Una española que es profesora en Francia cuenta la experiencia de una de sus clases más difíciles

Una profesora explica lo difícil que ha sido dar clase para un grupo de estudiantes franceses y pide consejos para hacer la tarea más sencilla

Compartir
Compartir articulo
Profesora escribe en una pizarra (Pexels)
Profesora escribe en una pizarra (Pexels)

Ser profesor no es tarea fácil. Se eduque donde se eduque lo más importante siempre son los niños, y hay casos en los que también da igual el idioma en el que se enseñe. La tarea del profesor es complicada porque está basada en conseguir que los alumnos aprendan una serie de conocimientos. Y muchas veces hasta a los profesores se les resiste la clase más difícil.

Esto es lo que le ha ocurrido a la usuaria de TikTok Anabel (@anabelnageropedro), profesora de español en Francia para estudiantes de secundaria. En un vídeo de tres minutos, ha expuesto lo difícil que había sido dar clase después de que le costara mantener el orden con un grupo de alumnos, y preguntaba por consejos para hacer la tarea más sencilla.

Te puede interesar: Un peruano en España compara nuestra sanidad pública con la de su país y enumera sus ventajas: “Todo es gratis”

“Acabo de salir de una clase. En general es la muerte para todos los profesores, vale. Pero hoy estaba... Lo voy a soltar porque lo necesito soltar”, comienza narrando en el vídeo. Según cuenta, le tocaba dar una clase después del recreo y explica que como sabe que esta clase es “nerviosita”, proponer estar dos minutitos en silencio para que los estudiantes se relajen y estén tranquilos, ya que habían “llegado tirando todas las cosas, gritando” y no le dejaban “ni empezar a hablar”.

La profesora quería terminar de dar el temario para un examen de español que los alumnos de este colegio francés tenían próximamente, pero ha remarcado que “no han tardado ni un minuto en volver a relevarse”. Ahí cuando un estudiante “ha tirado de la silla a otra” y posteriormente ha tenido que ponerle “una amonestación”, mientras otra alumna “comía pipas en clase” y varios se levantaban y otras gritaban.

Tras lo ocurrido, la profesora ha dado un ultimátum: el contenido que no le diera tiempo a explicar entraría de todas formas en el examen. Pero ni aún así los alumnos han reaccionado: “por aquí le ha entrado, por aquí le ha salido”, ha reflejado la profesora. Como, según cuenta, los alumnos no paraban ha explicado que ha tenido que parar la clase para decir que esto no podía continuar así, y que como su actitud continuara así y aprovechando que tenían también clase del día siguiente, les iba a hacer “perder un punto de la nota”. Pese a estas advertencias, la docente asegura que “no les ha importado una mierda”.

Pero esto no acaba ahí. Al finalizar la clase, cuenta que sus alumnos la habían “engañado” para salir antes de la clase: “Me han dicho que había sonado el timbre cuando no había sonado. Han salido antes de mi clase y encima me han reñido porque han salido gritando por los pasillos”.

“Así que esas son las algunas de las clases cuando trabajas en secundaria. Si tenéis algunos consejitos para trabajar la disciplina, por favor, soy toda oídos”, ha finalizado.

Reacción de las redes

En los comentarios de la publicación, y respondiendo a la petición de la profesora, otros usuarios de la plataforma han aprovechando para darle consejos sobre cómo afrontar las clases: “Que expliquen cada uno de ellos algún contenido y tu le pones nota. Se pondrán en tu papel. A ver como lo gestionan”, ha sugerido una.

“Yo cambiaba el rumbo de la clase, mañana llevaría algo diferente, el examen por ejemplo”, respondía otra, sugiriendo un examen sorpresa. Otro usuaria, en cambio, empatizaba con la docente: “yo aún estoy en proceso de entender el equilibrio entre buen rollo y disciplina porque es complicadísimo”.