El precio de las habitaciones en pisos compartidos pisa el freno: sube un 5% en 2023 frente al 20% de un año antes

El coste medio es de 400 euros, que se dispara hasta los 530 euros en Barcelona y los 480 de Madrid

Compartir
Compartir articulo
Carteles de 'Se alquila' pegados en un portal en Madrid.
Eduardo Parra / Europa Press.
Carteles de 'Se alquila' pegados en un portal en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press.

Los precios de las habitaciones en pisos compartidos experimentaron el año pasado una desaceleración que pocos esperaban, subieron un 5% frente al incremento del 20,8% que experimentaron en 2022. Tras esta escalada el coste medio de la habitación en España es de 400 euros al mes.

La causa que ha contribuido a la ralentización en la subida de los precios radica en que muchos propietarios optaron por alquilar sus viviendas por habitaciones en vez de hacerlo como pisos completos para incrementar las rentas, lo que aumentó la oferta un 42% el último año, según recoge un informe publicado por idealista, y a mayor oferta menores precios.

Te puede interesar: Los que comparten piso se hacen mayores: el perfil más común es el de una mujer de 34 años

“En estos momentos hay una mayor oferta de habitaciones disponibles frente a hace un año en todas las capitales de provincia, excepto en 5 de ellas”, señala el informe. Se trata de Bilbao, en que ha caído un 9%, Palencia, con una merma del 8%; Huesca, con un 7%, y Palma, donde la oferta cayó un 4%. Mientras que en Las Palmas de Gran Catarina se mantuvo en el mismo nivel.

Al contrario ocurrió en otras ciudades, en que la oferta de estas habitaciones se disparó más del 300%. Un ejemplo fue Castellón de la Plana donde alcanzó el 377%, seguida por Albacete, con un 231%, y Lleida, con el 161%. Unos mercados en los que “la oferta de este tipo de habitaciones es tradicionalmente baja, por lo que cualquier alteración genera porcentajes muy elevados”, recoge el estudio.

Te puede interesar: La odisea de alquilar una habitación en Madrid o Barcelona: cuesta más del doble que arrendar un piso entero en ciudades no tensionadas

En cuanto a los mercados más dinámicos, la mayor subida de oferta disponible se dio el año pasado en Alicante, donde el stock de habitaciones fue un 86% más elevado que hace un año. Le siguieron Valencia, con un 81%, Sevilla, con el 51%, y San Sebastián, con el 42%. Por debajo de la media nacional se colocan Barcelona (33%), Málaga (28%) y Madrid (27%).

En tres ciudades baja el precio

Los precios de las habitaciones subieron en gran parte de las capitales de provincias y solo se redujeron en San Sebastián, que lo hicieron un 6%, en Segovia, donde bajaron un 4%, y Zaragoza, con una caída del 1%. Mientras que la mayor subida se registró en Badajoz, con un ascenso del 45%, seguida por Albacete (25%) y A Coruña (23%).

Mientras que entre los grandes mercados la mayor remontada se dio en Palma, con un 11%; por delante de Barcelona, con una subida del 10%, de Madrid, con un 9%, y de Valencia, Bilbao y Málaga, las tres con ascensos del 5% de los precios.

Bono de alquiler para jóvenes por 250 euros: requisitos para pedirlo en 2024.

Barcelona, la capital más cara

El año pasado Barcelona fue la ciudad en la que más caro se pagó alquilar una habitación, alcanzó los 530 euros mensuales de media, seguida por Madrid, donde costó 480 euros, y Palma con 445 euros. Al contrario de los que sucedió en Palencia y Zamora, que son las ciudades más económicas para alquilar una habitación: ambas compartieron un precio medio de 200 euros mensuales. Ciudad Real, con 215 euros, ocupa la tercera posición, seguida por Jaén y Cáceres con 225 euros.

La escalada en la oferta de habitaciones ha ido acompañada de un incremento de la demanda, pero en menor medida, lo que ha facilitado la ralentización de los precios. El número de personas interesadas en cada habitación ha crecido en 35 capitales. La mayor subida se ha dado en Zamora, donde se han incrementado un 270%, seguida por Ourense, con un 152%, y Ávila, con el 119%.

Respecto a los grandes mercados, donde creció con más fuerza la demanda fue en Palma, un 63%, mientras que el aumento ha sido más moderado en Málaga (11%), Madrid (9%) y San Sebastián (2%). La mayor caída de la demanda se produjo en Castellón de la Plana, con el 69%, seguida de Albacete, con un descenso del 34%, y Almería, con el 33%.

Madrid lidera las ofertas

La ciudad con más oferta de habitaciones en pisos compartidos es Madrid, que abarca el 25% del total del país, seguida por Barcelona (12%) y Valencia (9%). Mientras que la suma de las 30 capitales de provincia en las que menos habitaciones hay sólo supone el 14% del total del parque disponible.