Queen”. “Si finalmente lo cambian de ubicación, seguramente no sea abonado”, concluye, aunque si “se mantiene en Vallecas, en una zona céntrica y se fomenta esa cultura deportiva que hay alrededor, ese evento donde te puedes reunir con amigos y que sea accesible para todo el mundo, sí seguiría”.

‘Presa, vete ya’

Pintada pidiendo la dimisión del presidente, Raúl Martín Presa, en las paredes del estadio (Helena Margarit/Infobae España)
Pintada pidiendo la dimisión del presidente, Raúl Martín Presa, en las paredes del estadio (Helena Margarit/Infobae España)

Todos los hinchas del Rayo parecen de acuerdo en una cosa, y es en la dimisión de Martín Presa. “De este presidente me fío bastante poco”, señala un aficionado. “Me puedo cagar en su puta madre tranquilamente”, dice otro. “Yo soy de que el presidente se vaya cuanto antes del Rayo, hay un cántico que hacemos ‘Presa, vete ya’, y es lo que tiene que hacer”, subraya otro.

Fue el presidente del club el que apuntó que el estadio se había quedado obsoleto, sin embargo, hay quienes aseguran que “está obsoleto porque ni la Comunidad de Madrid ni el señor Martín Presa ha dedicado los recursos suficientes para mantenerlo”. “Hasta hace prácticamente nada el estadio no había sufrido ninguna reforma y fue el año pasado cuando se decidió arreglar los baños que se inundaban cada dos por tres y mejorar ligeramente las instalaciones, que más que una mejora es un lavado de cara. Pero este deterioro viene ocasionado por su abandono”, asegura Alejandro Fraguas. Ante los intentos de este medio de tratar de contactar con el presidente, Raúl Martín Presa, la respuesta ha sido negativa.

Un equipo de barrio

“El Rayo, ¿para qué necesita un campo de 30.000 espectadores si con 15.000 ya va servido? ¿Qué quieren? Quieren hacer más grande el club y me río yo también de eso. Especulación y dinero”, afirmaba Manuel. La afición tiene clara las posibilidades del Rayo y son conscientes de que “el Rayo es un club de Primera División, pero también es un club de Segunda”. “Tenemos un presupuesto muy limitado y que sube y baja, que de repente no vamos a ser el Real Madrid y jugar la Champions todos los años”, relató Alejandro Fraguas. Lo mismo que corroboró Manuel, quien fue claro en su respuesta: “No queremos competir con el Real Madrid o el Barcelona. Sí, queremos ser el Rayo, pero el Rayo Vallecano. O, mejor dicho, la agrupación deportiva. Eso es lo que queremos ser. No queremos competir con nadie. No queremos ser grandes, queremos ser el equipo de nuestro barrio. Ya está. No es difícil de entender. No queremos ser el Madrid, ni el Barcelona, ni el Atleti. Queremos ser el puto Rayo”.

¿Fruto de la especulación?

En 2007, el Ayuntamiento de Madrid tanteó la posibilidad de establecer nuevos planes urbanísticos en la actual ubicación del estadio. El proyecto Torre del Sur, elaborado por el Estudio de Arquitectura Lamela, estudiaba edificar un rascacielos de 33 plantas en este punto. Un edificio que reuniría viviendas, oficinas, un área comercial e incluso una zona cultural. Sin embargo, diversos factores hicieron abandonar estos planes en una fase de estudio muy temprana. “Llevan años tratándolo de hacer, dar un pelotazo aquí. ¿Cuántos terrenos hay en Madrid como este? Ninguno. ¿Algún centro comercial? ¿Aparcamiento subterráneo? Cosas de esas”, revela Manuel. “Quieren especular. Es lo normal. Estamos en un país que especula todo el mundo. Llevan ya tratando de hacerlo muchos años, o sea que no es nuevo”, añade.

Todos coinciden en lo mismo, y es que “durante todos estos años no ha habido un interés detrás del campo, no se ha destinado la inversión necesaria para mejorarlo, y ahora, de la noche a la mañana, la solución es derruirlo”.

“En ningún momento se ha indicado qué va a pasar con esos terrenos. Estaría bien saberlo antes de tomar una decisión, si va a ser algo para uso y disfrute de los vecinos, o ¿es que X políticos va a vender esos terrenos para calificarlos, para que se construyan una serie de edificios residenciales y ellos se lleven un retorno económico detrás?”, asegura Alejandro Fraguas, quien lamenta que “cada vez más se está dejando de apostar porque los barrios y el centro de las ciudades tengan una oferta atractiva para los vecinos”. “Cada vez más estamos pensando en esa gentrificación que esté pensada para el turista y para el retorno económico, en lugar de apostar por una cultura o una identidad propia”, sentencia.

Pintada en contra de la subida de precios en las paredes del estadio (Helena Margarit/Infobae España)
Pintada en contra de la subida de precios en las paredes del estadio (Helena Margarit/Infobae España)

A favor del cambio, “como el Atlético de Madrid”

No obstante, pese a que la mayor parte de los aficionados están en contra de este cambio, Infobae España también ha conocido la opinión de aquellos que apuestan por una mejora y ampliación del estadio. “Yo lo veo bien que cambien el estadio, si lo llevan encima a la zona del Ensanche de Vallecas le daría vida al barrio”, afirma Antonio.

“Al final, la gente se acostumbra a las reformas y a los cambios, lo mismo que cambió el Atleti de un sitio a otro”, asegura Francisco, quien se dirigía a comprar entradas para el partido de este domingo ante el Real Madrid, “quiero invitar a mi nieto, que no ha ido nunca al fútbol y es del Real Madrid. Yo soy del Rayo. Vamos a pelearnos el nieto y yo”. Sin embargo, los aficionados no creen comparable la situación del Atlético de Madrid y su abandono del Vicente Calderón, con la del Rayo Vallecano. “¿El Atleti de qué barrio es? ¿Acaso es el Atlético Carabanchel? No, es el Atlético de Madrid. Da igual dónde lo pongan, al Real Madrid es de Madrid, pero el Rayo Vallecano es de Vallecas. Su propio nombre lo dice Rayo Vallecano. Lo de Madrid se le añadió la pordiosera esta que tenemos en la comunidad”, afirma Manuel.

“Está en Vallecas de toda la vida y lo suyo sería encontrar un espacio próximo. Hacer un campo más grande dentro de o próximo a Vallecas o donde tienen la Ciudad Deportiva ahí en Santa Eugenia, pues no estaría mal”, concluyó Francisco.